lunes, 7 de diciembre de 2015

TODO POR LA PASTA

 Esta fue la broma más sonada emitida por televisión. El 1 de abril (April´s Fools) día de las inocentadas en Inglaterra, la BBC emitió un falso documental en el que mostraba a los habitantes de Ticino (Norte de Italia) trabajando en su cosecha de espaguetis. Muchos espectadores quedaron convencidos de que existía un árbol que producía espaguetis, incluso cuando recomendaron que colocaran un puñado de espaguetis en una lata de tomate y esperaran a tener uno de esos árboles en casa.

Esto me ha recordado a la célebre Patata de Loveland (Colorado) de 1894; la primera fotografía trucada de la historia. El señor Swann presumía que en sus plantaciones se sembraban las más grandes patatas del mundo. Para publicitar su negocio se hizo esta fotografía. La patata gigante parecía real, se consiguió el efecto artesanalmente, recortando y pegando y se tomó en 1894, un siglo antes de que los retoques fotográficos como el Photoshop existiesen.

PASTAFARISMO.

 Volviendo a la pasta: ésta tiene su religión, el Pastafarismo. En el Año de Gracia del 2005 el físico de Oregon Bob Henderson, cansado de la polémica sobre la enseñanza de las teorías evolutivas en las escuelas, decidió crear una nueva religión: el Pastafarismo, exigiendo para este credo el mismo trato en las aulas que las teorías bíblicas sobre la Creación. Según esta doctrina destinada a parodiar los argumentos de las religiones convencionales el universo fue creado por el Monstruo Espagueti Volador (MEV) Su día festivo es el viernes y hay un cielo con volcanes que derraman cerveza y salones con strippers. En cambio en su infierno los volcanes son de cerveza caliente y las strippers más feas que un pecado (nunca mejor dicho). Su oración: Oh, tallarines que estáis en los cielos. Santificada sea tu harina. Danos hoy tus albóndigas y perdona nuestras gulas. Ramén.
Lo que empezó como una broma se ha convertido en un auténtico fenómeno en internet donde sus seguidores o pastafaristas han llegado a publicar supuestos avistamientos del MEV como este, localizado en la antigua Unión Soviética.

Sus seguidores llevan un colador de pasta en la cabeza, uno de ellos, la pastafarista  Lindsay Miller de Massachusetts, vio reconocido su derecho de aparecer con él en la foto de su carnet de conducir alegando que las leyes del Estado permiten cubrir la cabeza en las imágenes oficiales por motivos religiosos.


¿Recuerdan mis tallarines para The Wind from Nowhere de J.G. Ballard? Pues los he vuelto a usar para otro clásico de la ciencia ficción: El Día de los Trífidos.

…Y LA RECETA. Por supuesto no podía dejar pasar una entrada sobre la pasta sin publicar una de mis recetas preferidas, y además facilísima de preparar:
ESPAGUETIS A LA AMATRICIANA
 En una sartén con aceite dorar cebolla hasta que se ablande. Añadir 4 lonchas de panceta ahumada cortada en dados pequeños. Remover y agregar tomate rallado o 1 tomate de lata entero y pelado. Añadir 1 cucharada de pimentón picante. Sazonar con sal (poca, la panceta tiene un sabor intenso) y cocer todo unos 15 minutos.
Cocer los espaguetis en agua salada, escurrir y servirlos con la salsa. Esta es una de las recetas a las que mejor le sienta el parmesano rallado.
Y me despido al estilo Mr.Lombreeze, propongo cocinar pasta con fondo operístico, como hacía la família Corleone. La gazza lladra (La urraca ladrona) de Rossini es un tema muy apropopiado. Pero antes, una chorradilla:
LA URRACA LADRONA

Me encantan las urracas con su lustroso plumaje negro y blanco. Las llaman los pájaros ladronzuelos. Hay una que entra a veces sigilosa en mi casa, como un intruso entre las sombras, y se lleva algún objeto como trofeo.
Pero últimamente ese pajarraco está yendo demasiado lejos. Al principio se llevaba objetos brillantes como botones de metal, espejitos de mano, abrelatas y cosas así, pero estas últimas semanas se ha llevado mi móvil, mi cartera, mi televisión de plasma y… ¡ayer se llevó a mi novia Tippi! Qué cosas tenía mi Tippi… le gustaba hacer el amor a cuatro patas para que yo la penetrara a lo perrito mientras jugaba al Candy Crush.
Es un día caluroso, he dejado los postigos abiertos y oigo un aleteo que se acerca. Es la urraca. Viene a por mí, seguro, en casa no hay nada más que pueda llevarse.

