viernes, 5 de diciembre de 2014

CAMISETA CORTAZAR (Relato y más cosas)

Bruno no sabe que ponerse. Abre el armario y mira las camisetas. Hay una blanca, italiana, de algodón, que se ha comprado hace poco y le gusta especialmente. La coge por la percha y la observa: le atrae el tacto. Pero el color blanco le hace parecer más gordo. La devuelve a su sitio. Con los dedos, como quien pasa las hojas de un libro, acaricia las mangas de todas las camisetas. Los grises son demasiado apagados, y lo mismo los marengos y los azules marinos.  Revisa las de rayas.  Al final se decide por una de estilo militar, verde oliva, de manga larga.
Empieza a ponérsela delante del espejo. La cuesta más de lo que imaginaba. “Vaya, debo haber engordado”, piensa. La tela está cargada de electricidad estática, se adhiere a la piel y le eriza el vello del brazo. La mano apenas avanza por la manga. Intenta meter el otro brazo por la otra manga esperando que la operación resulte más sencilla.
 Bruno ya ha conseguido introducir los dos brazos y ahora agacha su cabeza que se queda atascada en la camiseta. “Quizás tendría que haber sacado antes las manos de las mangas”, se dice envuelto en una neblinosa penumbra de algodón. Jadea, la tela se ha enrollado alrededor de su cuello ahora ladeado a la izquierda. Con la cabeza y las manos atascadas en la camiseta empieza a agitar los brazos intentando agarrar uno de los bordes de las mangas mientras da vueltas a ciegas por la habitación. Parece una gallina recién decapitada.
Bruno se detiene para recuperar el aliento. La tela se aferra a su boca mojada y le dificulta respirar. De repente oye un ruido sordo, como el sonido de un frasco de medicinas que se abre con un chasquido. Por fin distingue el cuello de la camiseta, luminoso, envuelto en una extraña luz como la que se ve al final de un túnel prometiendo delicioso aire libre. La luz se hace a cada momento más potente  envolviendo a Bruno en una caverna de incandescencia.  Aparecen unas manos gigantescas, enfundadas por algo parecido a un látex verdoso que avanzan hacia él. Las manos agarran a Bruno sacándolo hacia el exterior, le sostienen, lo voltean, y una mujer con uniforme color espinaca  lo envuelve con una toalla con profesional eficiencia. Dice:
-¡Enhorabuena! Es un niño precioso.

Esto ha sido mi versión personal del cuento de Cortázar No se culpe a nadie y, abajo, mi última portada para un proyecto de novela ambientada en Barcelona el día después del apocalípsis nuclear. Así queda el Bus Turístico.

 HE HECHO HABLAR EN CATALÁN A BRUCE WILLIS
Prueba de doblaje para la película History of Us. Bruce y Michelle Pfeiffer están a punto de meterse en faena cuando ella se da cuenta de que han olvidado poner una moneda bajo la almohada de su hijo para el Hada de los Dientes (el Ratoncito Pérez americano)


 Deciden a piedra, papel o tijera quién va a poner la moneda. Le toca a Bruce, pero antes le dice a la TV donde aparece Bush: "Señor presidente, le confío a mi esposa que pronto estará desnuda. Siga cuidando del país y recuerdos a Barbara."

44 comentarios:

karin rosenkranz dijo...

Me ha encantado!!! muy divertido el relato y por supuesto la escena de Bruce Willis, es verdad que es tu voz???
Me quedo sonriendo.
saludos

Alimaña dijo...

Pobre Bruno, ninguno podemos recordar ese fatídico momento en el que nos de el aire por vez primera. ¿Por qué será?
Creo que esa camiseta del dibujo sería ideal para utilizar cualquier chica con los pechos grandes. Me suena de otra entrada tuya... ¿me equivoco?

Saludos

DULCINEA DEL ATLANTICO dijo...

!
La primera parte donde describes como se pone la camiseta está muy lograda la escena, hasta yo casi me ahogo con al dichosa camiseta jejey resulta que era el camino que recorría un niño para nacer ¡ sorprendente la historia y diferente!
Enhorabuena conseguiste mantenerme en vilo hasta el final Bien muy bien.
Saludos Miquel.
Puri

ricard dijo...

