viernes, 12 de octubre de 2012

MUÑECOS EN GUERRA

ALBERT, EL PRISIONERO QUE NUNCA EXISTIÓ
 John Worsley (1919-2000) fue un popular pintor y dibujante de cómics inglés sobre todo por su serie policiaca PC 49 (izquierda) En la primavera de 1944 el entonces oficial de marina Worsley es capturado por los alemanes y recluido en el campo Marlag-0. Uno de los oficiales prisioneros decide fugarse y Worsley empieza a trabajar en un maniquí que lo suplantará cuando los guardianes pasen lista. El muñeco al que bautizan Albert R.N. (Albert, Royal Navy) le llevó a Worsley cuatro meses de trabajo a base de papel maché, insignias metálicas hechas con trozos de latas, un largo capote que le llegaba a los pies y unos melancólicos ojos; en realidad dos pelotas de ping-pong. El soldado encargado de la barbería suministraba el pelo que Worsley pegaba cuidadosamente con cola de carpintería. El cigarrillo le daba un realismo añadido. Albert R.N. acudió durante dos semanas a la formación hasta que los alemanes descubrieron el montaje.

En 1953 se rodó la película Albert R.N. protagonizada por Anthony Steel. El mismo Worsley construyó un nuevo Albert expresamente para la película.que está expuesto actualmente en el Museo Naval de Portsmouth. Lo he visto y realmente impacta por su realismo en los detalles.

LA BATALLA DE LOS MUÑECOS DE TRAPO
  Entre los días 5 y 6 de junio de 1944 (Día D en Normandia) los aliados lanzaron en paracaidas centenares de maniquíes (Operación Titanic) para confundir a los alemanes sobre los puntos reales donde caerían sus tropas aerotransportadas. Los falsos paracaidistas llamados Rupert estaban equipados con paracaídas en miniatura, cohetes de señales, grabaciones de sonidos de batalla y hasta un frasco con esencias para simular olores como cuero y grasa de fusil. Seis comandos de la SAS británica se lanzaron entre los maniquíes haciendo el mayor ruido posible y aumentando la sensación de un ataque real. El engaño fue todo un éxito, el 915º regimiento alemán fue enviado para repeler el ataque de los muñecos de trapo mientras los verdaderos paracaidistas tomaban tierra en la Playa Omaha, a cincuenta kilómetros de distancia.
En esta secuencia de El día más largo (1962) unos oficiales muestran uno de esos muñecos al coronel de inteligencia Speidel.
Y es que los muñecos a veces pueden ser tanto o más útiles que las personas:


44 comentarios:

Sícoris dijo...

¡Vaya historia! No hay nada más inquietante que un muñeco mirándote fijamente, y si es con cigarrillo incorporado, aun más ( a mí me perturban mucho los maniquíes).

Una duda: antes de que los alemanes descubrieran a Albert R.N., ¿el prisionero pudo escapar finalmente o no?

Moniruki dijo...

En "La fuga deAlcatraz" también se usaron muñecos (bueno, sólo las cabezas). Oye Borgo, esto también ocurrió en la fuga de Alcatraz real??

PEPE CAHIERS dijo...

Creo que la película que toma como referencia estos hechos es "Evasión o victoria", donde sustituyen a un fugado Stallone por un maniquí.

miquel zueras dijo...

Hola, Sicoris. Worsley contaba que el comandante del campo se presentó durante la formación y le gritó al sargento encargado del recuento que el oficial evadido -un tal McLaren- había sido capturado y que cómo era posible que no le echaran en falta. En ese momento Worsley que sujetaba a Albert con una especie de arnés lo dejó caer al suelo ante la sorpresa de los guardianes y las carcajadas de los prisioneros. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Moniruki. "La fuga de Alcatraz" es una excelente película que no recuerdo bien pues la vi hace la tira pero sí que los fugados emplearon realmente unos maniquíes con cabello robados de la barbería de la cárcel que los suplantaron en sus camas burlando el recuento nocturno de los vigilantes. Aún no se sabe qué fue de aquellos evadidos. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Cahiers. Recuerdo esa escena y supongo que Stallone daría el pego como maniquí pero esa otra película "Robert R.N." es anterior y desde luego se trata del muñeco de Worsley. El partido de "Evasión o victoria" se basa en el "El partido de la muerte" entre jugadores alemanes y presos soviéticos del Dinamo de Kiev en su mayoría. A pesar de las amenazas no se dejaron ganar y humillaron a los alemanes del FC Start lo que les llevó a trágicas consecuencias. Saludos. Borgo.

Josep dijo...

