viernes, 26 de febrero de 2021

AL ESTILO ROALD DAHL

 

Doce de la noche.  Juno esperaba frente la salchichería Baviera como un buen perro cazador, con la nariz manteniendo el olor de su presa. Sabía que los viernes, a las doce, el local cerraba sus puertas y se quedaba un solitario empleado esperando a que el dueño llegara para recoger la recaudación unos quince minutos más tarde.

 Juno trabajó allí durante un breve tiempo hasta que lo sorprendieron robando dinero de la caja, pero antes se había procurado una copia de la llave de la puerta, la guardaba en el bolsillo derecho de la cazadora. En el izquierdo llevaba una pistola P- 38 de imitación, fabricada antes de que la ley obligara a pintar de naranja la bocacha de las pistolas falsas. Imposible distinguirla a simple vista de un arma verdadera.

Los últimos clientes salieron del Baviera. Sólo quedaba en su interior un muchacho de dieciocho años  de cara franca y expresión confiada. “Mauro, el estudiante de medicina” Recordó Juno. Mauro estaba depositando sobre el mostrador una gran bandeja de salchichas congeladas. Aunque las autoridades sanitarias lo prohibían dejaban fuera las salchichas cuando cerraban para que se descongelaran durante la noche.  Mario se sentó a tomar café y leer una novela saboreando su taza caliente y la apacible tranquilidad del restaurante vacío.

 Juno miraba fijamente las puertas del local. Las aceras se veían brillantes y desiertas bajo las farolas. Cruzó la calle a paso ligero. Dio la vuelta a la llave en la cerradura. La puerta de la salchichería se abrió con un leve sonido metálico que repercutió largamente en la calle envuelta en silencio. Juno dirigió con soltura la pistola hacia Mauro que lo miraba con ojos desorbitados a través de sus gafas.

-¡Vamos, rápido! – se impacientó  Juno-.  ¡Dame todo el dinero!

-Sí, ahora mismo…  -dijo Mauro conciliador. Guardó la novela en el bolsillo de su chaquetilla y se dirigió hacia la caja.

Juno no apartaba la vista de  Mauro que pulsaba el botón para abrir la caja registradora. No advirtió que su otra mano agarraba una salchicha de la bandeja  -una Wurstel Selva Negra de 21 centímetros, la mayor de todas-  mientras Juno se repetía “Rápido, rápido” como una silenciosa oración.

Cogiendo desprevenido a Juno, Mauro le lanzó un fuerte golpe en la muñeca con la salchicha. Aquel Wurstel congelado tenía la dureza del acero. Juno, con los ojos desorbitados por el dolor, vio que había dejado caer la pistola. Cuando se precipitó a recogerla Mauro le asestó un segundo golpe de Wurstel en el cráneo. El estudiante sabía dónde golpear: en el centro del hueso frontal. Juno perdió el conocimiento y se sumergió en una profunda oscuridad.

Mauro salió apresuradamente del local, bajó la persiana metálica y sacó su móvil:

-¿Policía? Llamo desde el restaurante Baviera. Tengo un asaltante encerrado. Posible conmoción cerebral. Traigan un equipo médico.

Al día siguiente Mauro comentaba el suceso con sus amigos. “Cuando el ladrón irrumpió en la salchichería yo estaba leyendo Relatos de lo inesperado de Roald Dahl en una edición inglesa, la había comprado para perfeccionar el idioma. En ese momento acababa de leer Cordero asado; un cuento en el que una mujer asesina a su marido usando como arma una pierna de cordero congelada. Un buen libro, aunque no me gusta la ilustración de la portada de un tal Zueras, alias Borgo. “

FRODO Y SU HUMOR ARGENTINO. 


