miércoles, 20 de agosto de 2014

LA MALDICIÓN DEL TERCER PITILLO

 Bélgica, madrugada del 13 de noviembre de 1916. En un cráter de obús se oyó gritar al sargento Héctor Munro: “¡Apagad ese maldito cigarrillo!”. Fueron sus últimas palabras justo antes de que una bala le atravesara el cráneo. El sargento Munro, alias Saki, era considerado el mayor humorista inglés del siglo XX. Me encargaron la portada de una recopilación de sus relatos.
Lo llamaban la maldición del tercer pitillo. El francotirador de la trinchera enemiga veía al primer fumador, apuntaba al segundo y mataba al tercero. Saki tuvo la mala suerte de cruzarse en el camino de esa bala.
Se han cumplido los 100 años de la Primera Guerra Mundial que nos trae imágenes de las casacas azules francesas y los cascos con pinchos –Pickelhaube- de los alemanes.
 Ahora es un buen momento para recordar a los Geules Casses (Caras rotas) una asociación formada por soldados franceses que habían sufrido terribles mutilaciones faciales a causa de la metralla. Tenían prohibido asistir a los desfiles, seguramente porque su visión no era la adecuada para fomentar el patriotismo. Fueron aproximadamente 15.000 que no se resignaron a ser tratados como leprosos. Finalmente consiguieron una pensión  -El estado francés no consideraba las heridas en el rostro como invalidez- y el derecho a desfilar con sus camaradas cada 11 de noviembre, aniversario del Armisticio.
Volviendo al casco alemán: su diseño, con dos remaches metálicos a los lados, inspiró al director James Whale (ex combatiente en este conflicto y además, un excelente pintor) el diseño del monstruo de Frankenstein. Whale convirtió esos remaches en unos electrodos que recibirían la corriente eléctrica con la que cobraría vida la criatura.
Abajo: otros bocetos preliminares para la caracterización de Frankenstein realizados por Whale.
Un documento de lo más curioso: un corto que el Ministerio de la Guerra encargó al genial dibujante Windsor McCay –creador de Little Nemo- sobre el hundimiento del Lusitania, el barco hundido por un submarino alemán en 1917 y que motivó la entrada de los USA en la guerra. McCay se entrevistó con muchos supervivientes para dar mayor realismo a las imágenes.
Y por último, unas escenas de la película definitiva de la Guerra del 14-18. ¿Senderos de gloria? ¿La gran ilusión? ¡Nooo! Operación Mata Hari, con Gracita Morales bailando la danza de los siete velos, José Luís López Vázquez de general prusiano y una impagable pareja de espías -Ozores y Coll- británico y zarista respectivamente. 
 

50 comentarios:

Chechu Rebota dijo...

Te confieso que no he leído nada de Saki pese a que he tenido varias oportunidades, tendré que ponerle solución.
Es una injusticia que a esos soldados se los ignorara de ese modo, esa heris les destrozó la vida tanto como a otro soldado que hubiera perdido una pierna.
Pocas veces me he reido tanto con Gracita Morales como en esa película.

miquel zueras dijo...

Hola, Chechu! Anagrama publicó una edición en castellano con el título "Saki. Cuentos de humor y de horror". Es una recopiñación muy buena de sus relatos humorísticos.
Desde luego, los Gueules Cassés fueon tratados como apestados por su país, después de haber arriesgado su vida por él. Una injusticia enorme.
Esa película y "Un vampiro para dos" son mis preferidas del dúo Gracita- López Vázquez.
Saludos. Borgo.

chalyvera@gmail.com dijo...

Como vemos no solo la nicotina mata

miquel zueras dijo...

¡Bienvenido a Borgo, Chalyvera! Sí, creo que por el título más de uno habrá pensado que era un post antitabaco.
Saludos. Borgo.

Doctora dijo...

Lo raro no es que les prohibiesen desfilar, lo raro es que después de semejante trato quisieran seguir en el ejército.