Ya está aquí. Su voz es un matraqueo áspero: tcha-tcha-tcha-tcha-tcha.

41 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Graciosa la broma.
Y me pareció interesante, aunque sea una parodia, el pastafarismo. Tiene un cielo que si vale el esfuerzo de portarse bien, volcanes con cerveza, que seguro que nunca cae mal, y bellas strippers, tal vez algunas famosas. Me gusta la idea.

La tapa manipulada sería El día de los trifideos.

Saludos.

Clementine dijo...

Me he leído esta entrada con una sonrisa continua, de principio a fin... ¿De dónde sacas estas cosas tan curiosas y originales que nos cuentas, Miquel?
Me encantan tus dibujillos. Y la chorradilla está muy bien.
¿Te acuerdas de Las urracas parlanchinas? :)
Besos, Borgo, y muy feliz semana.

Ana Bohemia dijo...

Seguro que hubo gente que metió un puñado de espaguetis en la lata de tomate y esperó a que crecieran. Ya conocía esta curiosa broma por el blog de mi hermana, a ella le encantan todas esas cosas extraordinarias y raras que pasan y no creerías que pasan.
Yo no podría pertenecer al Pastafarismo, no soy muy amante de la pasta, creo que le cogí manía de niña, siempre los preparaban muy mal, algo baboso e incomestible que al enfriarse me daba mucho asquillo, ero a lo mejor con tu receta me reconciliaría con este producto, jeje, no sé...
Esa urraca tendrá su nido manga por hombro, con todo lo que se lleva.
Genial entrada
:D

karin rosenkranz dijo...

Me has sacado una carcajada. Entre el documental, los espaguetis y la hurraca ladrona,
En casa los dias domingo son ideales para comer espagueti.
Delicioso post.
Saludos

Josep dijo...

Me encanta Rossini, Borgo: mil veces escuchada, ya que estaba a tiro, 1.001

Tú lo que esperas es que la gazza te lleve donde dejó a Tippi. Esperemos que no la canjeara por un despertador de cuerda, roto, brillante.

Lo de la BBC no deja de sorprenderme: está claro que sabían que lograrían un trágala y no apostataría por el número de bobos con una lata de tomate en medio del jardín... XDD

La receta tuya es como la mía: buenísima; yo, en vez de presentar la salsa, mezclo en la propia sartén los espaguetis con la salsa, un buen meneo y a la mesa, con el rallado en un cuenco, eso sí, porque, fíjate, ¡hay gentes a las que no les gusta el queso!.

Un abrazo.

p.d.: siguiendo el hilo de Rossini, un día explicas los caneloni, que eso lo tengo pendiente.... :-)'''

miquel zueras dijo...

Hola, Demiurgo! La verdad es que el cielo pastafarista pinta algo mejor que el tópico de los angelitos tocando el arpa sobre una nube. Además, habrá pasta y ñoquis en abundancia, se supone.
¡El Día de los Triffideos!!! Qué bueno. No se me había ocurrido.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Clementine! Eso de la sonrisa es el mejor cumplido que me pueden hacer. Me gusta que encuentren divertidas mis entradas.
Claro que recuerdo las urracas. Tico y Tuco en el doblaje latino. Eran muy gamberras, Paul Terry, el director de los estudios Terrytoons decía que eran sus personajes preferidos y más locos.
Besos y muy feliz finde!
Borgo.

David dijo...

Pues después de acabar de cenar ahora mismo unos espaguetis con atún puedo venir a comentar la entrada.
Lo de la broma de la BBC tiene coña.
Menudo relato. Empieza con la urraca, por medio posturas y termina como termina...
La foto de esas tres chicas que se han dejado los cubiertos en casa es casi terrorífica. Tiene un punto gore.
Un saludito.

miquel zueras dijo...

