domingo, 7 de abril de 2013

OSCARS, INCIDENTES Y PIFIAS


Robert Opel, desnudo, eclipsando el smoking de David Niven durante la retransmisión de los Oscars de 1974.


En la última edición de los Premios Goya sin duda lo más comentado fue cuando los presentadores dijeron desde su atril a los autores de la música de Los niños salvajes que se habían confundido, que el premio era en realidad para Blancanieves. Sin embargo los Oscars de Hollywood también cuentan con historias y anécdotas fuera del guión previsto:
45 SEGUNDOS Y A LA CALLE
En 1942 Greer Garson recogió su Oscar por La señora Miniver y se pasó la friolera de siete minutos y medio agradeciendo su premio. Desde entonces la Academia acordó conceder solo 45 segundos a los ganadores del trofeo, pasado ese tiempo la orquesta empieza a tocar interrumpiendo el discurso.
BRANDO RECHAZA EL OSCAR

Probablemente el incidente más recordado de los ocurridos en el Kodak Theatre. En 1971 George C. Scott se convirtió en el primer actor que rechazó un Oscar alegando que no le gustaba el personaje del general Patton. Dos años después le imitó Marlon Brando cuando fue premiado por su interpretación de Vito Corleone en El padrino. Brando envió en su lugar a una mujer india vestida con ropa tradicional. Littlefeather –así se llamaba- subió al podio y rechazó con un gesto el Oscar que le ofrecían Roger Moore y Liv Ullman, acto seguido se dirigió hacia el atril: “Me llamo Sacheen Littlefeather. Soy apache y presidente de la Organización Pro Derechos Indígenas. Brando me ha pedido que les diga que no puede aceptar ese premio por la forma en que el cine muestra a los nativos norteamericanos”.
Como si formara parte de un guión, cuando Littlefeather abandonó el escenario John Wayne ocupó su lugar. Alto, beligerante, se acercó al micro y cantó un viejo tema: You should dedicate to do movies (Dedícate a hacer cine) Estaba claro que el título de la canción era un mensaje para Brando.
Poco después se descubrió que Little feather era en realidad una actriz llamada Marie Cruz y que sólo era medio indígena por parte de padre.
EL EXTRAÑO OSCAR PARA MARISA TOMEI

Los Oscars también tienen su leyenda urbana: ¿Marisa Tomei era realmente la ganadora del Oscar a la mejor actriz secundaria de 1993?
Ese año estaba cantadísimo que ese premio se lo darían a Vanessa Redgrave por Retorno a Howards Hend aunque también se apostaba fuerte por Judy Davis (Maridos y mujeres) El actor encargado de anunciar el premio era Jack Palance que desde el principio tuvo un comportamiento chocante, nada más subir al escenario se puso a hacer flexiones para demostrar que a sus setenta años estaba en plena forma. Entre la platea se extendió el rumor de que iba algo achispado –el actor reconoció años atrás haber sido alcohólico- y entonces Palance los dejó a todos boquiabiertos al pronunciar el nombre de Marisa Tomei por El primo Vinny, una discreta comedia con Joe Pesci.
¿Jack Palance estaba trompa? ¿Se equivocó al leer el nombre o Tomei era realmente la ganadora? Hay especulaciones para todos los gustos.
NADA DE BUTACAS VACÍAS
Trabajé unas semanas en una taberna de antojitos (tapas) en Ixtapa, México, un día contaré algunos anécdotas ¿Pero eso qué tiene que ver con los Oscars? se preguntarán. Al grano: allí preparaba cócteles un tal Fabricio Soto, un atractivo muchacho que se fue a Hollywood a probar fortuna como actor pero sólo consiguió trabajar de modelo ocasional. Un día su agencia se lo llevó a la entrega de los Oscars de 1995 con un curioso encargo:
“Resulta que la academia no quiere que se vean en televisión asientos vacios cuando alguno de los invitados abandona momentáneamente su localidad” –me explicó Fabricio-. “Por eso en el salón hay varios hombres y mujeres vestidos de etiqueta contratados para ocupar esa butaca hasta que regrese el invitado. Teníamos la norma de no hablar con la persona sentada a nuestro lado a menos que se dirija a nosotros.”
“Me senté en una butaca que había quedado vacía, a mi lado estaba Cher. No fue nada agradable, poco antes había comido muy deprisa y el fortísimo perfume de Cher me daba nauseas. Por suerte su acompañante regresó pronto, un minuto más tarde y vomito encima del vestido de Cher.”
…Y UN DIVERTIDO OSCAR

La academia demuestra a veces su sentido del humor. En 1939 Walt Disney (aquí le vemos con Shirley Temple) recibió este curioso premio por Blancanieves y los 7 enanitos: un Oscar de tamaño natural acompañado de siete pequeñas estatuillas.
  

