miércoles, 1 de julio de 2020

UN SECUESTRO EXPRESS... y más cosas


SECUESTRO EXPRESS EN EL BAR BITÚRICO
 Interior bar. Entra un hombre con un gran saco a cuestas.
HOMBRE DEL SACO: Una caña, Manolo, que vengo seco.
DUEÑO: ¿Dónde vas con ese saco?
HOMBRE DEL SACO: Es un hombre al que he secuestrado, a ver si me saco un dinerillo por su rescate.
INTERIOR DEL SACO: ¡Socorro!!!
DUEÑO: Hala, es verdad.
CLIENTE 1: ¡Secuestro! ¡Eso es un delito!
HOMBRE DEL SACO: ¡Lo que están haciendo conmigo sí que es delito! Llevo dos años en paro y he tenido que darme de baja la luz y el agua. Estoy sin un chavo.
CLIENTE 2: Eso no es fácil. Puede pasar tiempo antes de que decidan pagar el rescate y vas a tener que costear la manutención del secuestrado.
DUEÑO: Tranquilo, yo te guardaré en una bolsa los restos de comida de los platos a cambio de mil euros cuando cobres el rescate.
INTERIOR DEL SACO: ¡Una mierda! ¡No pienso comer las sobras de nadie!
HOMBRE DEL SACO: ¡Vaya, así que es delicado con las comidas! ¡Maldito burgués!
CLIENTE 3: Oye, te puedo conseguir algo de la carnicería donde trabajo, pero cuando cobres quiero mil euros.
CLENTE 4: Y yo te cedo el sótano de mi ferretería. Ahí podrás dejar el pájaro sin peligro de que lo oigan los vecinos, y me darás mil euros.
HOMBRE DEL SACO: ¡Bien! Si colaboráis habrá pasta para todos.
 CLIENTE 5: ¡Un momento! O me das diez mil euros del rescate o te denuncio ya mismo por secuestro en primer grado.
HOMBRE DEL SACO. (Suspira) Uf… vale, tendrás tu dinero, pero como te vayas de la lengua…
DUEÑO DEL BAR: ¡Eh! ¿Pero qué mierda es esta? ¡Yo también quiero diez mil o te denuncio!
HOMBRE DEL SACO: Manolo, joér, no me hagas esto…
DUEÑO DEL BAR: Lo siento, pero no me arriesgaré por cuatro duros mientras ese se forra por la cara.
CLIENTES 6,7 y 8: “¡Es verdad!” “¡Yo quiero otros diez mil o canto! “ “¡Y yo!”
HOMBRE DEL SACO: ¿Sabéis que os digo? ¡A tomar por saco! Y hablando del tema –abre el saco y dice-:¡Usted, ya puede salir de ahí! ¡Le dejo en libertad!
Todos reconocen al hombre que sale del saco: Javier Nanay, conocido abogado y tertuliano televisivo.
- Gracias, amigo –le dice al Hombre del Saco-. No he podido evitar la conversación y está en su derecho de denunciar a esta gente por intento de chantaje.
HOMBRE DEL SACO: ¡Hosti, qué buena idea! Ahora mismo voy al juzgado y de paso doy de alta la luz y el agua, seguro que me cae una buena indemnización.
DUEÑO Y CLIENTES DEL BAR: ¡¡Noooooo!!!!
FIN
LOS CONSEJOS DEL PROFESOR SIBELIUS
Vuelve FRODO, con su sección HUMOR ARGENTINO
Y EL GRAN MELMOTH:

