martes, 10 de diciembre de 2013

EL MACABRO HOTEL DE H.H. HOLMES


 No. No se trata de una aventura inédita del famoso detective. H.H. Holmes fue el primer asesino en serie reconocido en Estados Unidos. Por su hotel conocido como Murder Castle desaparecieron cerca de doscientos huéspedes.
Holmes nació en 1860 en New Hampshire. Atractivo y seductor aprendió pronto a ganar la confianza de las mujeres a las que convencía para que le entregases grandes sumas de dinero. Después de reunir una considerable cantidad  pensó en construir un hotel para albergar a los visitantes de la Exposición Universal de Chicago en 1893. Él mismo diseñó un extraño hotel con aspecto de castillo medieval recurriendo a varias compañías de construcción a las que despedía al poco tiempo y nunca pagaba. El motivo era que sólo Holmes conociera las peculiaridades del establecimiento. Toda la estructura estaba llena de cuartos secretos insonorizados, trampillas que disparaban dardos envenenados y por unas ventanillas disimuladas Holmes espiaba  los movimientos de los clientes. Algunas habitaciones tenían espitas de gas que Holmes podía accionar desde su oficina para asfixiar a sus víctimas. Peor era el sótano: cámaras de tortura, un horno incinerador y hasta una cuba con ácido sulfúrico.
  Holmes tuvo una selecta clientela como Buffalo Bill que había llegado a Chicago con su espectáculo The Wild West of Buffalo Bill, pero solía cortejar mujeres adineradas que pronto desaparecían en el tobogán que conducía a la tinaja de ácido.
Minnie Williams vivió en el hotel más de un año. Se casó con Holmes y llegó a conocer la vida secreta de su marido. Fue incluso la instigadora de algunos crímenes. Urdieron la boda de Holmes con Georgianna  Hines, heredera de una gran fortuna, a la que Holmes había presentado a Minnie como su prima y participó como testigo en su boda. ¿Les suena la historia? Fue el origen de Los asesinos de la luna de miel (The Honeymonn Killers, 1970) con Tony Lo Bianco y Shirley Stoler.
Sin embargo fue  Minnie  la que desapareció en el siniestro hotel. Holmes explicó a la policía que había huido a Europa con su amante. Poco después Holmes abandonó a Georgianna y huyó a Texas.
Tantas desapariciones relacionadas con el hotel no tardaron en despertar sospechas y en julio de 1894 la policía registró el edificio encontrando numerosos restos humanos, objetos personales de las víctimas y lo más asombroso: un autómata chino que hacía cosquillas en las plantas de los pies hasta matar a sus víctimas literalmente de risa. 
Los agentes detuvieron a Holmes que fue ejecutado en la horca rn mayo de 1896.
El empresario circense Barnum compró el autómata chino que exhibió en su feria hasta que un incendio en 1897 destruyó el artefacto.
Actualmente Appian Way, la compañía de Leonardo di Caprio, produce el rodaje de The Devil in the White City en la que el protagonista de Titanic interpreta a H.H. Holmes. La película está basada en el libro del mismo título de Erik Larson que se mantuvo durante tres años en la lista de bestsellers de Nueva York.

56 comentarios:

Enric H. March dijo...

A l'incendi del Museu Barnum es van perdre tants objectes peculiars. Una pena. La pel·lícula de Di Caprio pinta bé.

Chechu Rebota dijo...

Un hotelito maravilloso al que ir en vacaciones XD.

Doctora dijo...

Lo que no se puede discutir a este tipo de asesinos es que eran auténticos emprendedores. Otros van por ahí asaltando a la peña en los callejones, pero este hombre levantó un hotel.

En España jamás hubiera podido hacerlo, para montar una churrería te tienen de papeleos hasta que se te quitan las ganas.

miquel zueras dijo...

Hola, Enric. I tant, crec que la famosa Sirena de Fidji també és va sucarrimar.
Salut. Borgo.

Belknap dijo...