El cuento está muy bien escrito. No he leído el de Cortázar pero un amigo mío hizo un corto amateur con este argumento; al final, el protagonista, poseído por el jersey, saltaba por la ventana del edificio.

Saludos.

miquel zueras dijo...

Gracias, Karin! He querido ofrecer un final distinto aunque Cortazar es un maestro. Si, es mi voz. Doblar esa escena con sus jadeos ha sido divertido. Saludos! Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Alimana! La ropa de invierno que aguarda acechante en el armario puede volverse peligrosa. Si, esa camiseta fue un encargo de una amiga que trabajaba en un bar y sus pechos eran el blanco de muchas miradas. Saludos! Borgo.

abril en paris dijo...

¡Oye qué angustia! es que me lo imagino..el tema debe ser así, menos mal que se pierde en nuestros recuerdos.
Pero no es la primera ni la última que al ponerse una camiseta o un gersey de esos de cuello alto no hay forma de encontrar "la salida" es como si quisieran estrangularte..uff qué mal rato :-P
Bruce Willis hablando en catalán jaja..oye no le queda mal. ¿ Qué tal sienta enrollarse con Michelle? ;)

Saludos Miquel

Doctora dijo...

Me recordó el relato a esta escena.

Con Bruce Willis pasa como con Clint Eastwood y Constantino Romero, le tenemos tan, tan asociada la voz de ramón Langa que oírle doblado por otro suena rarísimo (y eso que como ahora hace tantas pelis malas directas a dvd ya le he visto en un par sin Ramón Langa poniéndole voz).

Aún así mola el vídeo ;)

Clementine dijo...

No conozco el cuento de Cortázar pero el relato tuyo me ha encantado, sorprendente (y precioso) final para un angustioso desarrollo.
La verdad es que me gusta la entrada entera, incluido tu doblaje... qué guapa es la Michelle :) Bueno, la portada del apocalipsis me da un poco de yuyu.
Buen finde y muchos besos, Borgo.

Ana Bohemia dijo...

Un relato genial Borgo, me ha gustado mucho el final, yo también me he agobiado cuando no podía quitarse la camiseta, esta muy bien lograda esa parte.
Me ha encantado la escena, y la portada, estas lleno de talento.
¡Que disfrutes del puente!
:D

Éowyn dijo...

No conozco el cuento de Cortázar, pero el tuyo me ha gustado mucho. El doblaje muy bueno.

Buen finde!

Licantropunk dijo...

Está muy bien el relato, sobre todo porque trae a la mente algún recuerdo asfixiante. ¿Quién no ha intentado ponerse una camiseta de cuando era más joven y casi fallece en el intento?
Saludos.

miquel zueras dijo...

Hola, Puri! Esa parte del relato me ha quedado un tanto asfixiante... cuando leí el cuento original de Cortázar se me ocurrió un final alternativo.
Gracias. Estoy muy contento de que te haya gustado.
Saludos! Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Ricard! Te lo recomiendo, este relato y "Casa tomada" ah, y "La noche boca arriba" son mis preferidos de Cortázar. Sus recopilaciones de cuentos son fáciles de encontrar. Me gustaría ver ese corto de tu amigo que es más fiel al relato original.
Saludos! Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Abril! Bueno, no debe estar tan mal, lo digo por la luz y todo eso aunque dicen que es una experiencia algo traumática. Alguna vez me he sentido como una tortuga atrapada con algún jersey encogido.
Fue muy divertido doblar esa escena. Cuando nos juntamos Anna -aunque no se parece a Michelle- y yo en el set no paramos de reir, sobre todo en los momentos apasionados con besuqueos y jadeos.
Saludos! Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Doctora? Gracias! La verdad es que Bruce no es difícil de doblar pues es muy expresivo. La voz española de Bruce está muy unida al gran Ramón Langa -al que vi representando "Drácula" en el teatro-, como antes lo estuvo Rogelio Hernández con Paul Newman.
Saludos! Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Clementine! Es un relato muy bueno. Me encanta Cortázar y no he pretendido enmendarlo, claro, sólo quería probar otro final.
Aquí Michelle estaba en su mejor momento, qué envídia me daba Willis ahí sobre la mesa de la cocina como "El cartero siempre llama dos veces" pero sin harina.
Los relatos de Marc son muy impactantes. Dice que los esqueletos le dan suerte y procuro dibujar alguno para él de vez en cuando.
Besos y que tengas buen finde largo! Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Ana! Gracias, me da mucho ánimo lo que dices pues no estaba muy seguro de ese relato. De pequeño llevaba jerseys de cuello cisne y recuerdo la angustia que me entraba al quedarme atascado.
Al encargarme la portada lo primero que se me ocurrió fue el efecto que causaría el holocausto nuclear en una Barcelona infestada de turistas.
Saludos y que lo pases muy bien este puente! Borgo.