Un hombre de negocios, al volante de su coche, da vueltas alrededor de un edificio de oficinas buscando en vano un sitio para aparcar. Tiene una cita importante, que va a decidir su vida, y teme llegar tarde. Se dirige a Dios:
- ¡Te lo suplico, haz que encuentre un sitio! ¡Ya verás, seré muy bueno con mi mujer, me ocuparé de los niños, te lo prometo, daré limosna con frecuencia a los pobres, iré a ver a mi madre una vez a la semana y le llevaré bizcochos de chocolate! ¡Pero haz que encuentre un sitio! ¡Rápido! ¡Ten compasión!
En ese momento, delante de él, un coche pone el intermitente y se va de modo que queda libre un sitio.
El hombre se dirige de nuevo a Dios:
- ¡Ya está! ¡Solucionado! ¡No te molestes!
FIN
LA RECETA: RIÑONES AL JEREZ
Venga, una de casquería con un plato tradicional. Foto: Silvina.
Poner bajo el grifo los riñones (los de ternera, se entiende) lavarlos con agua fría y dejarlos 1 hora en un plato con vinagre.
Secarlos con papel de cocina y sofreír en aceite. Cuando tomen color añadir cebolla picada, perejil, sal y pimienta.
Remover y añadir 1 vaso de jerez (o vino blanco o cava) y 1 hoja de laurel. Tapar el recipiente y dejar cocer con el fuego al mínimo 20 m. Con esa salsita es delito no mojar pan.
¡Saludos! Espero que pronto ya no tengamos que llevar ese chisme.

50 comentarios:

Flor. dijo...

Hola Miquel , que buena entrada la de hoy ... Por lo que veo con eso del secuestro
del hombre del saco ,querían cobrar todos , jajajaja en cuanto al del tío que le reza a dios para encontrar sitio en un parking , la verdad es que fue un cara dura , ya que no iba a cumplir su promesa jajajajajaja.
En cuanto a la receta de riñones al jerez , esta la solía hacer mi madre cuando era soltera
ya que a mi padre la verdad es que no le hacía mucha gracia , y a mi la verdad es que no los e comido nunca , pero alguna vez tiene que ser la primera.
Me a gustado mucho tu entrada , te deseo una feliz mañana besos de flor.

El Doctor dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Doctor dijo...

Uno de tus mejores relatos, o al menos, con el que más me he reído. El dibujo que encabeza el cuento es magnífico. Ya sabes que siento debilidad por Netol y también por Polil. Después está el dibujo (y sus detalles) del propietario del bar con ese careto que ya no se lleva, qué lástima, porque es auténtico, digno de los ochenta. Lo más descacharrante son las ocurrencias, primero, de haber metido en un saco al secuestrado, y, segundo, irse al bar a tomar una caña con el saco. Yo diría que tu relato está entre Agatha Christie, donde todos se van haciendo culpables a medida que transcurre la historia, y, el delirio de Álex de la Iglesia. Veo posible que esta situación pueda suceder en cualquier momento, en cualquier bar de cualquier esquina. Eso sí, si el bar lo lleva un matrimonio chino la historia sería diferente, claro. Por otra parte, me he imaginado que el tío que está dentro del saco es Ramón García, el tipo más misterioso del mundo. ¿Cómo se puede vivir trabajando con una capa y solo la noche de fin de año? ¿Tanto cobra por anunciar las campanadas y decir gilipolleces? Yo quiero un trabajo así, aunque corra el riesgo de ser secuestrado.

El profesor Sibelius se ha superado así mismo. Me temo que contra más gilipollas sea alguien, más gente se le aproximará, más triunfará en la vida, más ligará, más integrado se sentirá. La conjura de los necios. Yo tengo una nariz bastante larga y además llevo gafas. Cuando me puse por primera vez la mascarilla se me entelaron los cristales y no veía nada. Decidí hacer un agujero en la mascarilla para sacar la nariz. ¿Y sabes qué pasó? ¡Que toda la gente con la nariz larga y con gafas hicieron lo mismo! La policía no sabía si multarnos o no. La cosa no estaba muy clara. El inventó llegó a Fernando Simón, el tipo ese que tiene cara de amargado con espesas cejas y que dice que es epidemiólogo que alerta de emergencias y todo eso. Vino añadir más problemas a este extraño tipo. Se puso a investigar si hacer un agujero en la mascarilla para sacar la nariz es viable o no. Todavía estamos a la espera del veredicto.

