viernes, 16 de marzo de 2012

LA CANTINA DE HOLLYWOOD


Bette Davis atendiendo la barra con la mejor de sus sonrisas.


¿Se imaginan un local donde Katherine Hepburn te sirve un cafelito, John Wayne una tapa y poder bailar agarradito a Veronica Lake mientras Bob Hope (izquierda) friega platos en la cocina? Esto era posible en La Cantina de Holliwood, una idea de Bette Davis con ayuda de John Garfield y Cary Grant. En octubre de 1942 se abrió este club en el que las estrellas de Hollywood servían a los militares aliados de camino a ultramar.

La lista de famosos que atendieron la barra de esta cantina es abrumadora: Abbott y Costello (cómo me habría gustado tomarme algo con estos dos) Frank Sinatra, Fred Astaire, Errol Flynn, Ava Gadner, Bela Lugosi... En su pista de baile tocaban las mejores orquestas y alí triunfaron las Hermanas Andrews. Fíjense en la cara de ese marinero que aún no se cree que esté bailando con Marlene Dietrich.
El éxito de La Cantina de Hollywood fue arrollador. Cuando cerró sus puertas en noviembre de 1945 ya lo habían visitado tres millones de soldados entre norteamericanos, canadienses, británicos, australianos e incluso soviéticos. En 1944 se estrenó la película The Hollywood Canteen con soldados reales y actores representándose a si mismos.

La Cantina tiene su anécdota trágica: una enfermera que volvía del Pacífico besó a su actriz preferida, Gene Tierney, entonces embarazada. La enfermera había contraído una enfermedad tropica que afectó muy seriamente a la criatura, el hecho provocó una seria depresi´n a la bella actriz que tardó mucho en recuperarse. Agatha Christye se basó en este suceso para su novela Espejo roto que fue llevada al cine con Angela Lansbury en el papel de Miss Marple.

46 comentarios:

fiona dijo...

Aquí en España no sería viable, la gente chasqueando los dedos para llamar a los camareros, el típico pesado que se acopla en la barra y acosa a la camarera...jajajaj. Pero oye, ahora con la crisis no les vendría mal para sacarse un sobresueldo...

A mí me hubiera gustado bailar con Clark Gable.

1besico!

David dijo...

Vaya. Lo de Gene no lo sabía (o no lo recordaba).
Lo que también estaría bien era cuando Welles acompañado de Marlene y otros se iban de gira para amenizar a los tropas. Welles dice que hacía números de magia.
Un saludo.
PD: La peli no la he visto.

Isabel dijo...

Que buena idea lo de la cantina, no sabía lo de Gene, vi la peli interpretada por Taylor, me has dejado muerta. ¿De dónde sacas tanta información?.
Besos

miquel zueras dijo...

Hola, Fiona. No sé si aquí triunfaría una versión hispana con Javier Bardem de camarero y Penélope Cruz en la cocina preparando callos y gambas con gabardina, quién sabe. Hoy he ido a casa de mi madre y cuando ha visto la entrada me ha dicho: "Pues a mí me habría gustado bailar con Gary Cooper", todo son gustos, ja, ja. Besicos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, David. La película la verdad es que da un pelín de mal rollo con todos aquellos soldados (reales) mirando embobados a las estrellas que hacían de sí mismas. Hay una escena divertida con Peter Lorre y Sidney Greenstret. Lo de Welles habría estado bien de ver, después de todo él decía que estaba fascionado por Cagliostro sobre el que intentó hacer una película. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Isabel. Recuerdo la película con Liz Taylor, Rock Hudson y Kim Novack, estaba basada en esa historia real. También entre los clientes de esta cantina estuvieron Charlton Heston, Gregory Peck y Tony Curtis cuando eran jóvenes y anónimos reclutas. Besos. Borgo.

Aris dijo...

Pues no sabia nada de esta cantina...
Y lo de la actriz embarazada tampoco...
Aqui pondrían A Banderas con Antonio Segura sirviendo y la Penelope Cruz pa bailar...