Ana Bohemia dijo...

Ya sé porque me encanta visitar este blog, porque es siempre muy interesante y aprendo cosas nuevas.
Pobre Saki, en este caso lo de fumar mata tiene doble sentido
Que cruel los pobres soldados desfigurados menos mal que luego les reconocieron sus derechos porque quedar marcado de por vida y que nadie reconozca tus méritos tiene que ser horrible.
¿Ese casco no se recuerda al de Darth Vader?
No conozco esa pelí de Operación Mata Hari pero por el trozo que he visto me parece que las risas están aseguradas.
Saludos
:D

Anónimo dijo...

Hola Miquel
Los "caras rotas" me han recordado a otros tristes vencedores; en la Segunda Gran Guerra un buen número de rusos, se habla de veinte mil, fueron condenados a los Gulag acusados de "occidentalizarse". Los recordaban los Waterboys en su tema "red army blues".
Interesante entrada, como diría Gracita: caraaay con el señoriiiito Miiiquelll.
Un saludo, Manu3l.

Francisco Machuca dijo...

Como siempre estupendo texto. Saki es uno de mis escritores favoritos: breve, rotundo, ácido, negro, irónico y a veces macabro, tanto como su final; menuda ironía de la vida. Tu dibujo, sencillamente genial. De la primera guerra mundial a mí me gusta mucho Aventuras del buen soldado Svejk, de Jaroslav Hasek (no sé se has hecho la portada de este magnífico libro)mi edición es antigua. Este tipo a lo Sancho Panza, pasa por la guerra sin enterarse una mierda porque su cabeza está en otra parte, como por ejemplo, en hacer buenas sopas de pollo para su comandante y todo eso. Y también me gusta mucho Sin novedad en el frente (sobre todo la novela de Erich Maria Remarque) asistimos al diario de un soldado raso desconocido que va escribiendo entre trinchera y trinchera hasta que el diario deja de existir de sopetón. Sabemos que el pobre le han volado la cabeza. En fin.

Un fuerte abrazo, amigo.

Chechu Rebota dijo...

Conozco esa edición y la he tenido entre mis manos un par de veces. A la próxima no la dejaré escapar.
Gracias por la recomendación.

Enric H. March dijo...

Molt gran Saki! Coneixia la història de les tres cigarretes, però no la dels Geules Casses. Increïble! I quin gran descobriment, també, la pel·lícula de Windsor McCay!

Ara, amb l'anticlímax de la Gracita Morales t'has guanyat un premi a Marina d'Or, ciudad de vacaciones!

miquel zueras dijo...

Hola, Doctora. Bueno, es que no estaban en el ejército (no los querían, entre otras cosas) Simplemente reivindicaban el derecho a desfilar de civil con los demás excombatientes. Yo en su lugar hubiera dicho: "Que os den morcilla", pero también comprendo su postura.
Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Gracias, Ana. Aquí sí que el fumar mata, literalmente.
Lo de los Gueules Casses es uno de los capítulos más escondidos de la Gran Guerra. Hay una película francesa sobre el tema: "Sala de oficiales"(2001) de François Dupeyron.
Efectivamente, se inspiraron en ese casco prusiano para el look de Darth Vader. Rick Baker, el jefe de maquillaje de "Star Wars" decía que con ese casco cualquiera parecía más amenazador.
Si la ves sin prejuicios con "Operación Mata Hari" te haces unas risas seguro.
Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Manu! Recuerdo esa canción, el primer tema que escuché de los Waterboys: "Fuimos despojados y marchamos en fila
Por el camino siberiano". También pagaron los supervivientes rusos de los campos nazis sospechosos de colaboracionismo. Otra patria "agradecida".
Aquí Gracita no podía decir que estaba encasillada en papeles de chacha. ¡De Mata Hari, nada menos!
Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Francisco? Saki es muy bueno, me encanta su cuento "Semillas para codorniz" se nota que influenció a escritores como Roald Dahl.
También me gusta mucho la del soldado Svejk que ya me gustaría, ya, hacer la portada. Al menos lo tengo en una edición con las ilustraciones originales de Josef Lada que son magníficas. "Sin novedad en el frente" es una joya del género antibélico, no es extraño que los nazis la pusieran en primer lugar de la "Lista Otto", los libros que habían de ser quemados.
Abrazos, amigo! Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Chechu! Está en su Colección Compactos. Supongo que la puedes encontrar en internet, la última edición es del 2010.
Saludos. Borgo.