Interesantes anécdotas, ambas. No recordaba esa escena de El día más largo y la película basada en la historia de Albert R.N. ni siquiera la conocía.
Una de esas ocasiones en que la vida real supera las expectativas de una ficción.

Un abrazo.

maslama dijo...

¡desde luego, la historia está repleta de detalles fascinantes! precisamente hace poco he leído una historia bien curiosa de la II Guerra Mundial: al parecer, las enfermedades venéreas estaban diezmando las tropas alemanas. Para intentar paliar el problema, tras la toma de París se decidió que cada soldado llevaría en la mochila una muñeca hinchable. Al principio se tomó como modelo a la actriz húngara Kathy von Nagy, pero después pensaron que una muñeca de aspecto ario sería más apropiada. Al cabo de dos años tuvieron que abandonar el proyecto, por la vergüenza y humillación de los soldados al ser capturados..

besos,

Marcos Callau dijo...

Muy interesantes las dos historias de los muñecos. Muy buena la viñeta. Siemrpe hay tiempo hasta las doce...

Belknap dijo...

Mr. Borog, toda una historia, el año pasado lei sobre este interesante personaje. Un saludo y muy buena viñeta.

miquel zueras dijo...

Hola, Josep. Esa historia de Robert R.N. tiene detalles divertidos: se sostenía sobre un caballete que los faldones del capote cubrían y al romper filas los soldados se apretujaban en torno a él y se lo llevaban procurando ocultar su ausencia de pies. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, maslama. Algo había oído sobre el tema. Parece que las venéreas preocupaban a Hitler pues en la Guerra del 14 una prostituta -que encima era judia- le contagió la sífilis. El prototipo estaba envasado, con manual de instrucciones y efectos de higiene personal. Se cree que se hicieron pocas pues la fábrica de Dresde donde se producían los juguetes sexuales fue destruida por un bombardeo. Besos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Gracias, Marcos. Es que a mí siempre me ha hecho gracia la típica frase de las escaramuzas en las películas: "Enemigo a las doce" "Tirador a las tres"... Abrazos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Belknap. En una entrevista de los años setenta para la BBC Wosley aún se reía al recordar el momento en que los alemanes descubrieron el muñeco: "Nos castigaron con duchas de agua helada y sin paquetes de la Cruz Roja pero nos reímos durante semanas". Saludos. Borgo.

SqSmaravillosa dijo...

Hola Borgo! tu capacidad para sorprenderme es infinita;jamás me hubiese imaginado que esto pudiera suceder en la vida real, y mucho menos que alguien se atreviera a hacerlo: hay que tenerlos bien puestos para recurrir a estas artimañas con el peligro que eso conlleva.
La película no la he visto, pero como mencionaban por allá arriba la semana pasada precisamente pasaron por la 1 "La fuga de Alcatraz", y utilizaban la misma técnica de despiste, lo que ya no sé es si se inspiraron en este caso o no.
Lo que cuentas de Normandía me sonaba, no sé exactamente de qué, tal vez de haberlo visto en alguna peli. Y si, los muñecos pueden ser a veces de una gran utilidad, sobre todo si son hinchables jajajja. es broma. Besos querido Borgo

RAFA V dijo...

Dos buenas historias sí señor. Si afiláramos el ingenio para hacer el bien lo mismo que lo afilamos para la guerra, este mundo sería bien distinto. Saludos

miquel zueras dijo...

Hola, SqS. Es curioso pero lo de la Fuga de Alcatraz ha sido una coincidencia, apenas recordaba esta película muy buena como casi todas las de Don Siegel. Ya ves por el mensaje de maslama que hasta las muñecas hinchables sirvieron en la guerra. ¿Habrían muñecos hinchables? Que, por cierto, son bastante más caros que las muñecas, curioso. Besos. Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, RAFA V? Las situaciones dificiles estimulan siempre el ingenio. Recuerdo que en Inglaterra todos los 6 de junio pasaban en algún canal de TV "El día más largo" con esa escena del muñeco, me pregunto si aún sigue esa costumbre. Saludos. Borgo.

Anna Genovés dijo...

Esto es muy raro… Cliqueo tu blog y me aparece un artículo de “La niña del exorcista” y de repente, no sé dónde está y además, ahora me aparece el actual. ¡Qué yuyu!.

Esto puse al diabólico: Algo sabía de esta turbia historia. Yo, puedo decirte que es la película que más me ha impresionado de toda mi vida. Y estoy más que harta de ver “chupasangres” y zombis. Las viñetas, magníficas: eres un crack, Miquel

Ahora el post para MUÑECOS EN GUERRA… No me cabe la menor duda: a veces, los muñecos resultan más útiles que los humanos. Deberíamos planteárnoslo para determinadas ocupaciones. Muy bueno, Ann@

WOLFVILLE dijo...


