jueves, 21 de febrero de 2019

¿SABEN QUÉ ES UN DUELO MEXICANO?

Aquella situación en la que, confrontados tres oponentes, ninguno encuentra ventaja en atacar primero. 
La táctica utilizada en este tipo de confrontaciones es diferente a la de los duelos con solo dos oponentes con arma de fuego, en los que el primero en disparar tiene ventaja. En un duelo en el que existen tres oponentes hostiles entre sí, el primero en disparar se encuentra en una desventaja táctica: si el oponente 1 ataca al oponente 2, mientras 1 está ocupado en su ataque el oponente 3 puede disparar su arma contra el oponente 1, ganando así el duelo pues 2 ya ha sido neutralizado.
La primera vez que se vio un duelo mexicano en el cine fue en El bueno, el feo y el malo. (Sergio Leone, 1966) Inolvidable la escena final en el cementerio.
EL GRITO MÁS FAMOSO 

Poca gente conoce la curiosa historia del Grito de Wilhelm aunque todos lo hemos oído cientos de veces en el cine.
Ese grito fue grabado por primera vez por el actor y cantante Sheb Wooley para la película Tambores lejanos (1951) en la escena en que Wooley es atrapado por un caimán.
El grito volvió a usarse en La carga de los jinetes indios (1953) y lo emitió un personaje secundario, el soldado Wilhelm. Un técnico de sonido de la Warner decidió bautizarlo con ese nombre y desde entonces se ha oído en infinidad de películas: Tierra de faraones, Grupo salvaje, Poltergeist, Reservoir Dogs, El quinto elemento... George Lucas y Steven Spielberg han adoptado este grito como un fetiche y por eso aparece en todas sus películas.
A mí me parece un grito algo ridículo. Me suena más al alalarido de alguien que se ha pillado los dedos con un martillo que de uno que recibe una bala o que cae por un foso. Si quieren comprobarlo por sí mismos aquí están algunas de las apariciones estelares del grito de Wilhelm.
Y como se ha hablado de western me han venido ganas de hacerme unos huevos rancheros:
En una sartén cocer frijoles (yo uso de la marca Goya) con salsa de tacos (Old El Paso) dejarlo en una cazuelita de barro, cascar un huevo por encima y añadir unos cuantos jalapeños a trocitos.
Dejarlos gratinar 2 m. al horno y a servir. Yo los acompaño con tortillas de trigo y unas gotas de tabasco.
Y un recuerdo para Karl Lagerfeld, gracias a él podemos llevar chaqueta con tejanos.