¡Caray, Mr. Borgo! Lastima que no usara tanto ingenio para buenas causas. Saludos.

miquel zueras dijo...

¿Qué hay, Chechu? Es la única manera de asegurarse que los clientes no te roben las toallas.
Saludos. Borgo.

abril en paris dijo...

Muy adecuado para éstas fechas Miquel.:-P
No era tan "amable"(supongo) como las tias de Mortimer Brewster (Cary Grant) pero sí más interesado..¡vaya tipejo!
Nos dejas unas historias que dan escalofrios y con el tiempo que tenemos..
¡ah y falta la receta!

Saludos Miquel

P.d. No sabia que DiCaprio se iba a meter en la piel del asesino..¡vaya cambio!de Gatsby a H.H. Holmes

miquel zueras dijo...

Ja, ja, Doctora... eso es verdad. Aquí a ese hombre lo acosarían con el espacio de las terrazas, los envases para las aceiteras, permisos, multas... Al final habría cerrado el chiringuito.
Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Mr. Belknap? El precedente de los muchos "Hotel of Terror" de las películas. En francés Albergue Rojo además se comían a la clientela.
Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Abril en París. Sí, más bien una entrada de Halloween más que de fechas pre-navideñas. Aquellas tías eran más delicadas y te ofrecían un vino dulce.
Sí, falta receta. Pasé por Chicago y lo habitual son las pizzas (que sirven en sartén) y unos Chi- Hotdogs que sirven medio chamuscados. No me atrae mucho su gastronomía.
Di Caprio está muy entusiasmado con el proyecto, pasó mucho tiempò persiguiendo los derechos de la novela.
Saludos. Borgo.

ricard dijo...

Con un montaje de tal magnitud, lo raro fue que no lo pillaran antes. Una historia alucinante. Saludos.

miquel zueras dijo...

Hola, Ricard. Sí, vaya montaje: ascensores ocultos, pasadizos con sopletes en las paredes, una sala de cirugía... supongo que al estar todo insonorizado pasaba más desapercibido a los vecinos.
Saludos. Borgo.

maslama dijo...

una historia fascinante, no la conocía. Imagino un edificio lleno de trampas y resortes secretos, con cientos de rincones oscuros, calaveras incluidas.. y el autómata que hacía cosquillas, no tengo ni palabras

espero impaciente la película, gracias por la info, muy muy interesante

besos,

Charly Hell dijo...

Cuidadín con el amigo Holmes!!! Eso si debo reconocer que el tipo se lo curraba. Siempre me ha intrigado cómo se hacían esas trampillas, esos pasadizos, puertas que se accionaban con girar un libro... todo eso que se ve en las películas y que siempre he considerado ciencia ficción, y que debe ser un auténtico desafío de originalidad. Cuando me compre mi mansión estará llena de ellos. Y después emparedaré a los constructores para que no desvelen los secretos, muahahahaá

Un saludo!!

Clementine dijo...

Menudo pájaro, Miquel, ¿dónde te encuentras a estos tipejos? Como siempre, una entrada repleta de curiosidades intermedias, qué gusto. Y oye, esa portada (me encanta) de Agatha Chistie... ¿tiene que ver con este señor tan malo? Besos, Borgo.

SqSmaravillosa dijo...

Hola Miquel!! Conocí la historia a través de un documental, en el que contaron el macabro suceso detalladamente. Es imposible que una mente humana normal pueda asimilar tanta maldad, de hecho yo me quedé tocada, tras ver la historia, unos cuantos días.
Matar..por el simple placer de hacerlo. El otro día también vi un documental sobre uno de los asesinos en serie más notorios de toda la historia de España: El arropiero. Ni siquiera pudieron constatar con exactitud los crímenes que cometió a lo largo de su vida, pero afirmaron que más de cuarenta personas fueron víctimas de su maldad.
No sabía que DiCaprio iba a encarnar a este siniestro personaje,¡con la carita tan dulce que tiene! en fin...seguro que la veo.
Un beso Miquel!

miquel zueras dijo...