David dijo...

Tengo un libro de Jünger sobre fotografías de la I G M y salen fotos de un libro que tuvo enorme éxito por aquella época y eran fotos de las personas y heridas y desfiguradas por la guerra. Tremendas.
Como dice el primer comentarista, yo tampoco he leído nada de Saki.
El vídeo de McCay ya lo conocía. El otro no lo he puesto (acepto tu palabra de que sea la mejor peli de la I GM ;-) )
Un saludito.

David dijo...

Ah! Y la portada te ha quedado genial.

Anónimo dijo...

Mr. Borgo, hace mucho que no lo leo a Saki, en este proximo verano me pondre a ello; que terrible las guerras, cuándo sera el dia en que se extingan, aunque quizas nunca, son una parte triste del ser humano. Despues de haber leido otra de sus geniales entradas, parto raudo a la cama, un cordial saludo y nos estamos leyendo. Belknap.

Clementine dijo...

Muy buenas, Miquel... Otra entrada completita, como nos tienes acostumbrados. Qué bien hilas todas estas cosas...
Una pregunta: El dibujo de la criatura que está al lado del "He's watching you", ¿es también de Whale?
Besos, Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Enric! Molt bona idea la del Ministeri de Guerra ja que no existia documentació visual de l´enfonsament però trobo a faltar Little Nemo volant per enllà.
Gràcies pel premi! A veure si coincideixo amb l´Aznar family.
Salut. Borgo.

miquel zueras dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
miquel zueras dijo...

¿Qué tal, David? Debe ser muy interesante ese libro de Junger. Fue la primera guerra masivamente fotografiada y con imágenes tremendas de las trincheras.
Te recomiendo Saki, tiene un humor surrealista y un punto tétrico. Su estilo es inconfundible.
Creo que viene bien reivindicar esta joya del dúo Gracita-Lópesvásques. ¡Ah! y muchas gracias por lo de la portada. Puede que después de verano me encarguen otra de Saki.
Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Mr.Belknap. Fantástico, el verano es un buen momento para revisar a Saki... aunque en su caso se trate del verano austral.
La Primera Guerra Mundial fue terrible. La absurda guerra de trincheras inmóviles dejaba un número escalofriante de bajas sin que hubiera casi avances entre los dos estancados bandos.
Dulces sueños! Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Clementine! Me alegra mucho que te guste esa entrada que va de un lado a otro... más o menos.
No, ese dibujo del cartel no es de Whale. Creo que el dibujante es anónimo (algo muy frecuente en los carteles de propaganda) y formaba parte de una campaña para evitar que la gente difundiera rumores y tuviera cuidado con los espías.
Muchos besos!
Borgo.

PEPE CAHIERS dijo...

Curiosos los bocetos de Whale, que se parecen más a un robot, Quasimodo y a la momia más que a su criatura.

miquel zueras dijo...

Hola, Cahiers. El primero parece un robot primo hermano de Bender y sí que ese otro recuerda mucho a Quasimodo. Creo que eligieron bien con la propuesta de Whale basada en el casco alemán.
Saludos. Borgo.

Clementine dijo...

No, pero yo me refiero al del monstruo de Frankenstein, en blanco y negro, que está a la derecha del de "He's watching you". ¿O a ese también te refieres tú?

miquel zueras dijo...