lunes, 11 de febrero de 2019

POTI POTI DE FEBRERO

PIZZA MAN
Ayer me concedí un descanso y encargué una pizza. Mientras mi hijo iba a buscar el dinero que dejé en la mesa le hice este apunte rápido al pizzero, naturalmente le di una buena propina a mi improvisado modelo.
Pizza encargada por teléfono, seguramente la receta más fácil del mundo. Sólo necesitas: 1: Hambre. 2: Teléfono. 3: Casa donde recibirla. 4: Interfono. 5: Pagar y añadir propina.
En América a los repartidores de pizza se les llama PizzaMan. Mel Brooks lo tomó literalmente para este personaje de la película Space Balls ("La loca historia de las galaxias" 1987)
UN PAR DE COSAS SOBRE SERIES:
EFECTO FONZIE
 Cuando un personaje secundario de una serie aumenta su popularidad y acapara protagonismo. El nombre hace referencia a Fonzie (Henry Winckler) de la serie Happy Days (aquí: Días felices. 1974-84) que acabó eclipsando al protagonista Richie (Ron Howard) Es el de la izquierda de la foto, con un juvenil Robin Williams. Aunque en Estados Unidos Happy Days se considera serie de culto en España sólo fue emitida por el desaparecido canal de pago Album TV.
Un caso reciente lo hemos visto con Daryl (Norman Reedus) de Walking Dead. Su personaje con ballesta consiguió mayor popularidad entre los seguidores de la serie que el protagonista Rick Grames (Andrew Lincoln) Incluso en una convención Reedus fue mordido en un brazo por una fan. El actor se lo tomó con buen humor y ha posado con una camiseta donde se lee: No me muerdas.
EFECTO LOST
 Series que han salido perjudicadas por alargarse en exceso. La revista TV Guide tituló así una encuesta, en la que la serie que más espectadores atribuían no haberse retirado a tiempo es Los Simpson que, por cierto, aún sigue emitiéndose. ¿Lo de Margie enseñando las tetas es un desesperado intento por ganar audiencia?
Otras series a las que achacaban demasiadas temporadas: Héroes, Dexter, The Big Bang Theory y Walking Dead.
Otro dato: la mayoría de esas series perdieron fuelle a partir de la cuarta temporada. Eso es más que evidente en el caso de Prison Break cuya 4ª temporada pasó directamente a DvD.
INNSMOUTH
Sigo adelante con el proyecto de dibujar los escenarios de Lovecraft. Ahora toca Innsmouth. Los tentáculos no podían fallar.
IMAN BAYILDI (El imán se desmaya)
Un Poti-Poti no está completo sin receta. La historia (o leyenda) cuenta que el imán que dirigía la oración en la mezquita de Estambul se desmayó de tan bueno que encontró este plato.
Cortar berenjenas por la mitad, echarles sal y que reposen una hora en un colador para que suelten el líquido amargo. Ponerlas con la piel hacia arriba en una bandeja y dejarlas 15m. con el horno a 200º así es más fácil quitarles la pulpa dejando la piel intacta.
Sofreír en aceite carne picada, la berenjena en trocitos, cebolla rallada, y salsa de tomate. (OPTATIVO: en Turquia añaden pasas y piñones) Rellenar las berenjenas con este guiso, añadir queso rallado y ponerlas a gratinar en el horno dos minutos.

sábado, 2 de febrero de 2019

EL ESCRITOR QUE SÓLO SABÍA DIBUJAR. Relato y receta con historia.


Leonardo es escritor e intenta avanzar con su libro pero no puede. Cuando intenta escribir, dibuja. Al ponerse con  el primer capítulo éste ha sido el resultado:
 Lo curioso es que antes no sabía dibujar. Es como si de repente descubriera que sabe tocar las rapsodias de Listz con el piano. Decide escribir directamente con el ordenador –algo que nunca había hecho antes- pero por más teclas que pulsa, la pantalla permanece en blanco.
Decide guardar todos sus dibujos en una carpeta y los lleva a Leónidas, su editor.
-No puedo escribir, sólo dibujar – le dice sacando el boceto titulado Mariposa y ordenador.
Leónidas examina los dibujos y pide a su secretaria que llame a Leoncio, el director de arte. Como todos los directores de arte no sabe dibujar, pero conoce las tendencias.
-Interesante –murmura Leoncio-. Ese estilo cartoon de los sesenta está teniendo ahora mucho éxito. Podríamos probar con una exposición en la sala de eventos de la editorial y colgarlos tal cual, en papel cuadriculado, para que no pierdan su frescura de bocetos.
  Además, los dibujantes son tan pedantes y lunáticos como los escritores.
Y efectivamente, la exposición es un éxito. En especial el dibujo titulado Toulouse Lautrec alimentando una paloma en un café de Montmartre, que se vende por mucho dinero. Leonardo comprueba que un vernissage no es muy distinto de una presentación editorial. Hay bebidas, canapés, y gente estrafalaria.
Un empresario hostelero felicita efusivamente a Leonardo y le propone exponer sus dibujos en el vestíbulo de su establecimiento, el Hotel de la Estación, en un glamuroso pueblo de la costa.
Durante la inauguración Leonardo sostiene inexpresivo una copa de cava. Mira a su alrededor como si todo le fuera ajeno. Piensa: “¿Qué soy? ¿Un escritor que no puede escribir o un dibujante que no sabe dibujar pero dibuja?” 
  La crisis de identidad le da alas y aprovechando que el dueño está distraído atendiendo a un japonés que ha comprado el cuadro Tres caballeros con gafas, escapa a la carrera. Haciendo honor a su nombre el hotel está enfrente de la estación y sube a un tren que está a punto de partir hacia un destino desconocido.
Toma asiento frente a una mujer atractiva que le sonríe, Leonardo responde con una sonrisa Duchenne (la de felicidad sincera) y mira por la ventanilla: vías muertas, árboles, postes, estaciones… “Todo esto se puede dibujar”, piensa.
Pero no, no se puede dibujar el miedo. La voz grave del revisor que le exige el billete, la expresión de la mujer que le mira como si fuera un delincuente, la espera antes de pagar la multa y las balbuceantes excusas…
Algo parecido a lo de este personaje me ocurrió cuando me pidieron la portada de Viento cósmico, sobre un huracán procedente de Marte que amenaza la Tierra. Me dije: "¿Cómo se dibuja el viento?" y entonces recordé los "tallarines" con los que decoraba mi libreta durante las clases del instituto.
POLLO A LA MARENGO, EL PRIMER PLATO COMBINADO DE LA HISTORIA.
 Lo menos que se esperaban en el campamento militar francés aquel 13 de junio de 1800 es ver aparecer a Napoleón en persona. El día antes estaba con fiebres en un hospital de campaña pero el 14 de junio era la fecha  prevista para la batalla definitiva contra los austríacos en Marengo (Lombardía) y el emperador no quería perdérselo.