LA RECETA: CHULETAS CON MANZANAS. Foto: Silvina.
Dorar chuletas de cerdo en una sartén y cuando se vean doradas reservarlas en un plato y sazonar con sal y pimienta.
Cortar las manzanas deshuesadas en láminas (yo las prefiero de las verdes y ácidas y con piel) Freír las manzanas en el mismo aceite en que se ha dorado la carne. Cuando han tomado color añadir las chuletas y un vaso de vino blanco.
Tapar la sartén y dejar cocer a fuego mínimo durante diez minutos. 
Aconsejo acompañar el plato con puré de patatas. 





45 comentarios:

Campirela_ dijo...

Jaaaa, muy bueno pero sabes lo que me gusta más, es tu portado en ese libro ( la mujer y pierna de cordero ajajaj). Enhorabuena amigo Un besote y por cierto me están entrando ganas de comer con esa pinta de plato que nos has preparado. Un besazo, feliz finde.

ricard dijo...

Pues la portada está muy bien.

Saludos.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Un arma peligrosa esa salchicha.
Y buen recurso el del personaje criticado el talento de su autor.

Buen chiste de Frodo.
Saludos.

JLO dijo...

No sé puede confiar en nadie viejo! Y usas comida hasta en tus relatos! Jaja..

Que rico se ve eso aunque con el gusto de las manzanas verdes no se como quedaría. Abrazo máster chef!

Cinefilia dijo...

Me ha recordado un poco a "Continuidad de los parques" de Cortázar, aunque, teniendo en cuenta que aludes a Roald Dahl como fuente de inspiración, supongo que debe ser una coincidencia.

Saludos.

León dijo...

Grande Dahl, y grande Zueras. Esa historia la saludo asfalto adapto Hitchcock en su serie ¿No?
Por cierto, mis hijas lo acaban de descubrir hace poco con la versión de Mr Fox de Anderson. Pensé que les iba a aburrir por ser tan hipster, pero les gustó bastante.
Tiene buena pinta el cerdo: la fruta siempre siente bien a esta carne.
Un saludo

DRACO dijo...

ése roald dahl me acaba de hacer reír con su cuento "lamb to the slaughter" (1953), donde una embarazada mary maloney asesina a su esposo patrick quien es detective de la policía local con una pierna grande de cordero congelada, la cual cocina posteriormente para destruir la evidencia. ella, para fabricarse una coartada, va donde el tendero y luego de charlar muy amenamente con él, regresa a su casa y haciéndose la sorprendida, llama a la policía y cuando ellos llegan (todos son amigos de su esposo) la encuentran toda llorosa lamentándose sobre la muerte de su esposo. la policía la descarta como sospechosa y se va a la búsqueda del "arma contundente que algún intruso usó" sin encontrarla. al final, la asesina saca de la cocina la pierna de cordero cocinada y se la ofrece a la policía, los cuales aceptan comérsela. al final, uno de los oficiales con la boca llena de carne dice:
-("que el arma homicida") probablemente esté justo debajo de nuestras narices.
jajaja.
que este magnífico cuento haya sido rechazado junto con otros cuatro por "the new yorker" sólo revela la miopía literaria y el falto sentido de humor de quien lo rechazó.

lo otro es que la apariencia de la mujer de la portada que has ilustrado está muy acorde con el espíritu del argumento del texto. ¡tiene una cara de cínica que no puede con ella!

en cuanto a frodo, él ha dado en el clavo al utilizar la figura del ventrílocuo en su humor habitual al graficar el ego argentino. es tanto el ego argentino que termina luchando contra sí mismo sin darse cuenta.

un abrazo.

Macondo dijo...

Pues a mí sí que me gusta la ilustración de ese tal Zueras.
Un saludo.

Melmoth el errabundo dijo...