SqSmaravillosa dijo...

Hola Borgo! Había leído algo sobre esta famosa cantina ya que fueron numerosos los artistas que se comprometieron con esta causa, y la verdad desconocía algunos de los nombres que citas y que también aportaron su granito de arena. Sabía lo de Gene pero con otra versión: una fan deseosa de conocer a Gene se abalanzó sobre ella y le dió dos besos sin saber que estaba infectada de rubeola; esta enfermedad que le transmitió fue la causante de los problemas con los que nació su hijo;ya sabes que estas cosas se distorsionan con el tiempo, aunque veo más probable que fuera como tu cuentas , y desde luego no sabía que Agatha Christye se basara en este suceso para "Espejo roto". Lo que es totalmente cierto es que me hubiese encantado pasearme por esta cantina para ver un poquito más de cerca a todas estas estrellas: tú con Abbot y Costello ,y yo con Marlene y Bette....de pensarlo me entran escalofrios...de la emoción jajaja. Un beso.

octopusmagnificens dijo...

No sabía esto.

WOLFVILLE dijo...

Yo tampoco ni pajolera idea. Y especialmente sangrante teniendo en cuenta que una novela (además de las mejores) de la señora Christie se inspiró en tan bizarro asunto.

Un bloddy-mary servido por Bela Lugosi tuvo que haber sido un cachondeo.

Saludos!!

miquel zueras dijo...

Hola, Aris. Sí, la pobre Gene Tierney considerada entonces "la actriz más bella de la historia" no tuvo una vida fácil. Si esto lo hicieran aquí me gustaría ver a Santiago Segura en la barra (¿Qué, "pajillas" para los refrescos?) aunque no hubiera tanto glamour. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, SqS. Sí, también he visto esa versión de la rubeola aunque parece seguro que fue en La Cantina de Hollywood donde Gene sufrió el contagio. Pasar por este establecimiento debió ser una experiencia inolvidable. Claro que me habría gustado conversar con Abbott y Costello y luego bailar con la Dietrich. Nuestra querida Marilyn tendría que esperar a la siguiente guerra -la de Corea- para hacerse famosa. Lástima que no decidieran hacer algo similar por entonces con Kirk Douglas,Marilyn,Audrey Hepburn... Besos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Octopus. Por si quieres pasarte ahora por este local es tarde. Aún existe, pero con réplicas de actores famosos como aquel de "Pulp Fiction" Está en Cahuenga Boulevard, 1450. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Wolfville. Si viste "Espejo roto" recordarás la escena en que la enfermera dice a Elizabeth Taylor "¡Yo la besé! ¿Recuerda?". Según dijo Bette Davis los soldados enloquecían con Lugosi, fue uno de los invitados que más triunfaron en ese local. Saludos. Borgo.

Alimaña dijo...

Parece mentira lo bien que funcionaba la industria publicitaria en los 40'. ¿Donde ha quedado aquel glamour rutilante de las estrellas de Hollywood? Lástima porque cualquier comparación es odiosa.
Este apoyo a las tropas sin duda no se vió reflejado de la misma manera tras la guerra de Vietnam.

Como dijo el poeta "Cualquiera tiempo pasado fue mejor..."

Saludos Miquel, una delicia ver el video adjunto.

miquel zueras dijo...

Hola, Alimaña. Desde luego esa cantina tuvo un objetivo propagandístico y lo consiguió de lleno. Eran otros tiempos, tenían claro que contra Hitler luchaban por una buena causa y la cosa no estaba tan clara con Vietnam, me temo que John Wayne y Bob Hope se hubieran quedado solos de haber montado entonces una cantina similar. Me alegra mucho que te guste el video. Saludos. Borgo.

lazoworks dijo...

Lo desconocía por completo, Mr. Borgo!
Y lo del beso envenando me ha dejado de piedra...
No sé, pero creo que si Angelina Jolie, a día de hoy sirviera copas en un garito... Sería un alcohólico empedernido...
'Camarera, pongame otra cervecita! Iks..."

miquel zueras dijo...