42 comentarios:

Doctora dijo...

Algunas ya las conocía, pero eso de los sustituos no lo sabía qué fuerte.
Respecto a lo de Jack Palance, el que fuese borracho es la mejor prueba de que Marisa Tomei fue la auténtica ganadora, porque ya se sabe que los borrachos nunca mienten : )

miquel zueras dijo...

Hola, Doctora. Yo también flipé con lo de los "Ocupa-asientos". Si el chico llega a vomitar encima de Cher al menos se hacía famoso.
Pues es buena teoría esa de los borrachos, a ver si resultará que Marisa Tomei era la auténtica vencedora.
Saludos. Borgo.

SqSmaravillosa dijo...

Hola Borgo! Yo conocía la anécdota de Brando, y pensaba que había sido el primero en rechazar el Oscar, pero resulta que Scott lo hizo antes, por cierto este último tenía un carácter de mil demonios, pero era un actor grandioso.
A mi Cher no me gusta nada, la veo bastante "choni" la verdad es que sus estilismos son la antítesis de la elegancia.
Me ha hecho mucha gracia David Niven , este actor me resulta adorable y muy elegante, porque parece no inmutarse apenas ante el panorama del tipo corriendo desnudo tras él.
Yo soy algo escéptica con estos premios de cine, nunca me creo nada, a no ser que sea tan obvio que no de lugar a discusión.
Ay Borgo! ¿con que en México trabajando en una taberna? Te has recorrido medio mundo, ¡Qué será lo que no hayas hecho tú jajaja? Besos querido Borgo.

ricard dijo...

Espero ansioso las anécdotas de tu estancia en México.

Licantropunk dijo...

Lo de David Niven es muy bueno: es como si el Oscar se bajara del pedestal y echara a correr entre el público. Y Marisa Tomei, excelente actriz, se merecía ese Oscar de aquel año y alguno más le podían haber dado, por ejemplo, por "Antes que el diablo sepa que has muerto" de Sydney Lumet o por "El luchador" de Darren Aronofsky. Así que igual Jack Palance la pifió, pero fue justiciero.
Saludos.

abril en paris dijo...

Es lo más divertido de los premios. Creo que salirse del guión es la guinda.
Sabia lo de Brando pero no que ella era actriz.
David Niven..¡ un gentleman total! me imagino que pensaria: ooh my God ! y sin mover el bigote :-D

Sí que tienes anécdotas, Miquel..cuenta cuenta !!

Saludos domingueros

Belknap dijo...

Mr. Borgo, muy buenas anecdotas; obviamente desconocia la del señor Fabricio Soto, habria sido muy divertido si le hubiera vomitado encima a Cher. Saludos.

Marcos Callau dijo...

Cómo me gusta la reacción de David Niven. Qué bien sale del atolladero. Lo de las siete estatuillas pequeñas a Disney también es una anécdota muy entrañable. Desconocía lo de Jack Palance o, mejor dicho, no lo recordaba. Un abrazo Miquel.

David dijo...

Me gusta el cartel de Capote y la alfombra de Kodak.
Pobre Marisa Tomei. Cada día más guapa, y mejor actriz, así que para mí, Oscar más que merecido...
Si lo perdieron Norton, McKellen, Nolte frente a Benigni...
Creía que la de Miniver había estado más de siete minutos...pero bueno...también fue porque se dedicó a promocionar bonos de guerra. En fin...
Un saludito.

miquel zueras dijo...

Hola, SqS. Scott se quedó en casa la noche de los Oscars viendo un partido de hockey, decía que esos premios eran solo negocio, quizás tenía algo de razón.
El look de Cher da bastante grima, puede que las nauseas de Fabricio no se debieran solo al perfume. En ese momento Niven con su habitual elegancia comentó: "Ese hombre se ha hecho famoso mostrando... nada del otro mundo".
Pues sí, era como un chiringuito de playa y preparaba muchos chilaquiles, tortitas con queso y frijoles refritos. Ya daré la receta.
Muchos besos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Ricard. Estoy en ello. El 24 de marzo del 2012 publiqué una entrada "Chile y mezcal" de cuando pasé por el pueblo donde Brando rodó 2El rostro impenetrable".
Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Licantropunk. Justo, sólo le faltaba la espada a ese Opel y pintarse de dorado. No he visto "El luchador" pero sí que Tomei estaba muy bien en "Antes..." Ella contaba que esa anécdota del Oscar había influido negativamente en su carrera.
Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Abril. Sin estos giros imprevistos esa gala sería mucho más aburrida. Ahora mismo estoy pensando en Roberto Begnini haciendo equilibrios por encima de las butacas para recoger su Oscar. Ya ves en el video que David Niven encajó la situación con flema británica.
Saludos luneros, que tengas buena semana. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Belknap. Sí que habría sido divertido y además Soto habría tenido sus segundos de fama. De todos modos los modelitos de Cher suelen provocar esas reacciones.
Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Marcos? Lo de las estatuillas fue un bonito detalle. He leído que cuando Rick Chambers ganó el primer Oscar al mejor maquillaje (hasta el momento no existís esa categoría) por "El planeta de los simios" pensaron que se lo entregara un actor disfrazado de gorila pero lo descartaron.
Abrazos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, David. Esa ilustración es para un artículo que Capote escribió cuando asistió a los Oscars de 1958. Cuentan que Marlon Brando le buscaba para "agradecerle" un vitriólico reportaje de Capote sobre el actor.
No sé si Tomei merecía realmente el Oscar pero lo de guapa y buena actriz está fuera de toda duda. Lo de Nolte y Begnini sí que es una injusticia que clama al cielo.
Saludos. Borgo.