Muy bueno e ingenioso, amigo Miquel. Y lo que más me ha gustado es que te hayas incorporado al relato con tu propia portada que a mí, particularmente, me gusta mucho a diferencia de Mauro. Roald Dahl es un escritor fantástico. Me gusta incluso cuando escribe para niños que en el fondo no es tan para críos. Su imaginación es perversa. Muchos de sus cuentos fueron adaptados al famoso programa de televisión “Alfred Hitchcock presenta…”. Si bien es cierto que su cuento “Cordero asado” es uno de los más famosos, también diré que tiene otros, no tan conocidos, que me parecen fenomenales, como por ejemplo “La patrona”. Si no lo has leído búscalo por ahí, y también “El autoestopista”. En fin, Roald Dahl hay que leerlo. El viejo Roald, cuando escribía sobre niños no tenían ningún inconveniente en ponerlos a parir, sobre todo si eran sebosos y estúpidos. En fin, no sé si hoy dejarían publicar a un escritor como Roald Dahl, aunque se siguen editando sus obras. De Dahl aprendí a escribir sentado cómodamente en un sofá y poner una fina madera entre brazo y brazo y escribir a mano. En el ordenador te duele la espalda cuando llevas un rato escribiendo. Esta manera que tenía Dahl de escribir a mí me va estupendamente. Se está tan cómodo que te quedas dormido sin darte cuenta. Te pones a soñar y cuando te despiertas descubres que tus sueños son mejores que lo estabas escribiendo.

No soy muy amigo de los congelados. No sé si has estado alguna vez comprando en esa cadena de congelados llamada “La Sirena”. Aquí, en Nueva Innsmouth tenemos una. Algunas veces voy porque no tengo más remedio y la verdad me da un poco de asco ver todos esos peces envasados al vacío mirándote con esos ojos muertos a través del hielo. ¡Es tan Lovecraft! Me pregunto: ¿Cuánto tiempo lleva congelado ese pez? En “La Sirena” lo congelan todo, incluso las latas de guisantes. Las chicas que trabajan allí son muy frías… ¡lo pillas! ¿Nunca te ha dado por pensar cómo es la fábrica donde congelan cada día millones de peces, pulpos, calamares, sipias, mejillones y qué sé yo? ¿Cómo son los cenutrios que trabajan allí? Cuando no están de servicio, ¿cómo llaman al trabajo que realizan cuando están por los bares borrachos? No sé, ¿dicen acaso que se dedican a la suspensión criogénica? ¿a la hibernación de cuerpos como en las películas de ciencia ficción? Si están muy borrachos y descontentos con sus vidas y trabajos, ¿dicen acodados sobre la barra del bar que lo hacen con la esperanza de que en el futuro puedan volver a la vida todos esos crustáceos y octópodos que congelan sin parar durante ocho horas? ¿Es cierto que Walt Disney está hibernado? Si es cierto ¿dónde está su cuerpo? ¿Te imaginas que por algún error ese cuerpo acaba en una franquicia de “La Sirena”? Y tú estas allí con tu mujer mirando el precio exorbitado del pulpo para cocinarlo a la gallega y de repente ves a Walt Disney con su bigotillo y los ojos cerrados dentro de un congelador junto a la sección de los octópodos. Bueno, paro ya porque me parece que se me está yendo la pinza.

¡Hola Frodo! El ventrílocuo siempre ha dado buenos resultados a la hora de admitir que el ser humano no es nada. Su penosa alma necesita infiltrarse en un grotesco y siniestro muñeco para poder decir lo que no se atreve a decir como ser de carne y hueso. Estaría bien escribir una historia muy alocada sobre un ventrílocuo que necesita el muñeco y el muñeco al ventrílocuo. Cada uno dice lo que tiene que decir pero al mismo tiempo. Los espectadores no se enteran de nada.

¡Chuletas con manzanas! Buena combinación. No conocía esta receta. Tiene muy buena pinta.

¡Un fuerte abrazo!

Tamara Ailén dijo...

¡Buenos días!

Me encantó el relato. La verdad es que no me imaginaba ese desenlace jajaja. Quién pudiera defenderse así.

Acabo de conocer tu blog, ¡Te sigo! Te invito cuando quieras a conocer el mío 🙂

Saludos.

David dijo...