Ja, ja, Lazoworks... ¿Y qué tal Shalma Hayeck sirviendo tequilas y mezcal? Lo que sería una pasada es algo en estilo Bar Coyote con las actrices de Hollywood sirviendo chupitos ¡espectacular! Saludos. Borgo.

CINEXIM dijo...

Buena ocasión para recuperar Espejo Roto y mi adorada Taylor, a pesar de Miss Lansbury: yo simpre fui fiel a Margareth Rutherford como Miss Marple!!!

Un abrazo!!!

miquel zueras dijo...

Hola, CINEXIM. Bueno, es que Margaret Rutherford como Miss Marple eran palabras mayores. Hizo suyo el papel como lo consiguió Rathbone con Sherlock Holmes. Es curioso que en esa película coincidieron dos animadoras de La Cantina -Taylor y Lansbury- con dos de sus clientes -Hudson y Curtis- por entonces dos anónimos soldados. Saludos. Borgo.

Belknap dijo...

Mr. Borgo, ¡que cantina! Lo que nos perdimos. Que lindo hubiera sido haber estado ahi. Un saludo.

Clementine dijo...

La cantina española que planteáis me da pereza ya sólo con imaginármela..
Había oído algo de esta singular cantina de Hollywood y me pareció ya entonces una idea genial. Por supuesto que me hubiera gustado pasearme un rato por ahí y, lo que más, bailar con Fred Astaire... y luego con Bela Lugosi que seguro que me sorprendía de alguna manera. Y después buscaría a Cary Grant, y a Gregory Peck, y a Gary Cooper, y a Bette Davis... Uy, estaría la mar de entretenida, me tendría que pasar varias veces. Genial entrada. Besos, Borgo.

abril en paris dijo...

Una idea genial y con mucho éxito supongo.Todos estariamos encantados de pasar por alli y tomarnos un mojito con nuestra estrella favorita..seguro que tambien nos quedariamos con la boca abierta y los ojos como platos..¡mitómanos que somos !la lista interminable de famosos con los que charlar un ratito ainsss..aquello era más glamouroso.

Ví la pelicula pero no sabia que Agatha Christie se hubiera basado en esa historia ¡ curiosa anécdota!

Un saludito ;-)

RAFA V dijo...

Interesante. Al menos tenían un detalle con los pobres soldados antes de mandarles al matadero de la Segunda Guerra Mundial... qué lástima. En fin, muy curiosa esta entrada. Saludos.

miquel zueras dijo...

Hola, Belknap. Si me preguntara un Genio de la Lámpara dónde me gustaría pasar una velada lo tengo claro: la Cantina de Hollywood bailando cha-cha-cha con Ava Gadner. Saludos. Borgo.

El Tirador Solitario dijo...

Pues vaya maravilla de sitio...bailar con la Dietrich...¡sólo por eso merece la pena alistarse!

PEPE CAHIERS dijo...

Muy curioso, como la última voluntad del condenado, baila con Verónica Lake que luego te esperarán los japoneses.

Skeleton dijo...

Hola querido amigo que entrada tan buena me ha encantado y me he nutrido de ella.Me ha encantado el titulo,las fotos muy buenas.

FATHER_CAPRIO dijo...

Me han entrado ganas de un agarrao con Marlene Dietrich.
Lo que me maravilla es la cantidad de información que atesoras.
El film me lo apunto.

Saludos

ATTICUS dijo...

Bueno Borgo,mientras iba leyendo me estaba acordando de la anecdota de la Tierney,y al verla bien descrita,poco puedo aportar ya,jejeje.
De todas formas yo seria unos de esos miles de visitantes seguro si estuviera por alli.A mi despacha un cafe mi actriz favorita (Davis) y ya es que me derrito.
Saludos

miquel zueras dijo...