PEPE CAHIERS dijo...

A mi Marisa Tomei siempre me ha parecido muy atractiva, es una de mis debilidades, de tal manera que también hubiera cometido esa trampa. Luego ya le le echaría la culpa al ponche con hielo.

miquel zueras dijo...

Ja, ja. Cahiers: los invitados a la ceremonia de los Oscars tienen barra libre a su disposición pero me temo que en el bar del Kodak Theatre carecen de esa maravilla que es el Ponche Caballero con esa bonita botella plateada.
Saludos. Borgo.

Alimaña dijo...

Que grande y elegante fue David Niven, impasible el ademán... Mis padres fueron a Marruecos hace mucho y conicidieron en el avion con Jack Palance, se sorprendieron por la planta que tenía, después por lo mucho que daba la tabarra a la azafata.

Saludos Miquel

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Alimaña? ¡Yo saludé a David Niven! Estaba en el sur de Francia (en Cap Ferrat, camino de Niza) y al pasar delante de su casa lo reconocí asomado en una terraza. Le hice señas con la mano y me devolvió el saludo. Mira, una anécdota para contar a los nietos (si por entonces saben quien fue Niven)
Dicen que Palance tenía una presencia física impresionante pero no debía ser un pasajero fácil. Al menos no metía mano a las azafatas como Charlie Sheen.
Saludos. Borgo.

Gárgola dijo...

-David Niven, que grande era, y uno de mis actores favoritos. Respecto a Jack Palance, recuerdo ver la gala, y si, parecía un pelín contentillo de más, aunque también cuentan- rumores- que Palance y Tomei tuvieron algún flirteo.
Un saludo

Anna Genovés dijo...

Miquel eres un crack, siempre sacando oro de las piedras...

Muy entretenido, un abrazo. Ann@

Lost Boy dijo...

Una entrada llena de curiosidades y divertida, David Niven sabe salir bien del apuro, pero espero que no tarde en explicarnos sus aventuras en Mexico.
Un saludo

Aristofeles dijo...

que anecdotas más buenas...recuerdo la de David Niven, era la moda del striking, sobre todo en campos de futbol, baseball...ja ja que bueno.
yo quiero ver tu entrada de tus anecdotas en mexico!

Mr. Lombreeze dijo...

Yo creo que los de los Oscar y los Goya (y demás premios de este estilo) deberían programar un incidente de éstos por gala. Es que si no, son un coñazo insoportable.

Jorge dijo...

Esta mañana lo leí en el Ipad tu entrada pero hasta que he llegado a casa no me he puesto a contestarte ya que el teclado del Ipad o del Iphone es un puto coñazo.

Es curioso y divertido conocer anécdotas comoe estas, aquí en los Goya también tenemos cagadas, citas, pifias y demás pero más al estilo España Cañí, seguramente te daría para una buena entrada, míralo que ya verás como algo sacas.

Un abrazo grande amigo.

Mario Salazar dijo...

Me gustan bastante los oscars, nunca me los pierdo, y este año he visto por primera vez el Goya en vivo que me gustó la verdad aunque habian algunos momentos malos o pesados. Buenos los incidentes, el de Brando es muy conocido. Lo de Tomei también me pareció extraño, pero con el tiempo he desarrollado cariño por ella, me gusta, creo que es una mujer a parte de guapa, muy fresca y simpática, creo que ha tratado de esforzarce en lo sucesivo. Un abrazo.

miquel zueras dijo...