Relato con autoreferencia. La portada está bien, pero igual es un poco "spoiler", ¿no?
Mi portada favorita de las que te he visto es la de Open Secret de Ann Beljaev.
A mí me gusta Roald Dahl,pero por lo visto debía ser un capullo. No sé qué editorial le tenía, pero a pesar de todo el dinero que les hacía ganar, cuando se largó a otra, fue casi como un respiro, por el modo en el que trataba a todos y cómo quería que le tratasen. Es curioso, porque lees sus libros y no tienes esa idea de él.
Saludos y buen fin de semana!

AMALIA dijo...

Qué buena y oportuna defensa!!.
Estupendo relato.
A mí me gusta la ilustración. Ya lo creo.
La receta se ve apetitosa.
Un abrazo. Feliz fin de semana.

Clementine dijo...

Ayyy, Miquel, me ha encantado el relato al estilo Roald Dahl, ya sabes que me chifla este señor... Y toda la entrada, de lujo. ¡Muchos besos, Borgo!

Mamen dijo...

Jajajaja, qué buena entrada. Me encanta tu imaginación y la ilustración no puede gustarme más.

Besos.

Nury ruri dijo...

Muy bueno. A mi si me gusta la portada. Esa receta me la apunto que tiene muy biena pinta.
Un abrazo.

Gra! dijo...

Jajaja es muy gracioso Miquel. Te imaginas el informe del medico jajaja Juno sufrio una contusion cerebral ocasionado por un elemento contundente "una salchicha" jajaja perdon pero me lo imagine y no paro de reime.
Este relato me hace dar cuenta que mi heladera (nevera) es un arsenal!!! Esto puede ser peligroso tengo unos chorizos bombon que podrian ser unas cadenas de acero jajaja.

Esa portada es genial Borgo como todos tus dibujos. Esa mujer fina con ese vestido negro elegante y resume bien el libro.
Es el autor de Charlie y la fabrica de Chocolate" no? Me encanta.
Volvio Frodo muy bien; con esos conflictos de egos tan caracteristicos de los argentin@s.
Muy buena la receta y foto de Silvina.
Gracias por el buen momento :)
Besos Borgo.

ReplicanteNia dijo...

Jajajajajaajajajaaj, "la venganza de los congelados", mira que casualidad, estoy releyendo los Relatos de lo inesperado, voy por Lady Turton, pero mi libro, de Anagrama, no tiene esa estupenda portada de un tal Zueras. Lo del cordero asado ha dado para mucho. Sigo leyendo con fervor tus relatos antiguos, veo que lo de los vampiros viene de lejos.
La receta tiene un aspecto estupendo y lo que me ha acabado de convencer es ese gusto compartido por las manzanas acidas. Yo las pongo en el microondas rebanaditas con mucha canela y quedan de vicio.
Cuideu-vos molt.
Petonets descongelats.

miquel zueras dijo...