Ay, ese humor argentino de nuestro amigo Frodo. Yo sigo llamando a mi madre cuando se me cae un diente, como cuando era niño. Ella, por aquel entonces, ejercía de Ratoncito Pérez introduciendo debajo mi almohada, cuando dormía, un pequeño regalo. Ahora, ya se me caen sin posibilidad de que vuelvan a salir. Pues bien, la llamo y ella sospecha que es para que me pague una dentadura postiza y me manda al carajo.

Genial la ilustración para ese relato del hombre de negocios.

Tiene muy buena pinta ese plato de riñones al jerez, pero hay una cosa que me inquieta mucho, amigo mío. Después de ver esos riñones te veo a ti con mascarilla y mirada siniestra cuál terrorífico cirujano que acaba de extraer a sus víctimas sus riñones.

¡Un fuerte abrazo!

Alí Reyes dijo...

MORALEJA Si estuviera a mano, el delito fuese el primer recurso.
---
Chiste argentino: Es saludable cuando uno se ríe de sí mismo. Eso quiere decir que "no eres tan argentino como pareces"....risas
---
Buena esa riñonada

Campirela_ dijo...

hola buenas tardes muy bueno todos los relatos el chiste genial por Dios el del secuestro me ha encantado, pero bueno no me sorprende porque entrar en este blog es leer muy buenos relatos, un beso y feliz tarde cuidaros mucho que hace muchísimo calor ciao chicos.

miquel zueras dijo...

Hola, Dj... flor! Creo que la moraleja está clara, si secuestras a alguien nunca te lo lleves al bar de la esquina que luego todos quieren sacar tajada. El conductor del relato de Melmoth me recuerda a aquello de: "Todos se acuerdan de Santa Barbara cuando truena", lo decía mi abuela.
Me gusta mucho ese plato, es muy fácil de preparar y es barato, algo que viene bien en estos tiempos convulsos.
Muchas gracias, flor y muy feliz semana.
Borgo.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Es de esperar y más por acá, que ha habido un retroceso de fases.
Es que hay quienes hicieron las cosas muy mal. Ha habido 30 casos detectados en un canal de TV, TELEFE.
Espero que esta distopía termine lo antes posible.

Y buena la historia. Con un logrado giro argumental. A todos los perdió la ambición.
En lugar de beneficiarse, serán denunciados.

Y la historia breve sobre el estacionamiento, he conocido alguna versión.

Interesante entrada.

miquel zueras dijo...

Hola, Melmoth! Huy, Netol, Polil... para mí íconos sagrados de la publicidad vintage.
El dueño del bar está basado en el entrañable "Putamerda" de un bar de LÉscala. Cuando alguien le pregunta ¿Cómo te va? él siempre responde: "Una puta merda" y luego un resoplido. Sí, la historia tiene aires de "Whodunit", aunque aquí todos los personajes se ofrecen como culpables, y no como en las novelas de la Christie en la que el asesino se pasa toda la velada bebiendo martinis y mirando hacia otro lado en plan "Yo no he sido..." ¡Ostras, esa historia en un bar regentado por chinos!" No lo había pensado, eso puede dar mucho juego.
¡Ay, Ramón -Ramontxu- García! con su look transilvano... ahora parece de capa caída después de convertirse en un incombustible de la TV como Joaquín Prat o el incorrupto Jordi Hurtado.
Lo de las gafas con mascarilla lo solucioné frotando los lentes con jabón de pastilla (lo vi en internet). Eso de sacar la nariz fuera lo he de probar.
Eso de que se te cuele un ratón en la almohada me da algo de yuyu. Los americanos tiene a su Hada de los dientes que queda más bonito y no te roen las orejas mientras duermes. Yo le pedí de deseo tener dentadura de tiburón, con doble fila de dientes y cuando se caiga uno que te crezca otro, muy práctico.
Pues no vas desencaminado con lo de los riñones. Un día me los trajeron de una carnicería argentina, en una pieza, y allí estaba yo con mi cuchillo de cocina mutilando y troceando.
Abrazos, amigo!
Borgo.

manolo.dj dijo...