Hola, Ana! Ahora puede parecer increible la cantidad de gente que picó. Quizás se explica porque los espaguetis aún no eran muy conocidos en Inglaterra. Mi tia Montse que fue a vivir a Londres por aquella época me contó que servían los espaguetis sobre tostadas con salsa de tomate (puajjj) Te aconsejo que pruebes esa plato a la amatriciana, la típica receta romana para los espaguetis. A mí me gusta con bastante pimentón picante.
Más que ladrona, esa es una urraca saqueadora.
Saludos y muchas gracias!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Karin y gracias! Creo que cualquier día son buenos para comer unos espaguetis. A mí me gustan mucho con almejas, tomate y un poco de albahaca fresca, le da un toque muy bueno a todo lo que lleva tomate.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Josep! Como buen amante del cine ya habrás pillado lo del nombre de Tippi para una mujer asediada por un pájaro.
Rossini era un genio musical y excelente cocinero. Parece que en su receta original los canelones Rossini no eran tales sino un tipo de macarrones muy anchos que él rellenaba con trufa (las llamaba las Mozart de las setas) y foie. La bechamel la mezclaba con la grasa de saltear la carne picada y después los gratinaba con parmesano y más trufa rallada.
También creo que es mejor mezclar los espaguetis con la salsa en la sartén y no servirlos con la salsa aparte. Con los amatriciana recomiendo tapar un minuto antes de servir la sartén para que se impregnen del aroma del pimentón.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, David? Hombre, hace tiempo que no me hago unos espaguetis con atún, a mí me gustan con tomate, pimientos rojos y alcaparras.
Sí que tiene un algo inquietante esa foto de las chicas en plena hazaña de comer pasta sin manos. Una cosa está clara: el look a lo Sofia Loren se llevaba mucho por entonces.
Saludos!
Borgo.

Edu Wallace dijo...

Estas noticias me ofrecen la dicotomía entre la lástima y la comedia. La comedia, porque es para partirse y la lástima porque hay personas que dan fe que un árbol da espaguetis. Y me gustaría pensar que es un caso aislado de otra época más inocente y más ignorante pero gracias a las redes sociales me doy cuenta, que muchos bulos son apoyados por nuestros coetáneos menos inocentes e igual de ignorantes.

Aún recuerdo la foto de Spielberg con el Triceratops. Sentí lástima por aquellos que dijeron que no iban a ver sus películas porque había matado un animal indefenso. En fin, un abrazo Borgo!

Éowyn dijo...

Buena la broma! Aunque por un lado me hace gracia y por otro algo de penilla. Ver a la gente probando para ver si ese árbol da los espaguetis. La verdad es que a veces nos tragamos las coas que vemos, sin saber si son falsas o ciertas. O lo mismo soy yo a la que se la cuelan casi siempre, jaja.

Un abrazo!

miquel zueras dijo...

Hola, Edu! Puede que por entonces (1957) el público fuese más ingenuo. El realizador de ese falso documental, Jerry Voight, respondió a algunas de las llamadas que colapsaron la centralita de la BBC. A Voight se le ocurrió lo de recomendar a los espectadores que plantasen espaguetis en botes de salsa de tomate y alucinó al comprobar que la mayoría se lo creían.
Esta es buena... ¿En serio se tragaron algunos que Spielberg había cazado un triceratops? Los hay benditos.
Abrazos, Edu!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Éowyn! Igual todavía hay gente que sigue regando sus espaguetis a ver si sale un árbol. Yo soy un poco iluso también. Mi abuelo me decía que era un "passarell" (pardillo, en catalán) "Te dicen que los elefantes vuelan y miras para arriba", me decía. Me temo que no he cambiado gran cosa.
Abrazos!
Borgo.

Conde de Salisbury dijo...

Un post genial. Al ver el título pensé que se podía tratar de una concejalía de urbanismo en cualquier ayuntamiento español. Lo del documental de la BBC y la religión pastafari son, simplemente, geniales. Una cosa me inquieta de lo de la urraca ¿para ellas lo de la moda los piercings habrá sido como meter a un ludópata en un casino de las Vegas?

Juan Esteban Bassagaisteguy dijo...

Bueno, hay gente para todo, ja: desconocía esto del pastafarismo, Borgo, sos una fuente continua de datos extravagantes y que, porlo menos a mí, me hacen sonreír.
Delirante microcuento, que también me hizo sonreír. Y magníficas las ilustraciones, como siempre.
¡Saludos!

miquel zueras dijo...