Hola, Campirela! Vaya, me conforta saber que a ti sí te gusta la portada, con su pierna asada de cordero que debe estar muy buena a pesar de ser un arma homicida. Tendría que haber puesto una receta de cordero, pero me ha dado por esas chuletas que no están nada mal.
Besazo y muy feliz semana!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Ricard! Vaya, te lo agradezco. La verdad es que los ingleses me la hicieron cambiar pues decían que el dibujo no pegaba con la protagonista. Con lo apetitosa que me había salido esa pierna de cordero...
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Demiurgo? Una salchicha congelada puede ser un arma terrible. Una vez me cayó desde el freezer un churrasco que me aterrizó en el pie y dolía lo suyo.
Bueno... no se puede gustar a todo el mundo y mis personajes ya tienen sus gustos propios.
Le paso tu felicitación a Frodo.
Saludos, Demiurgo!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, JLO! Puede que haya sido el único en poner de protagonista a una salchicha. Unos chinchulines tampoco habrían quedado mal ¿no crees?
Las manzanas verdes creo que quedan bien por el punto ácido que combina con la carne del cerdo, pero las manzanas dulces tipo golden también resultan buenas para este plato.
Abrazos, JLO!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Cinefilia! Sí, he tomado a Dahl como referencia aunque me gusta mucho ese relato de Cortázar, El protagonista quizá es un personaje en un libro sobre un hombre que lee un libro. Tal vez sea el hombre que la pareja casada intenta matar. Fredric Brown tiene un relato parecido, te lo recomiendo "No mires hacia atrás" en que involucra al lector como posible víctima: ""Continúa pensando que esto es solo un cuento, no creas esto... hasta que notes el cuchillo."
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, León? Sí, esa historia se estrenó allá en 1958 con "Alfred Hitchcock presenta", la protagonizaba Barbara Bel Geddes, que ya había trabajado con Hitchcok en "Vertigo". No he visto aún "Mr.Fox" he leído que Wes Anderson escribió el guion alojado en casa de la viuda de Roald Dahl para "impregnarse" mejor de la historia.
A la carne de cerdo le sienta bien lo ácido, Cítricos, frutas del bosque...
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, DRACO! Un cuento con un toque retorcido muy del gusto de Dahl. La protagonista incluso pregunta al tendero por alguna receta para el cordero asado, y entre todos destruyen - o mejor, consumen- el arma homicida. El New Yorker se vio obligado a publicar una nota de disculpa por el revuelo que provocó el genial relato de Shirley Jackson "La lotería" que muchos lectores consideraron demasiado brutal. Publiqué un cuento-homenaje en esta entrada por si quieres echarle un vistazo:
http://miquel-zueras.blogspot.com/2019/11/la-pedrea-relato-y-mas-cosas.html
Pues mira, el director de arte consideró que la imagen de la mujer -demasiado femme fatale- no correspondía con la del cuento original. Tuve que dibujar otra con el cuento "La cata", pero prefiero el dibujo para "Lamb to the Slaughter".
Abrazos y paso tu felicitación a Frodo!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, MACONDO y muchas gracias!
Pues ya verás como le cuento aquí arriba a Draco que a los ingleses no les pareció adecuado el dibujo y me lo hicieron cambiar, aunque Mauro, el protagonista, no tuvo nada que ver.
Saludos!
Borgo.

Frodo dijo...

Genial la historia, bien de Breaking Bad, y genial también el remate con la inclución de tu "chivo" (autobombo). Creo que me gustará leer a Roald Dahl ¿dónde puedo conseguir el libro con la ilustración de ese tal Zueras?
Me anoto con las chuletas con manzanas, aunque sería la primera vez que las pruebe, no sabía que eso se podía hacer jajaaa
Como siempre buena foto de Silvina.

Melmoth querido, recuerdo un episodio de Alf en que usa a una marioneta para sacar todo el odio y lo malo de su personalidad. Siempre me hizo gracia que se llamara igual que el marionetista y creador de Alf. ¡Todo un símbolo del programa! Ya que se dice que el muñeco Alf ha torturado a los demás personajes durante sus cuatro temporadas

Abrazos a ambos!

Josep dijo...

Hola, Borgo:

Pues a mí, la ilustración de ése Zueras me ha gustado tanto como el relato sorpresa: veo que el frío puede tener sus ventajas, tanto el que mantiene rígida la salchicha como el que templa la sangre del actor.

Me copio esa receta, que se antoja sabrosa: la manzana siempre da un toque especial a un plato: en ocasiones la corto a dados y el comensal se sorprende porque la vista y la textura, a priori, no le cuadran.

Un abrazo.

miquel zueras dijo...