El cocinero se desesperaba al ver que no tenía nada decente que ofrecer al emperador, así que dijo a sus tres ayudantes:
-Salid y traedme lo que podáis.
Al cabo de un rato uno se regresó con un pollo, otro con un puñado de champiñones y el tercero con huevos y vino blanco.
Con estos ingredientes el cocinero apañó el que quizás se trate del primer plato combinado de la historia y el favorito de Napoleón: el Pollo a la Marengo. Además, al día siguiente ganaron la batalla cuando parecía que lo tenían bastante crudo, por eso Napoleón se lo hacía preparar el día antes de cada combate, pues estaba seguro de que le daría suerte. Ahí va la receta:
El pollo troceado se pasa por harina y se fríe en aceite. Una vez dorado se salpimenta y se añaden los champiñones cortados y lavados, una copa de vino blanco, 2 dientes de ajo picados y se deja cocer 20 minutos con la cazuela tapada.
En una sartén con aceite bien caliente freímos los huevos.
En un plato grande se disponen los huevos fritos en el centro, y alrededor los champiñones y los trozos de pollo con su salsa.











viernes, 25 de enero de 2019

SEIS DISPAROS. Relato.


 MI revólver sólo conoce seis palabras, y son todas parecidas.
En el mundo no hay dos cosas iguales. Ni la gente, ni los revólveres ni las botellas de whisky, nada, pero sería capaz de distinguir mi revólver entre cientos: la empuñadura, el guardamonte, la aleta del seguro… aunque no le hubiera limado el gatillo para que disparara más rápido igualmente lo distinguiría.
Puede sonar extraño que un amante de su revólver busque refugio en una iglesia pero Armario Gunter me persigue empuñando su pistola automática color negro azulado con seis balas calibre 45 que llevan grabado mi nombre.
A la carrera recorro la nave y salto tras el altar justo en el momento en que Gunter dispara tres balas escupiendo humo y fuego. Una bala rebota en un crucifijo metálico y avanza por el suelo dejándolo acanalado y pasando demasiado cerca de mi pie para mi gusto. Tres tiros más suenan en dirección contraria, lo justo para disuadirle de acercarse.
 Agarrado a mi revólver asomo la cabeza por encima de mi parapeto. Veo los pequeños y fulgurantes ojos de Gunter ansiosos por demostrarme lo bien que suena su automática. Dos tiros más vuelan los cirios. Los dos le son devueltos.
Salto desde el altar a un confesionario. Suena otro disparo y su respuesta. Ya van seis.
Me levanto y lentamente avanzo por el pasillo central revólver en mano. Gunter arroja su automática entre los bancos y se acerca alzando los puños con la cabeza baja y oscilante como hacen los boxeadores malos para demostrar que conocen los movimientos.
-He contado tus disparos –dice-, tu cargador también está vacío.
Amartillo el revólver, levanto el pulgar para dejar que el percutor baje suavemente, se produce un estallido y un fogonazo amplificados por la nave.
En la iglesia parece que el ambiente se ha enfriado hasta el punto de congelación. Armario Gunter yace en el suelo mirándome con expresión aturdida mientras la vida se le escapa por un perfecto agujero en mitad de la frente.
-Mi cargador está lleno, imbécil. Le estabas disparando al puto eco.
FIN
Bueno, mi modesta contribución a la Semana Negra de Barcelona. Y ahora seguimos con la cocina de los gangters:
TALLARINES CON ALMEJAS... QUE SE HAN QUEDADO EN EL MAR.
Leo, el cocinero del restaurante Paolo´s en Chicago, sonríe a Al Capone que está sentado en una mesa con cuatro guardaespaldas.

-Big Al, hoy tengo un plato nuevo que aún no le he puesto nombre, pero que estoy seguro de que le va a encantar.
Media hora después un satisfecho Al Capone se limpia cuidadosamente con una servilleta. Cuando se mete un puro en la boca un bosque de encendedores llamea ante él. Es un plato de pasta muy bueno, quizás siciliano, con una salsa que seguro es de almejas. Pero algo no le cuadra así que llama al cocinero.
-Leo… ¿Qué has hecho con las almejas? No he visto los caparazones.
-¿Almejas, Big Al? Le vongole sonni stanno nel mare! (Las almejas se han quedado en el mar)
  Al Capone, que es algo lento de reflejos, permanece unos instantes en un perplejo silencio que inquieta a sus guardaespaldas hasta que celebra la respuesta con una sonora carcajada: ¡Las almejas se quedaron en el mar! Hasta Pat, el nuevo guardaespaldas irlandés ríe de buen grado al notar relajarse la tensión a pesar de que no entiende una palabra de italiano. El plato ya tenía nombre.
El resultado de mezclar estos ingredientes es un plato de pasta con una salsa que sabe a almejas… pero sin almejas. Esto hace el plato más económico, lo cual es interesante en estos turbulentos tiempos de crisis.
Rallar una zanahoria, picar una cebolla, 2 dientes de ajo y perejil. Freírlo todo muy lentamente en una sartén y añadir 4 filetes de anchoa aplastándolos con un tenedor hasta convertirlos en pasta. Verter un vaso de vino blanco y remover hasta conseguir una salsa cremosa.
Cuando los espaguetis ya estén cocidos en abundante agua salada y escurridos es el momento de mezclarlos con la salsa.
Ayer lo hice con macarrones, añadí unas guindillas y las almejas... seguían en el mar
NUEVO PROYECTO
Me han encargado unas ilustraciones para un libro que recrea los escenarios de los cuentos de Lovecraft. Esto podría ser los bajos fondos de Arkham.