Si hay algo que me fascine de verdad es todo lo referente a muñecos, muñecas, seres artificiales, autómatas y maniquíes de todo pelaje, así que me apunto para guardar como oro en paño estas geniales anécdotas que desconocía.

Un saludo, amigo Borgo!!

Charly Hell dijo...

Que curioso lo de los muñecos, oye. La necesidad agudiza el ingenio.


Un saludo.

Aris dijo...

vi en un documental del desembarco de Normandia, que no solo tiraron paracaidistas, si no que pusieron aviones, tanques y camiones de plástico a tamaño real...desde el aire a los Nazis les parecían de verdad...

El Abuelito dijo...

...en Alcatraz puede verse el muñeco que usaron (cabeza solamente) en la fuga, completamente real... yo mismo puedo atestiguarlo, lo vi allí hace cerca de ocho años... y también Saddam llenó el desierto de tanques hinchables para engañar a la aviación (¿Dónde demonios fabricarán estas cosas?)

miquel zueras dijo...

Hola, Anna. Ostras, qué raro ¿Me habrá tocado a mí también la Maldición de esa Niña? Publiqué una entrada sobre ello (28 marzo, 1012) Me alegra mucho que te gusten las viñetas.
Sí que los muñecos pueden hacer la tira de cosas, lo malo es cuando se vuelven demasiado inteligentes como los robots o hasta posesivos como el que se colgaba de Julie Christie en "Engendro mecánico". Besos. Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Wolfville? Me alegra de verdad haber atinado con uno de tus temas preferidos, casualmente publiqué hace muy poco "Voz profunda" sobre una ventrilocua. Saludos y hasta la vista. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Charly. Ingenio había mucho: barcos de pesca cubiertos con piezas de navíos para el desguace, tanques de madera... lo que fuera para confundir a los aviones espía enemigos. Saludos. Borfo.

miquel zueras dijo...

Hola, Aris. En otro documental sobre el Día-D supe del curiosísimo Tanque Goliat que usaron los alemanes, En realidad un pequeño vehículo teledirigido, como los juguetes, cargado con explosivos. Una versión mecanizada de los perros-bomba que emplearon los soviéticos. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Abuelito. Seguro que fue interesante, me parece que actualmente el penal fue convertido en museo. En la costa británica poco antes del Día D se construyeron falsas bases para engañar a los aviones de reconocimiento alemanes: tanques y cañones de madera pintados de camuflaje y hasta boy scouts con uniforme. Eran bajitos pero desde el avión no se notaba. Saludos. Borgo.

Lluís Bosch dijo...

Tu conclusión final es terribl pero cierta: ¿cuántos de esos políticos que vemos en la TV no serán muñecos?

miquel zueras dijo...

Hola, Lluís. O quizás más bien androides que están más perfeccionados. Los sueños de Phillip K. Dick se están haciendo realidad, ay. En todo caso prefiero a los del Muppet Show. Saludos. Borgo.

Von Kleist dijo...

Buenas Miquel

Excelente historia, y más aun por el hecho de los "brits" hicieran una película sobre el tema. La verdad es que en eso de las suplantaciones con fines militares, los hijos de la Gran Bretaña han sido unos maestros. Recuerdo el caso de un actor británico, de gran parecido físico con el Mariscal Montgomery, que fue reclutado por la inteligencia para hacerse pasar por Monty, y dejarse ver el sitios como Gibraltar, El Cairo, y similares, con el fin de despistar a la inteligencia alemana.

Y naturalmente también hicieron una película para relatar su astucia, en este caso se tituló "I was Monty´s Double". Y por supuesto, está la celebre "El hombre que nunca existió" sobre la tétrica operacion Mincemeat.

Lo dicho, que los subditos de la Perfida Albión son unos maestros en eso del engaño, sea con muñecos, actores... o cadáveres.

Saludos

Von Kleist dijo...

Buenas Miquel

Excelente historia, y más aun por el hecho de los "brits" hicieran una película sobre el tema. La verdad es que en eso de las suplantaciones con fines militares, los hijos de la Gran Bretaña han sido unos maestros. Recuerdo el caso de un actor británico, de gran parecido físico con el Mariscal Montgomery, que fue reclutado por la inteligencia para hacerse pasar por Monty, y dejarse ver el sitios como Gibraltar, El Cairo, y similares, con el fin de despistar a la inteligencia alemana.