Hola, Melmoth! Pues sí, esta vez me he permitido entrar en la narración. Pues al igual que Mauro al editor no le gustó el dibujo pues la protagonista -la desvalida Mary Mallony- no se veía representada en esa mujer fatal que había dibujado yo. En su lugar puse una ilustración de "La cata" pero guardé la de la pierna de cordero que me gusta más.
Qué buenos relatos son "El autoestopista" con ese sirlero que describe como una rata humanoide, o "La patrona" que me recordó a un cuento de Truman Capote "Una ventana iluminada" ¿lo conoces? Los cuentos para niños de Dahl también tienen un toque perverso, e ilustrados por el gran Quentin Blake.
En cuanto he empezado a leer lo de La Sirena he imaginado a Walt Disney congelado. Esta es una entrada de los inicios de mi blog por si quieres echarle un vistazo:
http://miquel-zueras.blogspot.com/2009/05/hibernatus.html?m=0
Se te dan muy bien los relatos con ventrilocuo, igual podríais probar de hacer algo tú y Frodo a cuatro manos.
Esa receta me la enseñaron en Suiza cuando estuve de cocinero en un campamento, la comíamos acompañada de chucrut, una guarnición que aquí no tiene mucha aceptación.
Abrazos, Melmoth!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Tamara Ailén! Muy bienvenida a Borgo.
Gracias y ahora me paso a conocer tu blog.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, David! Pues ahora que lo dices... sí es un poco spoiler. El año pasado me encargaron una portada de "Ana Karenina" y me insistieron en que tenía que dibujar un tren en la portada. Eso sí que es un spoiler como una casa.
Dahl tiene un lado oscuro como sus relatos, incluso los infantiles, algunos lo describen como misántropo, antisemita y con tendencia a la crueldad.
Saludos y feliz semana!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, AMALIA! Una salchicha puede ser tu mejor aliada en una situación difícil.
Muchas gracias, me alegra que a ti sí que te guste la ilustración. A Mauro no, pero no se puede contentar a todo el mundo.
Te deseo muy feliz semana.
Besos.
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Clementine! Ya sabes que a los dos nos encanta Dahl. Lástima que no he podido acudir a Quentin Blake para que me hiciera un dibujito, habría sido un detalle...
Besos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¡Qué tal, Mamen?
Muchas gracias. Me alegra mucho que te haya gustado la entrada.
Que tengas una feliz semana.
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Nury!
Vaya, gracias. Me consuela saber que a ti sí que te gusta la portada.
Espero que te guste la receta.
Abrazos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Gra? Bueno, un trozo de carne congelado puede ser un objeto contundente, ya sea una salchicha, una pierna de cordero o un churrasco. Por cierto que me sorprendió que no fuera común comer cordero en Argentina; al menos en Buenos Aires. Huy, tu heladera es un arsenal muy peligroso. La última vez que comí chorizos bombón fue a la pomarola, con choripan.
Me alegra que te guste la portada. Sí, es el autor de Willie Bonka y de muchos relatos cortos (como "Pierna de cordero") que te recomiendo.
Frodo y Silvina siguen aportando mucho y bueno.
Gracias a ti por visitarme.
Besos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Replicante Nia! Me alegra de verdad verte de nuevo por aquí. Yo también tengo esa edición de Anagrama (enero 1988) y la verdad es que la portada es muy sosa a pesar de estar firmada por Julio Vivas. Pues sí, tengo algunos relatos vampíricos, a ver si alguien se anima a publicarme una recopilación, quizá en Amazon.
Las manzanas dan para mucho. También me gustan así con canela o al horno con moscatel.
Molts petons, Nia i cuida´t molt!
Borgo.

Gra! dijo...

Pierna de Cordero" bueno lo anoto y lo voy a leer.
Los chorizos a la pomarola son riquisimos!!
No ; no se come cordero y no veo en las carnicerias que lo vendan. Es cierto quizas en el interior del pais si.
Un beso mas!!

Gra! dijo...

Pierna de Cordero" bueno lo anoto y lo voy a leer.
Los chorizos a la pomarola son riquisimos!!
No ; no se come cordero y no veo en las carnicerias que lo vendan. Es cierto quizas en el interior del pais si.
Un beso mas!!

miquel zueras dijo...