Aaaah, vale, Clementine. No, ese monstruo es de Harvey Kurtzman, un dibujante americano. Es que no he podido encontrar el original de Whale pero según el libro "El cine fantástico de la Universal" es el que más se parece.
Besos! Borgo.

Alimaña dijo...

Hola Miquel, tendré que leer algo de ese desafortunado Saki, no lo conocía.

Y me han gustado mucho esos bocetos previos del tio Frankenstein, porque todos tenemos asimilado en mente al que interpretó Boris Karloff.

Saludos

miquel zueras dijo...

Hola, Alimaña. Saki es un especialista de los relatos de humor-horror. A veces su estilo es algo difícil pero si te gusta te enganchará, es tétrico y divertido a la vez con salones aristocráticos donde hay hienas que se comen a la gente y cosas así.
Boris Karloff creó una imagen muy potente como si el maquillaje ya estuviera pensado para él. La Universal quería un monstruo tipo Golem pero Whale lo mejoró, sin duda.
Abrazos. Borgo.

Conde de Salisbury dijo...

Pobre Saki ... Lo de Frankenstein me ha encatado y lo de los"Gueules Cassés" me ha indignado ¿Como puedes tratar así a quien ha recibido esas heridas? Vergonzoso. Solo una precisión, el Lusitania fue hundido en 1915, pero a los yankees les costó tomar la decisión de romper su aislacionismo, como en la Segunda Guerra.

miquel zueras dijo...

Hola, Conde de Salisbury. La inspiración le venía a Whale de los rincones más insospechados y sin duda lo de los Gueules Casses era una injusticia tremenda. El uso de la metralla producía graves desfiguraciones y luego, encima, su país los ocultaba.
Gracias por la precisión, creía que no había pasado tanto tiempo desde la entrada de los USA en el conflicto. Como en la Segunda, siempre llegan algo tarde.
Saludos. Borgo.

Sícoris dijo...

Una de las entradas que más me han gustado de Borgo. Está muy bien cómo has ido hilando la narración: la anécdota sobre Saki, los Geules Casses, el cine bélico y Gracita Morales como colofón. Genial!

miquel zueras dijo...

Muchas gracias, Sícoris. Quería evitar lo más trillado: las trincheras y cosas por el estilo y hacerlo más personal. Me encantan Saki, el cine de Whale y esa película de Gracita me alegró una tarde en casa con una pierna escayolada.
Saludos! Borgo.

Charly Hell dijo...

Que curioso eso del casco y los tornillos de Frankenstein. Venir a este blog es aprender algo nuevo cada día, gracias por compartir tu sabiduría. Aunque sea en forma de video de película de Gracita Morales y compañía jejeje.

Un saludo!!

Licantropunk dijo...

El diseño de Frankenstein para el rostro de Boris Karloff es uno de las imágenes que con más poder se metieron en mi mente infantil: lo dibuje de memoria muchísimas veces. Qué fascinación nos produce el rostro deforme, más que repulsa, pienso. En pocas ocasiones se manifiesta de modo tan fuerte la empatía del ser humano que cuando vemos algo así.
Saludos.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Charly? La mía, por decir algo, es una "sabiduría" con unos tintes muy frikis. Pero bueno, a la cama no te irás... y si de paso alguien se ríe un poco pues mejor.
¡Saludos! Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Licantropunk. "El Dr. Frankenstein" fue la primera película de terror que vi de niño. Me impresionó muchísimo aquel rostro, además la fotografía en blanco y negro tenía un aspecto verdoso que le sentaba muy bien. Es curioso que no se veía igual a Lon Chaney jr. a pesar de disponer del mismo maquillador, el gran Jack Pierce.
Saludos. Borgo.

Juan Esteban Bassagaisteguy dijo...