miércoles, 16 de enero de 2019

EL PRIMER POTI-POTI DEL AÑO

Poti-Poti, esas entradas en las que pongo un poco de esto y de lo otro. Empiezo con un par de chorradillas:
ABDUCIDO
Ezequiel es secuestrado por una nave alienígena. Le conducen a una sala redonda con cúpula, iluminada con una luz difusa, donde le someten a mil y una pruebas y exploraciones. Los extraterrestres le dejan en el mismo sitio donde lo abdujeron, no sin antes recomendarle bajar su colesterol.
ROBOTS EN LUCHA
Las máquinas se rebelaron contra los humanos por las 35 horas semanales.
 Mi primera portada del 2019. Basada en un caso real, la inventora de la salchicha al curry (Currywurst) que se encuentra en puestos callejeros por toda Alemania. (A la izquierda, estoy buscando uno de esos tenderetes en Berlin) La Currywurst es el motivo de que los MacDonalds no triunfen en Alemania. Yo la preparo así:
Hacer unas incisiones en una salchicha bratwurst (la blanca) y pasarla por una sartén a fuego bajo con 1 cucharadita de curry, así desprende su aroma.
Cuando tome color reservarla y freir en la sartén cebolla rallada, remover y añadir catsup y (mi toque especial) 1 cucharada sopera de salsa de soja. Servir la salsa junto con las salchichas espolvoreando todo con curry.
Sí, ya sé que no tiene buen aspecto esa salsa parduzca pero de verdad que está bueno, y es tan fácil de preparar...
Sigo con los Kotowaza aunque esta vez -además de Kitsune, el zorro presumido- me han pedido que dibuje un Yuurei (fantasma) Curioso. ¿Se les habrá acabado la fauna japonesa?
Ya he mencionado alguna vez que, como no gano suficiente con mis ilustraciones, consigo algún dinerillo enseñando pisos, pero ya tengo una seria competencia: Hitchcock nos enseña nada menos que la mansión donde se rodó Psicosis. ¿Alguien se anima a comprarla?
Y un encargo publicitario. Un pez negro para una ginebra azul. Me lo han rechazado por ser demasiado "Sixtie". Esto me pasa por ver tantos episodios de Mad Men.
¡Feliz comienzo de año!!!

jueves, 3 de enero de 2019

SIMPLE CURIOSIDAD


 Demasiado rápido para una curva tan cerrada. Jota empotra su moto Norton 500 CC monocilíndrica en una valla. Unos metros atrás viene su hermano Eme en una Guzzi 599 CC 8 cilindros y encuentra a Jota tendido en el suelo en medio de un gran charco de sangre. Jota le dice que, si no sale de esta, quiere que lo entierren con su cazadora de motero. Son sus últimas palabras.
Tres días después los miembros del club de motoristas Easy Rider nos reunimos para el funeral de Jota. Poco antes de la ceremonia Eme convida a beber a todo el mundo. Parece un funeral irlandés: bebemos ,en pocos minutos agotamos los botellines de cerveza del bar del tanatorio, charlamos, reímos y lloramos. Dos asistentes se lían a tortazos y Eme suspira: “A Jota le hubiera gustado esto”.
 Eme y otros tres compañeros cargan con el ataúd hasta el cementerio. Por poco dejan caer el féretro al suelo por el respingo que dan cuando desde el interior de la caja suena el Born to be wild de Steppenwolf. Es el tono que sonaba en el móvil de Jota cuando le llamaban. Los de la funeraria no repararon en el móvil que siempre llevaba en un bolsillo interior de la cazadora. Uno de los porteadores, con las piernas temblando del susto, vomita abundante cerveza sobre una lápida. Ni siquiera Eme puede reprimir una carcajada. Unos segundos más tarde el sonido enmudece y depositan el ataúd dentro del nicho.
En casa me quedo hasta muy tarde viendo una película por televisión. Las primeras cabezadas coinciden con los títulos finales. Decido irme a la cama cuando una idea cosquillea mi adormilado cerebro. Agarro el móvil y tecleo apresuradamente el número de Jota. Un timbrazo, dos, al tercero se oye un chasquido:
--Jota… Soy Erre ¿Qué hay, viejo? Es que me preguntaba si realmente existía el Más Allá. Ya sabes…  simple curiosidad.
FIN
Yo también he pasado una noche movidita, he soñado con zombies monopatinadores. Me ha salido este dibujo que voy a intentar colocarlo para camisetas.
Si estas Fiestas les ha quedado alguna botella de cava abierta y medio llena ¡no la tiren! aunque haya perdido gas el cava conserva su sabor con el que se puede preparar un sabroso:
POLLO AL CAVA
Pasar los pedazos de pollo por harina y freírlos en una sartén. Añadir cebolla y champiñones picados y dientes de ajo cortados a láminas.
Cuando el pollo se vea dorado retirar los ajos demasiado tostados e introducir el pollo en una cazuela junto con la cebolla y los champiñones, salpimentar, añadir el cava y tapar la cazuela dejando cocer todo 30m. con el fuego al mínimo. Ya está. ¿A que es fácil?
¿ALUCINAMOS UN POQUITO?
Pinchar sobre este enlace, luego pinchar sobre las palabras ¡A alucinar! y O.K. Comenzar, observar el centro de la pantalla durante 30 segundos y entonces mire la mano con la que maneja el ratón. ¡Es alucinante!