Hola, Conde! Me alegra que te haya gustado, de verdad, aunque no trate el post de los escandalosos casos de corrupción a los que nos vamos -qué remedio- acostumbrando.
Tiemblo sólo de pensar lo que puede hacer una urraca en casa de alguien con piercings... más temible que el cuervo de Poe que se limitaba a decir aquello de "Nunca más".
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Juan Esteban! Pues el Pastafarismo está ganando cada vez más adeptos. Igual un día me llaman al timbre de casa para ofrecerme su Atalaya particular, quizás una publicación llamada "Al dente".
Muchas gracias, sabes que me encantan tus visitas.
Saludos!
Borgo.

abril en paris dijo...

De ironía a ironía, amigo. Todo por la pasta (jaja)

¡Vaya entrada te ha salido!..Esa foto de las chicas, tremenda..ya sólo verla me atraganto.

Saludos y buen provecho.

P.d. Acabo de comer unos ravioli que no estaban nada mal.

Shilmulo dijo...

Me encanta la pasta y este articulo dedicado a ella me ha fascinado, especialmente la broma de la BBC, es increible la credulidad del ser humano.

Saluti.

Belknap dijo...

Mr. Borgo, esto del pastafarismo es muuuuy divertido, hace poco lei sobre esta chica y su foto, pero nadie explicaba nada; muy buena la broma y muy buena su receta para ponerla en practica. Cordiales saludos.

miquel zueras dijo...

Hola, Abril! Sí, como decía David es una foto muy gore. Ya es bastante difícil comer sin manos un auténtico plato italiano de pasta pues suelen servir los espaguetis de mayor longitud que nosotros y hay serio peligro de atrargantarse.
¿Cómo eran tus raviolis? Me gustan mucho los panzerotti, una pasta rellena de espinacas y queso en forma triangular. Se encuentran en locales de pasta artesana.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Shilmulo? Ahora seguramente ese programa no tendría el mismo impacto. Supongo que ya nos hemos habituado a ver cosas bastante increibles en TV, los Reality, por ejemplo, que cada vez son más difíciles de tomar en serio.
Saluti!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Mr. Belknap! La chica es la de la foto. Me gustaría ver la cara de los policías de tráfico cuando miran su carnet de conducir. Por cierto que en Buenos Aires comía una pasta suculenta en el restaurante Prosciutto, en el barrio de Montserrat.
Saludos pastafaris.
Borgo.

PEPE CAHIERS dijo...

En eso de los falsos documentales yo he caído también y me he creído alguno, cada vez menos, porque ya uno no se fía, pero uno que hablaba sobre que García Lorca había sobrevivido y que vivía con unas monjitas me lo creí en su momento. Aunque no se si los falsos documentales son exactamente concebidos como bromas o tienen otra intención. Lo de adorar la pasta está bien, es una respuesta más que coherente en un país como EEUU en que aún se piensa en el creacionismo.

Saludos

Cristina dijo...

Hola Miquel! Si me he podido reir con la foto de la chica con el escurridor en la cabeza, Eso será de mentira no? es que soy bastante ingenua y me lo creo todo :(

La foto con el hombre que quería promocionar sus patatas me ha parecido genial, era todo un visionario, y además super conseguido el montaje jajajaja

El relato genial, me imagino al pobre hombre haciendo el amor a cuatro patas, y la novia con el Candy Crush jajajjaja, que depresión!!

Seguro que yo adoptaba a la urraca..! con lo animalera que soy!

La receta buenísima, y muy fácil, a probarla se ha dicho.

Qué pases un buen finde Miquel !







miquel zueras dijo...

Hola, Cahiers! Yo también soy bastante panfilo con esos falsos documentales. El famoso "Mockumentury" sobre el 23-F de Jordi Évole me lo tragué hasta casi el final.
El Pastafarismo fue una reacción a la difusión del llamado "Diseño inteligente" de la época Bush. En cualquier caso, un culto divertido. Yo tengo un peluche del Monstruo Espagueti Volador que me trajo un amigo de los USA.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Cristina! No, qué va, esa foto es real. La chica dijo que si admitían fotos carnet con turbantes o velos ella tenía derecho a salir en su permiso de conducir con el colador en la cabeza, la justicia de Massachusetts le dio la razón.
Lo de la patata es un montaje que tenía su merito para la época. Muy artesanal pero parecía auténtico; la primera fotografia viral falsa de la historia.
Quizás alguna pareja se apunte lo del Candy Crush, quién sabe... las urracas son las aves más inteligentes, dicen que son las únicas que se reconocen en los espejos, algo que sólo se había comprobado en los primates.
Ya verás que buena está la pasta a la amatriciana. En Roma me la sirvieron con una tapa en la cazuela para que se impregnara bien del perfume del pimentón que le da un sabor muy bueno.
Besos y muy buen finde!
Borgo.