Hola, Clementine ¿Y aquién no le hubiera gustado pasarse por esa cantina? Pues Bette Davis comentaba en sus memorias una actuación de Lugosi: "Los soldados le adoraban. Había preparado un númerito con Danny Kaye que apareció vestido de camarero con una botella de vino, cuando Lugosi dijo su famosa frase "Gracias, nunca bebo... vino" Todos aplaudieron entusiasmados". Besos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Abril. A mí ese mojito me hubiera encantado tomármelo con Carmen Miranda con su sombrero de frutas y sus zapatos con plataformas de cristal. "Espejo roto" es la mejor película de Marple-Lansbury y con un atractivo reparto. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, RafaV ¿Qué tal tu gripe? Todos aquellos soldados iban luego a combatir en el frente, bueno, seguro que no olvidaron facilmente su paso por la Cantina, su mejor recuerdo de guerra sin duda. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Me alegra verte por aquí, Tirador. Seguro que el reclamo de la Dietrich animó a muchos para alistarse. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Cahiers. Pues algo así, esa cantina debía ser como pasear por el Paraíso antes de enfrentarse a los horrores de la guerra. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Skeleton y bienvenido a Borgo. Gracias, me alegra mucho que te haya gustado esa entrda y espero que encuentres por aquí otras que te interesen. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Y a mí también, FATHER CAPRIO aunque quizás yo habría preferido a Veronica Lake que es bajita como yo. La película no es gran cosa pero tiene la gracia por la multitud de estrellas que aparecen para irlas reconociendo. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, ATTICUS. Yo también me tomaría con mucho gusto ese café con Bette Davis aunque fuera esa agua sucia que en los USA llaman café, pero con la Davis... Saludos. Borgo.

Susan lenox dijo...

Pues no tenía ni idea de esta cantina, ya lo creo que me hubierá gustado ir a tomar unas cañas y con lo que me gusta bailar.
La historia de Gene Tierney sí la conocía y también he visto Espejo Roto.
Wow te imaginas Miquel, nosotros por alli, bailoteando y charlando
y es lo que te digo...que época
más gris.

Petons.

jordicine dijo...

Un post muy interesante. Si te soy sincero, desconocía la existencia de esta atractiva cantina. Un abrazo.

Sidhe dijo...

Pues no diría que no a una copita con Flynn o Cary Grant

Actualmente la gente se aborrega cuando el restaurante o la franquicia pertenece a un famosucho o a un actor que le importa un pepino quien hay....Tiene que haber de todo....

miquel zueras dijo...

Hola, Susan. Sí, imagínate, nosotros por allí charlando y confraternizando con las estrellas. Déjame adivinar ¿Bailarías con Gary Cooper? Más que una época gris yo me la imagino en blanco y negro o sepia. Petons. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Jordicine ¿Qué tal? En sus memorias Bette Davis cuenta interesantes anécdotas de esta Cantina, es lo más divertido de su libro. Abrazos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Sidhe. Debe ser alucinante tomar una copa o bailar con aquellas estrellas que entonces eran tan míticas. Yo, a lo máximo que he llegado es hacer cola para ir al lávabo con Gurruchaga pero claro, no es lo mismo. Saludos. Borgo.

natsnoC dijo...

Debía de haber unas colas espectaculares para entrar, ¿no?

Es curioso la cantidad de iniciativas de estas que hubo en esa época para subir la moral a las tropas. No creo que haya hoy en día en ningún país del llamado primer mundo ese tipo de apoyo a las tropas, mucho menos si hablamos desde el mundo de la cultura y/o el espectáculo.

Qué triste anécdota, la verdad.

miquel zueras dijo...

Hola, natsnoc. Imagina, en los tres años que estuvo abierta esa cantina se pasaron por ahí tres millones de personas que me da pereza sacar una media pero debió ser un mogollón diario.
En adelante eran las estrellas las que se desplazaban para entretener a los soldados. En Corea Marilyn visitó a las tropas y en el Ifni Carmen Sevilla hizo lo mismo... salvando las distancias. Saludos. Borgo.