jueves, 27 de diciembre de 2018

PANTALONES TEJANOS CON PINZAS


Click. Ya están enviadas las invitaciones para mi fiesta de cumpleaños. Contemplo la sala, es espaciosa y bien iluminada pero la pintura amarilla de las paredes empieza a desconcharse y está algo deslucida. Qué demonios, no se cumplen los cincuenta todos los días, así que consulto un muestrario de colores. Por la tarde cubro el suelo con papeles de periódico y abro una lata de Amarillo Nápoles -277.”Sera mejor que me ponga algo viejo antes de empezar a pintar” -pienso.
 Descubro cajas polvorientas que llevaba tiempo sin abrir repletas de cintas navideñas y entre zapatos y camisas pasados de moda encuentro unos pantalones tejanos de pinzas lavados a la piedra. Sonrío: “¿Cómo podía ponerme algo tan horrible?”. Al probármelos me sorprende ver que todavía me entran. Compruebo el resultado frente al espejo. Sí, me quedan bien pero qué raro… no recordaba que tuviera tantos granos en la cara. Suena música. Muy fuerte. A un volumen nada habitual en alguien a punto de cumplir los cincuenta .Suenan los Smiths, los Talking Heads, The Cure, Pretenders, Frankie Goes to Hollywood, Nacha Pop… Los vecinos aporrean la puerta quejándose del ruido. Que les den. Panda de fósiles. Además estoy a punto de conseguir un nuevo récord en el Tetris. Me pongo el VHS de Regreso al Futuro y bailo The Power of Love imitando los espasmódicos movimientos de Michael J. Fox sobre el monopatín.
Qué hambre me está entrando. Me voy al Pryca a por unos cuantos Tigretones. Salgo a la calle y voy cantando: “Hace falta valor. Hace falta valor. ¡Esto es una escuela de calor!”
FIN
Aaay, los ochenta... mi modesta contribución a la Movida fue esta portada para un single de los Telefunken, un fugaz grupo de música new-age.
RECETA: ESPAGUETIS A LA FIORENTINA
Antes un truco que me ha enseñado un chef italiano: los espaguetis crudos que caben en un anillo equivalen a la ración de pasta para una persona.
Estos espaguetis se parecen a la receta boloñesa pero con más verduras. 
Sofreír en una sartén con aceite cebolla, zanahoria y apio bien picados y una berenjena cortada a dados pequeños con su piel. 
Añadir carne picada y cuando tome color verter 1 vaso de vino blanco.
Dejar reducir a fuego vivo y agregar la salsa de tomate. 
Cocinar a fuego bajo 10 minutos. Cuando los espaguetis estén cocidos en agua salada colar y añadirlos a la salsa.
En Florencia se acompañan con ricota salada pero aquí no se encuentra facilmente. Un parmesano será muy adecuado. Hoy me los he preparado con paglia e fieno:
Ésta es mi última entrada del año, cómo pasa el tiempo. Parece que mi trabajo con el que despido el 2018 será este cartel que he dibujado para un bar de mi barrio:
¡Muy Feliz Año 2019 de corazón!!!!