Hola, Maslama. Una mansión que haría retorcerse de envidia al mismísimo Fu-Manchú. Lo del autómata es digno de novela de entregas.
La película se estrenará en los USA el próximo verano, a ver cuándo nos llega.
Besos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Charly. Holmes era un arquitecto sorprendente aunque no estudió la carrera. Un edificio Jeckill-Hyde: habitaciones en las plantas superiores y cámaras de tortura en el sótano. Espero que consigas pronto tu mansión aunque por lo del emparedamiento igual te piden pagar derechos a los herederos de Poe.
Saludos! Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Clementine! Todo un elemento ese Holmes que se llamaba realmente Mudgett pero se hacía llamar así por ser fan del detective.
Bueno, he puesto esa portada por poner algún dibujo mío y además va un poco con el tema criminal. Estoy haciendo otra de Christie: "Espejo roto" con Miss Marple.
Besos. Borgo.

ethan dijo...

Le tengo cierta mania a Di Caprio, pero la historia que nos cuentas es estupenda para llevarla a la gran pantalla, así que habrá que estar atentos.
Saludos!

miquel zueras dijo...

Hola, SqS! Todo un carrerón el de ese asesino seductor. Lo he abreviado bastante para que el post no quedara muy largo pero sólo el hotel ya da para mucho tema, con más trampas que una película de Fu-Manchú y Doctor No juntos. Recuerdo un documental sobre el Arropiero, del director Carles Balagué. Aún se añadió más crímenes para darse importancia.
Creo que el aniñado Di Caprio quedará bien en el personaje. Puede ser aún más inquietante que Bale en "American Psycho".
Besos! Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Ethan. Me alegra verte por aquí. Leonardo tampoco es santo de mi devoción pero reconozco que en "Atrapame si puedes" era bastante convincente. Aquí su papel era de un seductor estafador aunque sin llegar al asesinato como Holmes, esperamos a ver esa película que promete.
Saludos. Borgo.

deWitt dijo...

Madre del amor hermoso!! Vaya historia!! Digna de una buena película, claro que sí, aunque la ficción nunca superará a la realidad visto lo visto.

Saludos

PEPE CAHIERS dijo...

Este tío se adelantó al concepto que describe la película "Cube", pero con estilo y supongo que también sería un incondicional de la novela "Diez negritos" de Agatha Christie y de Barba Azul.
Por cierto me alegro verle recuperado de su lesión, amigo Miquel.

Ana dijo...

Aunque me encantan esta historias truculentas y macabras, no me dejan de impresionar, ¡menudo hotelito! Con todos esos extras tan horribles no sé si atreverme a preguntar por el servicio de habitaciones. Un angelito H.H. Holmes. La pelí suena interesante.
:D

Mara Miniver dijo...

Jajaja, lo que me he reído con tu comentario, Doctora!!

Mara Miniver dijo...

Qué barbaridad, Borgo, menuda historia. Ya hay que ser retorcido y disfrutar con la desgracia del prójimo para todo eso. Lo del autómata chino está a la altura de cualquier tortura medieval, de esas con mucha inventiva y ensañamiento. A ver si Leo se luce, me parece un buen actor, pero no da en la tecla últimamente. Espero que cuando vengas a Sevilla el hotel cumpla con los estándares de calidad ordinarios ;) Un abrazo

miquel zueras dijo...