DULCINEA DEL ATLANTICO dijo...

Miquel, una entrada muy apetitosa, está muy bien la inocentada del árbol donde nacen los espaguetis ,jjjj . El de la patata gigante es muy bueno, para ser de aquella época, ya discurrían como engañar al consumidor. Gracias por la receta, tomo nota, tiene buena pinta.
Besos Miquel y buena semana.
Puri

Nury ruri dijo...

Pero es verdad eso del pastafarismo? Ja, ja... siempre cuentas cosas alucinantes.
La receta promete.
Un saludo.

Alfred Comerma Prat dijo...

Interesante, muy interesante. Como consumidor acérrimo de pasta, en sus múltiples variedades, te doy las gracias por la presentación y las recetas, lo de la religión no te lo compro, no me interesan ninguna de ellas. :D
Saludos.

Chechu Rebota dijo...

Me encantan estas entradas tuyas, si ese falso documental y el anuncio de la patata se hubieran hecho hoy en día, se les habría echado encima una muchedumbre furibunda por haberles tomado el pelo, y es que parece que ya no hay humor para este tipo de bromas.
Por otro lado, creo que voy a unirme al pastafarismo, el colador en la cabeza me quedaría fetén.
La urraca de la historia me da miedo.
Y, por supuesto, me apunto la receta.

Licantropunk dijo...

¡Viva la pasta! Uff, qué mal me ha quedado eso...
Saludos.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Dulcinea? Lo bueno es que la foto de la patata no se la creyó nadie en 1894 -ya sabían lo que era la publicidad- en cambio lo de los árboles que dan espaguetis se lo tragaron muchos espectadores de 1957. Quizá la televisión tiene más credibilidad.
Que te aproveche la receta, a mí me gusta cargadita de pimentón y añadir medio vaso de vino blanco mientras cuece la salsa.
Feliz finde con retraso! He estado fuera con mi familia de L´Escala.
Besos, Puri.
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Nury!
Pues sí que existe (aunque no se la crea nadie) Pastafarismo viene de "Pasta" y "Rastafarismo", el movimiento espiritual jamaicano, y tienen su sede en Oregón aunque se trata de una religión paródica.
En Roma probé la pasta a la amatriciana, el camarero sirve el plato y lo deja un minuto tapado para que se impregne bien del aroma del pimentón o prapica, como allí lo llaman.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Alfred y muy bienvenido a Borgo.
Yo también soy un gran amante de la pasta, trabajé como ayudante de cocina con un chef siciliano que preparaba unos maravillosos macarrones con sardinas, algún día pondré la receta.
No te preocupes, no creo que los pastafaristas se pasen por tu domicilio para venderte la moto, ellos son muy serios...
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Chechu! Sí que parece que al espectador actual no le sientan bien ese tipo de bromas "Mockumentarys" como aquel ficticio 23-F de Évole, hubo gente que pedía su dimisión por engañar (?) a la audiencia.
El colador en la cabeza viene además muy bien para protegerse de radiaciones y ondas negativas, abducciones y además sienta mejor que el burka.
Es que esa urraca tiene un punto siniestro. En "Los pájaros" le habría robado el collar de perlas a Tippi Hedren y eso sólo sería el principio.
¡Te encantará la receta! Saludos.
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Licantropunk!
Eso mismo debe estar gritando Carlos Fabra y otros corruptos. ¡Viva la pasta! y ¡Por la pasta hacia Dios!!!
Saludos!
Borgo.

loquemeahorro dijo...

Ves? las urracas son malísimas, y unas vecinas horribles. Nada, oye, que no me gustan.

Lo curioso es que las odiadas palomas, me gustan, o no me disgustan, porque hasta ahora ¿quién ha visto a una paloma robando una tienda india? Ah ¿que no era eso?