Saludos Borgo!!! Me encantaron las dos historias. La primera es magnífica, y la segunda también, pero se me suscita la duda de si el guión es de Frodo, jajaja, porque va muy en la linea del chiste del cumpleaños. Genial en cualquier caso, pero no sabía de esta interesante colaboración!!!!! Felicitaciones, y la receta, tiene una pinta extraordinaria!!! Fuerte abrazo!!

Mamen dijo...

Miquel, siempre es un placer leerte. Ja,ja,ja... A partir de ahora me fijare quién entra a un bar. Qué yo también quiero tajá.

Un abrazo!

Macondo dijo...

No sé con cual quedarme. Buenísimos el del hombre del saco y el del hombre de negocios. Al de la mascarilla le has sabido dibujar hasta una maravillosa cara de gilipollas. Hasta los riñones tienen una pinta estupenda.
He observado que los chistes que aquí adjudicamos a los de Bilbao, en Hispanoamérica se los imputan a los argentinos. Y los que aquí a los de Lepa, allí a los gallegos (españoles).
Un saludo.

DRACO dijo...

otra vez te ha salido un post redondo. me han gustado tanto las historias como las viñetas, así como esas situaciones tan peculiares y particulares en que se desenvuelven los personajes.
en verdad que hay que estar bien desesperado como para secuestrar un abogado... ¡uno no sabe por dónde van a salir los tiros!

saludos.

miquel zueras dijo...

Hola, Ali! Já, já... muy bueno eso que dices de los argentinos. Claro que es bueno tener sentido del humor y saber reírse de sí mismo.
No sabía cómo encajaría un plato de menudillos que o te encantan o te repelen, sin términi medio. También me gusta el mondongo (callos, se dice acá)
Saludos, Ali!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Campirela? La idea de este secuestro me vino a la cabeza al leer sobre un secuestro express en México, cuando pagaron el rescate el secuestrado y el secuestrador se fueron a un bar de copas para celebrarlo. La realidad...
Besos y espero que soportes bien los calores. Hoy, gazpacho, nada de riñones.
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Demiurgo! Ahora estamos en lo que llaman "Nueva normalidad" -desplazamientos limitados y mascarillas- pero en algunas zonas han habido retrocesos. Acá estamos en plan de "a verlas venir".
Sí, en el fondo me ha salido una historia bastante moralista. La codicia rompe el saco, nunca mejor dicho.
Supongo que en Buenos Aires hay que encomendarse al Altísimo para encontrar aparcamiento. ¡Qué tráfico! ¡Cómo corrían por allá los colectivos!
Gracias y hasta la vista, Demiurgo!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hombre, manolo. dj! Me alegra verte de nuevo por aquí y también de que te hayan gustado las historias. Desde luego tengo conmigo un buen equipo, sólo nos falta organizar reuniones bebiendo mucho vino a lo Grupo de Blomsbury. Bueno, con Melmoth ya lo hago a veces.
Los riñones quedan muy buenos con arroz blanco salteado, ayer los hice con calabaza.
Abrazos!!!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Éowyn! Y para mí es un placer que me visites. Ojo si intentas sacar tajada que ya ves lo que les pasó a los parroquianos del bar... la codicia rompe el SACO.
Abrazos!
Borgo.

ricard dijo...

Lo del secuestro serviría para una clase de economía (tema: la inflación).

En cuanto al relato de Melmoth, el protagonista no es únicamente desagradecido sino, además, ignorante. Pues todo el mundo sabe que para encontrar aparcamiento basta con desearlo con una convicción firme e impenetrable (puede parecer una engañifa de las que te cuentan en los cursos de ventas pero es una realidad incuestionable a la par que un misterio).