Belknap dijo...

Mr. Borgo, gracias por deleitarnos con su prosa; como siempre, su blog hace que el lector pase unos momentos verdaderamente entretenidos. Cordiales saludos.

miquel zueras dijo...

Muchas gracias, Eówyn! Son unas pruebas para TV-3 y está resultando difícil pues la película relata 30 años de una vida en pareja y la voz no puede sonar igual.
Que tengas buen puente!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué hay, Licantropunk? También a mí me trae recuerdos asfixiantes, lo peor es cuando uno intenta sacar la cabeza a ciegas mientras se va dando trompazos contra los muebles.
Saludos! Borgo.

Cristina dijo...

Hola Miquel!! Muy bueno el relato, nunca pensé en ese final tan sorprendente, Lo cierto es que yo pasé por una parecida situación probándome un vestido que me venía algo pequeño, Entrar entró, pero que angustia para sacarlo jajajaja, ya me veía correteando por la tienda pidiendo auxilio.
Me encanta tu voz hablando catalán. No te quejarás de la compañera que te han puesto en la peli!!!

Un besazo amigo Miquel!

Mister Lombreeze dijo...

miquel, eres un actor de doblaje de método?. Es decir, doblaste esta escena desnudo con un delantal de cocina nada más?

miquel zueras dijo...

Gracias, Mr.Belknap. Yo también paso muy buenos momentos con su blog con el que aprendo tantas curiosidades de los rodajes y más cosas.
Saludos! Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Cristina! Ya, seguro que te probaste un vestido ajustado a lo Marilyn con falda de tubo. Te debía quedar muy bien, a lo "Bus Stop" pero no era la talla adecuada. Sí que es angustioso ese momento sobre todo en pleno verano con el calor que suele hacer en los probadores.
Es verdad, me habrás entendido en catalán. No creo que pase la prueba de TV-3 pero mi compañera de doblaje y yo lo pasamos muy bien jadeando y haciendo ruido de besos. ¡Lo que nos reímos!
Muchos besos y espero que hayas pasado un buen puente. Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Mr.Lombreeze? No llegamos a tanto pero tenemos un director muy del método que nos hace abrazarnos antes de grabar y tirarnos una pelota imaginaria. En fin, ya lo decía Bogart: "Los actores del método se dedican a recitar frases pomposas mientras se rascan el culo."
Saludos! Borgo.

loquemeahorro dijo...

Vaya, pues sí que había engordado, sí.. por lo menos unos tres kilos

No he podido oírlo por dificultades técnicas, pero después lo haré, por cierto que el otro día haciendo zapping vi que ponían esa película y vi exactamente esa escena, bueno solo mientras ella le dice lo del diente.

ethan dijo...

Pues no te creas que más de una vez (con un traje de buceo) he sentido un agobio tremendo; al quitármelo más que al ponérmelo, no sé si parecido al del recién nacido, pero por ahí andará...

PEPE CAHIERS dijo...

Relato con sorpresa y eso que decían antes que los niños venían con un pan debajo del brazo, pero nunca había oído que nacieran vestidos con camiseta, jajajajaja!!!!

Un abrazo

miquel zueras dijo...