Hola, Gárgola. Niven estaba fantástico espeialmente en sus papeles de oficial británico, como el irónico Miller de ·Los cañones de Navarone". Sorprendente lo del "affaire" Palance-Tomei, no tenía idea.
Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Anna. Bueno, oro no creo pero dicen que "los catalanes de las piedras sacamos panes" aunque eso tampoco me ha pasado. Me alegra verte por aquí, como siempre.
Abrazos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Lost Boy. Me alegra mucho que te hayas divertido con el perfecto saber estar de Niven. De momento estoy haciendo unos dibujitos para lo de México.
Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Aristofanes. Sí, recuerdo esa moda: despelotarse y a correr, especialmente en los estadios de fútbol. Ahora tenemos al capullo ese con barretina que aparece en Eurovisión dando la nota. Ya le estoy dando a mis recuerdos mexicanos.
Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Mr. Lombreeze. Especialmente los Goya, no sé si me lo parece solo a mí pero cada vez me resultan más aburridos. Todo esto le da un poco de vidilla a esas galas si no las anima el Ricky Gervais.
Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Jorge. Esos teclados son imposibles, no veas para mí que ya llevo gafas progresivas. Me parece muy buena idea, empecaré a rastrear en youtube sobre pifias en los Goya, seguro que algo tiene que haber.
Abrazos, amigo. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Mario. Los Oscars me parecen demasiado largos, creo que fue una buena idea lo de poner un tiempo límite para los discursos que Julia Roberts y Al Pacino se saltaron a la torera.
A mí también me gusta Marisa Tomei y creo que es buena actriz, quizás lo que despertó sospechas -aparte del comportamiento de Palance- fue que "El primo Vinny" estaba muy alejada de las otras candidaturas más serias ("Regreso a Howards Hend", por ejemplo)
Abrazos. Borgo.

Charly Hell dijo...

Sin duda estas anécdotas son lo que más (y lo único) que me gusta de esos premios teledirigidos. Lo de Marisa Tomey da que pensar, porque recientemente vi la película y su interpretación no me parece merecedora de premios y halagos.

Saludos.

JLO dijo...

buenas anécdotas... me encantó que Scott lo rechazara porque no le gustaba su personaje jaja... que personaje él! para que lo hizo entonces??

lo de Brando era conocido y también la gente que ocupa los asientos... no sabía de ese desnudo y una vez se merecería una entrada la variedad de presentadores de este premio no?... salu2...

miquel zueras dijo...

Hola, Charly. Sin estas curiosidades esos premios serían bastante más aburridos de lo que ya son. Me gustó mucho Tomei en "Antes de que el diablo sepa que has muerto" no la puedo juzgar en "El primo Vinny" pues hace ya mucho tiempo que la vi y apenas la recuerdo, no me dejó mucha huella esa película.
Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, JLO. La actitud de Scott no la entiendo demasiado, creo que confundía realidad con ficción pues el personaje que interpretaba no tenía porqué caerle bien. Claro que ese actor ya había declarado que no era partidario de los Oscars cuando le nominaron por su papel de fiscal en "Anatomia de un asesinato".
Ahora ese Robert Opel se pasearía por todas las cadenas de televisión, me lo imagino en programas tipo "Splash" saltando a la piscina sin bañador, claro.
Saludos. Borgo.

Von Kleist dijo...

Buenas Miquel

Excelente repaso a las anecdotas oscarizadas. La de Jack Palance haciendo flexiones recuerdo haberla visto en directo y me dije a mi mismo que el pobre o estaba ya muy mayor o efectivamente había ingerido liquidos lejanamente parecidos al agua.

Por cierto que este año también una buena anécdota con el numero musical interpretado por el presentador Seth MacFarle "I saw your boobs" ("te vi los pechos"), dando un repaso a todas las actrices de Hollywood que habían enseñado la pechuga en sus películas. La canción tenía su gracia, pero la cara de vergueza barra disgusto de Charlize Theron cuando fue mencionada en la misma fue todo un poema, creo que mereceria ser incluida en el listado. Eso sí, al menos a ella la mencionaba una vez, porque a Kate Winslet la mencionaba en 6 o 7 títulos...

PD. Hay una nueva entrada en mi blog.

Saludos Miquel

miquel zueras dijo...

¡Qué tal, Von Kleist? Yo también recuerdo el numerito de Palance, era cuando yo tenía el cuerpo capaz de tragarme enterita toda la gala de los Oscars. Ahora con mi insomnio la veo en estado medio catatónico. Pienso buscar en youtube esa canción de Mac Farle. Desde luego promete.
Ahora me pasaré por tu estupendo blog. Saludos. Borgo.

maslama dijo...

muy divertida colección de anécdotas, la mayoría no las conocía. No puedo evitar añadir que ¡me encanta la elegancia de David Niven!

y con lo de llevar gente de relleno a la gala me he quedado de piedra, tenía entendido que era más bien al contrario, que cada asiento se cotizaba alto

besos,

miquel zueras dijo...

Hola, Maslama. David Niven mantuvo su elegancia en todas sus películas. Me encanta su interpretación de El hombre delgado en "Un cadáver a los postres".
Pues sí, es cosa de la academia que no quiere mostrar asientos vacíos como si los invitados no fueran seres humanos que abandonan su butaca para hacer pis. ¡Con lo que dura la ceremonia!
Besos. Borgo.