Y naturalmente también hicieron una película para relatar su astucia, en este caso se tituló "I was Monty´s Double". Y por supuesto, está la celebre "El hombre que nunca existió" sobre la tétrica operacion Mincemeat.

Lo dicho, que los subditos de la Perfida Albión son unos maestros en eso del engaño, sea con muñecos, actores... o cadáveres.

Saludos

miquel zueras dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
miquel zueras dijo...

Hola, Von Kleist. Gracias por pasar por aquí. Sí que recuerdo "El hombre que nunca existió", estupenda película pero la de Monty no tenía idea. En "Ha llegado el águila" con Michael Caine se mencionaba al sosías de Winston Churchill que al parecer también existió relmente. Saludos. Borgo.

natsnoC dijo...

Me encantan estos posts de anécdotas, y la verdad es que la 2ª Guerra Mundial está llena de ellas, como se puede leer en los comentarios.

Y menudo nivel en los comentarios , por cierto. Ya me he enterado de lo que iba a preguntar (si el oficial escapó o no), y me ha gustado leer sobre el famoso partido del FC Start, del que recientemente leí en la novela "Hhhh".

Lo de las muñecas hinchables no lo sabía.

Susan Lenox dijo...

Menuda historia querido Borgo, me suena igual que la fuga de Alcatraz, pero lo de Alcatraz era ficcción y esto es verdadero, ¿ es así ?
Estas pelis de fugas carcelarias tienen su morbo como la Tim Robbins y Mongan Fremman, aunque he de confesarte que he dejado de verlas...no me da tiempo a todo.

Petons querido Borgo !

miquel zueras dijo...

Hola, natsnoC. Desde luego este es uno de los casos en que los comentarios han sido tan interesantes y han ofrecido tanta información o más que el post. Curioso lo de las muñecas hinchables ¿verdad? Quizás el desaparecido Martin Bormann abrió un sex-shop después de la guerra con algunas muñecas. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Susan. Pues sí, verdadero del todo. Unos para fugarse emplean muñecos, en esa estupenda película de Tim Robbins se ayuda con el cartel de "Hace un millón de años", curioso título para alguien condenado a cadena perpetua. Petons. Borgo.

Alimaña dijo...

Hola Miquel, los muñecos me han dado siempre algo de grima.. Creo que todo empezó con un arlequin que me acojonaba desde la almohada del dormitorio de mis padres, al mirarme fijo con esos ojos muertos me causaba escalofrios. La cosa se acentuó tras ver en el cine de crio una película malilla llamada "El Triangulo Diabolico de Las Bermudas", que sin embargo albergaba buenos momentos de terror, la protagonista, como no, era una muñeca autómata.
Excelentes tus anécdotas fieles a tu sello.
Confieso que Aun no he visto ninguna de Chucky entera jajajaja

Saludos amigo mio.

miquel zueras dijo...

Joer, Alimaña. Eso del muñeco de arlequín da escalofríos. Me ha recordado al siniestro muñeco de "Poltergueist". La actriz Candice Bergen era hija del ventrilocuo más famoso entonces en los USA y le ponía sus muñecos en la cama para que le hicieran compañía, dijo que necesitó años de terapia para superarlo. Ahora que lo pienso creo que yo tampoco he visto ninguna de Chuky. Saludos. Borgo.

Quimérico Inquilino dijo...

Curiosos caso. El otro día precisamente recordaban en Cuarto Milenio el caso del supuesto espía inglés que dejaron flotando en las costas de Huelva para que lo encontraran los nazis. A veces diríamos que la realidad imita a la ficción. Un saludo!

miquel zueras dijo...

Hola, Quimérico. Vi una película sobre ese caso "El hombre que nunca existió". Los ingleses vistieron al cadáver de un vagabundo londinense con uniforme de oficial naval y una caja que contenía los planes sobre la supuesta invasión de Grecia. Un submarino dejó el cuerpo frente la costa de Punta Umbría y el "neutral" gobierno español informó a los alemanes de esos planes que eran falsos, pues los británicos se preparaban para desembarcar en Sicilia. Saludos. Borgo.

Mr. Lombreeze dijo...

De lo mejorcito de las tretas de la WWII junto a la del Hombre que nunca Existió (Operación Carne Picada).

La peli del muñeco merece la pena?

miquel zueras dijo...

Hola, Mr. Lombreeze. "El hombre..." una buena película. "Albert R.N." no la he visto, no ha sido estrenada en España pero es de cuando las producciones británicas solían ser buenas y además sale Anthony Griffin, uno de mis favoritos nazis malos de la pantalla. Supongo que vale la pena. Saludos. Borgo.