Hola, loquemeahorro! Esto sí que es una segunda oportunidad.
Esa escena fue muy divertida de doblar. Me gusta cuando hay que hacer suspiros, jadeos y besuqueos. No creo que me contraten en TV-3 pero lo pasamos bien.
Saludos! Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Ethan! Uf, es que esos trajes de neopreno (¿se dice así?) son como una segunda piel. Si llevase uno, al quitármelo, me sentiría como una madalena a la que sacan el papel.
Saludos! Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Cahiers? Los niños de hoy en día vienen muy equipados. Con camiseta, bambas Nike y hasta la tarjeta mensual del bus.
Abrazos! Borgo.

Marga dijo...

Jajaja no creo que Cortázar se disgustara mucho con tu versión, un buen homenaje, sin duda.

Saludos!

miquel zueras dijo...

Vaya, muchas gracias, Marga... Me habría gustado que el gran maestro que era Cortázar se la hubiera leído aunque fuera para ponerme verde.
Saludos! Borgo.

Chechu Rebota dijo...

Curioso relato, aunque si hubiera leído el original seguro que lo hubiera disfrutado más.

miquel zueras dijo...

Hola, Chechu! Me gusta mucho ese relato y se me ocurrió cambiar el final. Ha sido divertido, creo que lo intentaré con uno de Lovecraft a ver qué tal.
Saludos! Borgo.

Javier Simpson dijo...

Qué buen doblaje, miquel!! Me gusta; desconocía esa otra faceta tuya. Le pegas a todo, macho, y bien :-D eres como muchos artistas renacentistas que no se conformaban con dedicarse a una sola actividad, un polifacético, vamos…
El relato es magnífico, y muy sugerente. Original (aunque esté ahí Cortázar echando un cable) y con la gracia característica que le metes habitualmente a lo que escribes. Un abrazo, estupendo.

miquel zueras dijo...

Hola, Javier! Hace un par de años que voy haciendo cositas en doblaje y he puesto la voz en un par de anuncios -Ferrero Rocher y Mercedes- es una actividad estupenda para quien le guste el cine.
Bueno, qué descanso, me alegra que te guste pues para mí era un reto hurgar en un relato del gran Cortázar.
Abrazos! Borgo.

arantza alvarerz dijo...

El relato de la camiseta un poco agobiante, pero bien, el otro como no puedo escuchar el video, no te puedo decir nada, pero seguro que lo haces fantásticamente bien.

miquel zueras dijo...

Gracias, Arantza, he intentado hacerlo lo mejor que puedo pero nos reímos mucho ese día en el set. De eso trata el relato: asfixiante como intentar meterse en una prenda muy, muy ajustada.
Saludos! Borgo.

Juan Esteban Bassagaisteguy dijo...

Excelente relato, Borgo. Muy buen manejo del suspenso, y genial ese final: sorprendente.
Las ilustraciones, como siempre, brillantes. Sos todo un artista, sin dudas.
Y qué bien lo del doblaje: aunque no entiendo una palabra de catalán, el ensamble de la escena con tu voz y la de la protagonista femenina es perfecta.
¡Saludos!

miquel zueras dijo...

Hola, Juan Esteban! Me alegra de verdad que te guste mi versión de un relato de tu paisano Cortázar.
Ya he puesto en la introducción un poco sobre de qué iba la escena. Fue muy divertido doblar esa película con mi fantástica compañera de voz Anna, esa sí que es una crack.
Saludos! Borgo.

Nury ruri dijo...

Una versión estupenda del relato de Cortázar. Y no me sorprende que os hayáis reído un montón doblando la escena. Y el autobús, aunque da cierta grima y no me apetece nada montarse en él, tiene su gracia verlo pasar.
Saludos.

miquel zueras dijo...

Hola, Nury! Ya vendrán más, me estoy aficionando a eso de los relatos versionados y a las sesiones de doblaje con muchas risas.
El autobús da un poco de yuyu pero también lo dan esos guiris en verano con su bronceado-gamba haciendo fotos desde el piso alto del Bus Turístico.
Saludos! Borgo.