Hola, Frodo! ¿Se dice "chivo" en Argentina? no lo sabía. Me temo que ese libro está descatalogado pues cerró la editorial (creo que era Arrow Books) de todos modos salió publicado con otro dibujo (del relato "La cata") que no me gustó tanto, por eso guardé el de la pierna de cordero en mi archivo. Te recomiendo Dahl, es un autor muy bueno con cierto gusto surrealista en sus relatos cortos. Sé que en Argentina editaron sus "Cuentos perversos para niños perversos".
Mis platos ganan mucho con las fotos de Silvina. Esa receta de chuletas con manzanas la he visto publicada en el libro de sor Lucía Caram. ¿La conocés?
Recuerdo ese episodio de Alf, también recuerdo en la serie Soap (Enredo) un muñeco de ventrilocuo con vida propia y que hacía comentarios sarcásticos.
Abrazos! También de parte de Melmoth.
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Josep! Vaya, gracias, eso me consuela de que no le haya gustado a Mauro. Lo que se puede hacer con una salchicha fría... que no es lo mismo que "pichafría". (perdón por el chiste malo) a la carne de cerdo le sienta bien un toque ácido como la naranja y las manzanas verdes. A veces lo preparo a la manera suiza, con puré de patata y col lombarda con trocitos de manzana.
Abrazos, Josep!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Gra? Dahl tiene cuentos muy buenos (seguro que hay publicados en pdf) como este de la pierna de cordero y ahora también recuerdo "Gastrónomos", "Hombre del Sur" o "Apuestas".
Ya ma han venido ganas de preparar esos chorizos con su tomate, pimiento y ají. Hay un par de carnicerías argentinas en mi barrio.
El cordero allá creo que se come en el campo, y en la zona de la Patagonia donde lo asan encima de unos palos en forma de cruz.
Besos, Gra!
Borgo.

Shaun dijo...

¡Hola Miquel! ¿Qué tal? Muy buen post, estás que te sales !!!

Me ha gustado mucho el relato estilo "Roald Dahl", ese atracador se llevó su merecido a golpe de salchicha Würstel, jejeje.

Esa mujer que aparece en tu ilustración me parece muy guapa. Me ha recordado a la vampira de tu relato de Halloween, aunque esta no vaya vestida como una chupasangre (lleva vestido escotado y zapatos de tacón). Y lo de la pata de jamón me parece todo un puntazo, jajaja.

Siento no poder comentar tan a menudo que ando muy liado, y todavía tengo pendiente mandarte un mail.

Cuídate, amigo Borgo. Un abrazo !!!

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Shaun? ¡Muchas gracias! Me alegro y mucho que te haya gustado.
Una salchicha Wurstel congelada de 21 centímetros puede ser un arma muy letal.
Sí, esa mujer queda como una seductora mujer fatal y por eso no la aceptaron los ingleses, me dijeron que la protagonista del cuento era una mujer desvalida, que esa imagen no pegaba. Tuve que hacer otra ilustración de portada pero me quedo con ésta para publicar, me gusta mucho más.
Tranquilo, todos tenemos periodos de estar liados. Yo ahora estoy preparando una exposición en la llibrería Jaimes, en Barcelona y eso me lleva mucho tiempo.
Abrazos, Shaun y cuídate tú también!
Borgo.

Juan El Portoventolero dijo...

Naturalmente poseo tantos volúmenes de R. Dahl, que no sé si incluso tendré todos (¡es broma: es tan ingente su producción y tan ricas y deliciosas las diferentes ediciones, que es tarea ímproba! De todas formas sí me permito recomendarte una de las más raras "Mi Tío Oswald" -en "Editorial Anagrama" la tienes-) A mí sí que me gusta y mucho tu portada.

miquel zueras dijo...

Hola, Portoventolero! Yo también tengo una buena colección de Dahl en mi estantería, es un genio. ¿Mi tío Oswald? Ese no lo he leído, lo voy a buscar, de Anagrama tengo "El gran cambiazo" una edición de los ochenta de cuando publicaban portadas buenas, con dibujo de Julio Vivas. Celebro que te guste mi portada..
Gracias y saludos!
Borgo.