Hola, deWitt. Sí, aunque suene a topicazo la realidad no supera a la ficción. En el caso de Holmes puede decirse que fue el Hannibal Lecter del siglo XIX.
Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Cahiers. Pues es verdad, un Cube en versión decimononica. Además, bajo el parquet, una instalación eléctrica le permitía seguir en un panel indicador instalado en su despacho el desplazamiento de los huéspedes.
Muchas gracias, la mano de dibujar ya está en pleno rendimiento.
Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Ana. Aquel sótano era un auténtico laberinto de pasadizos secretos, trampillas, habitaciones sin ventanas... como la Casa de la Bruja de las atracciones pero en auténtico. El libro tuvo muy buenas críticas, a ver si la película está a su altura.
Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Mara. Sí, además Doctora tiene razón. Quise abrir un bar de tapas con un socio y nos desesperamos con tanto papeleo kafkiano. Lo del autómata chino es muy de los folletines de la época. El Gatsby de di Caprio me dejó bastante frío, a ver qué tal su "Lobos de Wall Street" que está a punto de estrenarse.
Ya veremos, Mara. Si no regreso de Sevilla es que estoy atrapado en una recámara con un autómata haciéndome cosquillas ¡Con lo cosquilloso que soy!
Abrazos. Borgo.

Alimaña dijo...

Vaya tipejo ese sr. Holmes, esa vida daría juego para una serie longeva de mas éxito que Juego de Tronos... Luego montó una fábrica de caramelos de eucalipto si no me equivoco ¿no?
En serio, parece tu reseña algo irreal, ficticio... Pero estas cosas ocurren con cierta cotidianidad sobre todo por los USA.

Apasionante entrada, un saludo Miquel.

miquel zueras dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Alimaña? Truculento, ese farmacéutico. A saber con qué haría esos caramelos. Es curioso que entonces hubo polémica por la influencia que ejercían los folletines y las novelas de Sherlock Holmes, como hacen ahora con los videojuegos.
Sabía que la historia te interesaría, lástima que no aparecen zombies, habría estado bien.
Saludos, amigo. Borgo.

Juan Esteban Bassagaisteguy dijo...

¡Qué buena información, Borgo!
Desconocía el caso por completo. Gracias por la data.
Saludos...

Charly Hell dijo...

jajajaja, me defenderé de los herederos de Poe diciendo que el susodicho no inventó eso puesto que en el antiguo Egipto a los ingenieros de las pirámides les concedían el "grandísimo honor" de ser enterrados en la pirámide que habían terminado de construir, les gustase o no.

miquel zueras dijo...

Un placer, Juan Esteban. Quizás ese hotel siniestro te proporcione alguna idea para alguno de tus fantásticos relatos.
Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Charly. Pues sí, ahora me has recordado a la película "Faraón" con aquel ingenioso sistema con arena que abría y cerraba trampillas. Nunca entenderé como había egipcios que se decidían a estudiar ingeniería.
Saludos. Borgo.

UTLA dijo...

Hola Mr. Borgo.

Que personaje tan macabro. A medida que leía me crecía el pánico.

Tu vas tranquilo de vacaciones.. y zass.. ¿ ácido o risa ? Esto es peor que el susto o muerte.

Desde luego la película de DiCaprio pinta muy bien, con un personaje tan retorcido.

Lo curioso es que encontró a otro ser igual!!

(me alegra volver por aquí Miquel, que alivio poder comentar).

La foto/dibujo del Señor Holmes da muy mal rollito Borgo Rey de los cuervos.

Un abrazo muy grande Miquel.

nury dijo...

Pero ¿dónde encuentras esas historias tan tremendas? Impresionante. Supongo que harían buenas ofertas en las agencias de viajes:
"Una estancia que no olvidará hasta su muerte"

Anna Genovés dijo...

Me ha gustado mucho Miquel,

Sabía algo de la historia. Pero, tú la has explicado de maravilla.

Lo del chino de la risa; ¡quiero uno!

Un abrazo, Anna

Licantropunk dijo...