Muy buena entrada, Borgo, donde nos das a conocer muchos detalles curiosos (y muy interesantes...) sobre una guerra de la que yo, en particular, no he leído demasiado.
Me encantó el video del corto de 1918: increíble que con tan pocos recursos el dibujante y cineasta haya hecho tanto. Realmente llega a quien lo ve (al menos, así me pasó).
¡Saludos!

miquel zueras dijo...

Hola, Juan Esteban! Una guerra que fue crucial para Europa -la Guerra de los Balcanes en los 90 tiene su origen en esta- y con una gran producción literaria que se vio algo eclipsada por la siguiente Guerra Mundial.
Impresionante el corto animado de McCay. Como no había documentos gráficos tuvo que hacerlos él mismo con las descripciones de los supervivientes. Algo que no pasaría con las guerras actuales con tanta oferta de imágenes.
¡Saludos! Borgo.

Nury ruri dijo...

Me encanta, siempre que paso por tu blog, encontrarme con informaciones superinteresantes y lo bien que las relacionas. Y muy bien también terminar con una sonrisa o con una carcajada.
Saludos.

miquel zueras dijo...

Hola, Nury! Vaya, pues a mí me encanta lo que dices, sobre todo si al final terminas con una sonrisa. Eso está muy bien.
Saludos. Borgo.

abril en paris dijo...

Otra razón más para hacerse objetor de conciencia..¡qué horror!
Las guerras son el mayor fracaso de la humanidad..
pero tu entrada: estupenda, como el dibujo.

Saludos Miquel

miquel zueras dijo...

Hola, Abril! Desde luego las guerras son lo peor y especialmente ésta que se llevó tanta gente en las trincheras pero me alegra que te guste la entrada.
Saludos y hasta otra. Borgo.

Mara Miniver dijo...

Cuánta cosa curiosa en tan poco post!! Tengo que reconocer que siempre me ha gustado la indumentaria alemana:lo elegantes y ordenadicos que van siempre, oye.
Nosotros somos como más... como el video del final, vaya, jajaja
Un abrazo

miquel zueras dijo...

Hola, Mara! Los uniformes alemanes cuidaban la estética y hasta eran prácticos, pues esos cascos con pincho podían servir para la lucha cuerpo a cuerpo. Claro que los que sí eran glamurosos eran los de esas unidades que se dejaron ver por última vez como los Lanceros y los Ulanos, tan decimonónicos. Nunca hubiera esperado ver a López Vázquez vestido de prusiano y con monóculo.
Saludos. Borgo.

Mister Lombreeze dijo...

El olvido de "Operacion Mata Hari" de mi top 10 WWI es imperdonable.

Gracias por el corto de animación. No lo conocía y me ha encantado.

miquel zueras dijo...

Hola, Mr. Lombreeze! Esta película es un hito en la filmografía de la Primera Guerra Mundial. La tendrían que proyectar en los Campos Elíseos de Paris cada 11 de noviembre.
Este es un corto muy interesante, a falta de material gráfico se lo encargaron a MacCay que logró un gran trabajo.
Saludos. Borgo.

loquemeahorro dijo...

Ya ni me acuerdo de si comenté aquí, o no, en todo caso, vi "Operación Mata-Hari" hace años y a lo mejor la recuerdo mal, pero juraría que solo tenían dos o tres páginas de guión (si acaso) y lo demás eran chistes malos que se les iban ocurriendo, porque de verdad que aquello no tenía ni pies ni cabeza.

Eso sí, da una impresión de que los actores se lo estaban pasando pipa de lo más agradable...

miquel zueras dijo...

Hola, loquemeahorro! No, no habías pasado por aquí antes. Yo, la verdad es que pasé un buen rato con "Operación Mata Hari", de esas películas que dices aquello de: "es tan mala que te ríes". Además tenía la ayuda de un cigarrito de la risa que nos íbamos pasando con un par de amigos. En esas condiciones no es muy difícil pasárselo pipa.
Saludos. Borgo.