Si no fuera porque tengo alergia a las vísceras te copiaba la receta.

Saludos.

Alexander Strauffon dijo...

Toda una cadenita de extorsión en el simpático relato.

Frodo dijo...

Hola amigo Borgo.
¡lo que me he reído con toda esta entrada! Incluso con los comentarios.
Creo que aporté el punto más bajo de todo este show. Hasta los comentarios me han echo reír.

Tu historia tiene algo de esas cosas enroscadas de los hermanos Marx, o como dice el gran Melmoth parece un guión de Alex de la Iglesia. Me encantó que se vayan sumando los personajes.
El profesor Sibelius estuvo certero en su consejo y muy de actualidad. Crack
Y la ilustración que más me gusta es la que le dedicaste al gran relato de Melmoth. Por algún comentario lo dijiste. Parece una historia de todos los días en Buenos Aires, el tránsito es tan fatal que hay que hacerse religioso para encontrar lugar. Tan así que prefiero no llevar el auto cuando voy al trabajo. Es hacerse malasangre antes de empezar a laburar.
lo que decís de los colectivos es totalmente cierto, pero hay algo pero: cuando fui a brasil me sorprendí de como corren por allá los "bondis". Imaginate lo que es. No parecen usar el freno.

Como siempre, buenas fotos. La de la receta y la tuya, en la que pareces uno de esos malos de película con la mascarilla.

Abrazo grande
En cuanto puedo te paso más chistes así seguimos riendo de nosotros mismos y le hacemos la competencia al que cuenta chistes argentinos también con gorrita de San lorenzo... pero en el Vaticano.

Muy cierto lo que dicen Macondo, y Alí sobre los chistes "nuestros"

Frodo dijo...

Por otro lado, cómo me gustaría que algún día se pueda dar esa reunión con vino, con el amigo Melmoth y si se puede con el Profesor.

Me quedé pensando que el relato de Melmoth, aunque en plan gracioso, tiene un cuestionamiento sobre el acontecer trágico del ser humano: ¿Determinismos o libre albedrío?
Me inclino a pensar que ese personaje cree en lo segundo y que Dios no fue quien le dió una mano.

Abrazos y saludos etílicos al amigo Melmoth

ReplicanteNia dijo...

Ayyyyy, lo que me he podido reir con el pobre hombre del saco, si es que no se puede uno fiar de nadie ya, sobre todo de los abogados, los carga el diablo.Genial el humor argentino-super ego de Frodo. En otro orden de cosas, yo la mascarilla ya la considero fondo de armario. Y cada vez que entro en algún establecimiento con ella puesta y las gafas de sol, me tengo que reprimir para no gritar: quieto todo el mundo, esto es un atraco !. Algún día lo haré. Y que me cuenta Nia que a ella lo de comer riñones le parece un poco Hannibal, aunque éste proclamase su devoción por un buen higado regado con Chianti. Definitivamente descartamos los riñones como fondo de nevera. Apa, bona nit, una abraçada. Gràcies per fer-me riure.

Nocturno dijo...

Buena entrada y mejores ilustraciones, bien ahí.
Sí, que pase pronto todo esto, hoy estrené nueva mascarilla y no me gustó, já.
Yo me secuestraría a mí mismo y me invitaría a un bar já.
Un abrazo camarada.

miquel zueras dijo...