Lo del autómata chino es lo mejor: de película de Fumanchú, por lo menos.
Saludos.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, UTLA? Un buen hotel para pasar las vacaciones ¿eh? Seguro que el desayuno continental es una porquería aunque yo no me quejaría.
Y yo estoy muy contento de que te pases de nuevo por Borgo, tu casa. Mi cuervo ha tenido pesadillas esta noche al ver la foto del señor Holmes.
Abrazos y hasta pronto. Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Nury? Pues me encontré esa historia por casualidad por internet. Buscaba cosas sobre Holmes pues voy a ilustrar su "Estudio en escarlata" y me apareció este elemento.
"Una estancia que no olvidará hasta su muerte". Con un anuncio así sería imposible resistirse si te gustan las emociones fuertes.
Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Anna. Tenía ganas de ver tu comentario pues esta historia me recuerda un poco a algunos de tus inquietantes relatos. De momento, el autómata chino lo he pedido para Reyes.
Abrazos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Licantropunk. Es que lo del autómata lo ves en una de esas pelis de Fu-Manchú de Jess Franco y Christopher Lee y dices: "Hay qué ver los pegotes que inventan" Lástima que un incendio lo destruyera.
Saludos. Borgo.

Marcos Callau dijo...

Desconocía la historia, amigo Miquel. Qué macabro. Desde luego, da para muchas películas y novelas la historia en cuestión. Pero a Di Caprio no lo veo, ya ves, como asesino macabro en el papel de H. H. Holmes. Abrazos, amigo.

miquel zueras dijo...

Hola, Marcos. La historia de Holmes es de lo más sugerente. Ya tardaban en llevarla al cine. Di Caprio quizás pueda ser adecuado por la faceta más aparentemente angelical del asesino aunque es probable que el autómata chino le birle el Óscar si actúa como en "El gran Gatsby".
Abrazos, amigo. Borgo.

loquemeahorro dijo...

Supongo que también fue la inspiración de "Corazones solitarios" (con una improbable Salma Hayek como víctima/cómplice) y una peli súper deprimente de Arturo Ripstein (como todas las suyas, vaya).

O no... esos eran otros asesinos de mujeres??? Este con su máquina de hacer cosquillas mortales ¿? promete mucho.

miquel zueras dijo...

Hola, loquemeahorro. Sí, la película de Hayeck (con John Travolta y el desaparecido James Gandolfini) se basa en el caso de la pareja asesina Martha Beck y el latin lover Raymond Fernández. Ripstein los sacó en su deprimente película. Yo prefiero la versión con Tony lo Bianco aunque faltaba el autómata cosquilleante.
Saludos. Borgo.

Eva Letzy dijo...

No conocía esta historia. ¡Qué miedo parar en ese hotel! No iría de vacaciones, jajja.
Un beso

Sonja dijo...

¿En la horca? hombre deberían haberle reservado una estancia con spa y todo en su propio hotel.

miquel zueras dijo...

Hola, Eva. Sí, no creo que aparezca en guías turísticas ni en Tribago. De todos modos el hotel se incendió misteriosamente mientras juzgaban a Homes. Seguramente por un cómplice que quiso borrar huellas.
Besos. Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Sonja? Eso, un puente largo en su propio hotel incluyendo todos los servicios. Y con desayuno continental que en Estados Unidos suele tener un café imbebible.
Saludos. Borgo.

Von Kleist dijo...

Buenas Miquel

Ya estamos de nuevo por aqui. Respecto a lo que comentas en la entrada... Que barbaridad, ¿que clase de inspector municipal le dio a ese hombre la licencia de apertura?. Me imagino al probo funcionario diciendole a Holmes "La camara de tortura no está homologada por el ingeniero municipal"; "La tinaja de acido tiene que tener una altura de 58 centimetros, esta tiene 56,5"; "La cama de puas debe ser desinfectada por un técnico autorizado"... Si lo llega a intentar hacer en España, como apuntaba otro comentario, no le dejan ni abrir.

Bueno, pues la película sobre este tema pinta bien, asi que habrá que verla cuando se estrene.

Pd. Hay una nueva reseña en mi blog.

Saludos

miquel zueras dijo...

¡Me alegro de verte, Von Kleist! Bienvenido de nuevo. Creo que si Holmes hubiera levantado su hotel en algún punto de la costa española se habría aburrido y lo dejaría estar: que si el tamaño de la terraza, los rótulos ¡Ah! y aceiteras homologadas. La burocracia contra el crimen.
Ahora me pasaré encantado por tu blog.
Saludos. Borgo.