Hola, Macondo y gracias! Sí, hasta los riñones parecen sonreír en la foto.
En Argentina el personaje de Manolito de Mafalda viene a ser el esteriotipo de los gallegos. Aquí tenemos a Lepe, y en mi tierra los del pueblo de Sant Pol que pusieron un reloj de sol en la fachada del ayuntamiento con un tejado para que no se mojara. La gente del tren sacaba la cabeza por la ventanilla gritando: "Sant Pol!!! ¿Qué hora es?"
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, DRACO? Gracias, pero eso de secuestrar a un abogado nunca se sabe cómo va a salir. Igual el letrado convence al jurado de que lo hiciste de buena fe y te dan una indemnización. Todo depende de lo bueno que sea el abogado.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Ricard? Pues sí, para una clase magistral de economía al estilo del gran Carlos Fisas que conseguía que hasta zoquetes como yo entendieran los entresijos de la economía.
Hay otra regla que nunca falla con el coche: lava el coche si quieres que al día siguiente llueva.
Mi próxima receta será menos visceral.
Buen fin de semana, Ricard!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Alexander!
Chantaje y extorsión en primer grado, como diría ese abogado. Siempre tienen palabras justas para todo.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Frodo! Qué va, Frodo. Vos siempre aportás mucho de bueno por acá.
Sí, algunos me han hecho notar que recuerda a la película 2El bar" de Álex de la Iglesia. Me gustan sus películas aunque a veces parece que no sabe encontrar el final.
En Barcelona los conductores se han vuelto muy impacientes, basta con que un automovilista se quede quieto en un cruce durante unos segundos para que lo acribillen a bocinazos. Mi recuerdo de los colectivos es que parecían volar bajo. La palabra "bondi" es lunfardo, ¿verdad? creo que significa "tranvía".
Abrazos, Frodo, y acá siempre serán bienvenidas tus colaboraciones.
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola de nuevo, Frodo! Claro que estaría muy bien esa reunión, con vino tinto y porciones de carne bien sangrante... jé, jé!
Yo también creo eso, el hombre de negocios decidió aquello de "yo me lo guiso, yo me lo como". Libre albedrío.
Abrazos y saludos etílicos, amigo!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Replicante Nia? Ese Hombre del Saco no es tan terrorífico como su homólogo secuestra-niños, ése solo rapta abogados y la jugada le ha salido bien.
Es verdad, puede que lo de las mascarillas traiga una oleada de atracos, aunque yo prefiero el viejo estilo de pañuelo floreado a lo asaltante de diligencias, o las máscaras de ex-presidentes de "Le llaman Bodhi".
"Me comí su higado con Chianti... y unas habas ¡arf, arf!!!" Inolvidable.
Molt bona nit, Replicante! Abraçades!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Nocturno! Muchas gracias. Vaya, eso sería interesante, el "Auto secuestro express". Un bar es un buen sitio para estar secuestrado durante unas horas, y no sale muy caro mantener al secuestrado a base de pinchos de tortilla y cañas de cerveza.
Abrazos, Nocturno!
Borgo.

Frodo dijo...

Por ser del lunfardo tanguero antes significaba "tranvía", y se aplicó después al "colectivo". Pero... en las últimas décadas, supongo que naciendo en la jerga carcelaria se empezó a decir "bondi" a todo lo que sea un "quilombo". Hoy una frase común callejera es "pintó bondi" que vendría a ser algo así como "se armó un lío".
no se si recuerdas pero los Redondos tienen un disco que se llama "Último bondi a Finisterre" estaban jugando con que parecía ser el disco final de la banda... por suerte hubo uno más y mejor.

si va a haber carne, ustedes empiecen a comer. Mi porción la dejas media hora más jajajaj

Clementine dijo...

La historia del secuestro... jajajaja, esos diálogos me han llevado, Miquel, a Mihura, Tono y compañía. Genial. ¡Mil besos, Borgo!

León dijo...

Lo del secuestrador seguro que ha pasado en los States, con los abogados que hacer guardia a las puertas del hospital...
Lo del aparcar me ha recordado al anterior ministro de interior y si remedio de rezar para encontrar aparcamiento siempre.
Y la receta no la voy a hacer, que a mí la casqueria como que no... Aunque a mí mujer seguro que le flipea.
Buena entrada.
Un saludo

miquel zueras dijo...

Hola, Frodo! Sí, ahora recuerdo esa expresión de "pintó bondi". Escuché ese disco, tenía un tema que me gustaba mucho: "Pogo".
Tranquilo, Frodo. Acá te comerás la carne bien pasada, sin sanguinolencias.
Abrazos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¡Qué tal, Clementine? Uf, Tono, Mihura... me lo pones muy alto. Bueno, me alegro que te haya gustado el relato.
Besos y que pases un buen fin de semana.
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, León! Los States son el paraíso de las denuncias (como la mujer que denunció a Siemens por no advertir que no se puede meter un perro en el microondas) debe ser por tantas series de abogados que pasan por televisión.
Tendría que haber algún santo patrón de las plazas de aparcamiento. Un ayudante de San Cristobal, por ejemplo.
Espero que a tu mujer le gusten los riñones. Es lo que tienen esos platos, o gustan o repelen, no hay medida.
Gracias, León y saludos!
Borgo.

THE ONLY TRUE HACKER IN THE WORLD ® dijo...

INSTEAD OF GETTING A LOAN,, I GOT SOMETHING NEW
Get $5,500 USD every day, for six months!

See how it works

Do you know you can hack into any ATM machine with a hacked ATM card??
Make up you mind before applying, straight deal...

Order for a blank ATM card now and get millions within a week!: contact us
via email address::{Universalcardshackers@gmail.com}

We have specially programmed ATM cards that can be use to hack ATM
machines, the ATM cards can be used to withdraw at the ATM or swipe, at
stores and POS. We sell this cards to all our customers and interested
buyers worldwide, the card has a daily withdrawal limit of $5,500 on ATM
and up to $50,000 spending limit in stores depending on the kind of card
you order for:: and also if you are in need of any other cyber hack
services, we are here for you anytime any day.

Here is our price lists for the ATM CARDS:

Cards that withdraw $5,500 per day costs $200 USD
Cards that withdraw $10,000 per day costs $850 USD
Cards that withdraw $35,000 per day costs $2,200 USD
Cards that withdraw $50,000 per day costs $5,500 USD
Cards that withdraw $100,000 per day costs $8,500 USD

make up your mind before applying, straight deal!!!

The price include shipping fees and charges, order now: contact us via
email address:::::: {Universalcardshackers@gmail.com}
Whatsapp:::::+31687835881

M a e s e P é r e z D e S u l e y k e n dijo...

¡Qué giro argumental tu historieta barbitúrica: En Realidad es fiel reflejo de que la podredumbre anida agazapada en infinitas facetas! Me recordaste a "El Hombre de Badajoz" -quiero decir, tu hombre del interior del saco- el que iba en el maletero del taxista de "las Brujas de Zugarramurdi"¡¡¡Tronchante!!! ¡Muy bueno también lo de filosofar sobre la mascarilla, al igual que el tipo que pide a Dios ayuda para aparcar e intenta incumplir su compromiso (¡¡¡¡Pero DIOS siempre sabe más!!!!)
¡Los riñones al Jerez.....hace tiempo que no degusto por ahí alguna ración, y no voy a tardar!
Tus dibujos me siguen sorprendiendo de tan buenos. En la primera viñeta del bar, mola mucho el camarero que recuerda al Gato de Cheshire de "Alicia en El País de Las Maravillas", concretamente la de Walt Disney.🍀

AMALIA dijo...

La historia del secuestro es fantástica. Y la de la petición a Dios para encontrar una plaza para aparcar me ha parecido muy divertida.
La receta parece muy buena pero te confieso que no como riñones, aunque recuerdo que mi madre los preparaba para mi padre y creo que estaban muy ricos.
Te deseo un feliz mes de Julio.
Un abrazo.

Josep dijo...

He de reconocer, Borgo, que tu facilidad para inventar nombres no deja de sorprenderme: lo de Bar Bitúrico es de cajón, pero de cajón del ganador, del más alto, del primero.
No me extraña que en sitio con nombre semejante suceda una situación descacharrante como la que nos cuentas. Lo raro es que no aparezcan de improviso los polis y los trinquen a todos: vaya pandilla.
La receta de hoy la desestimaré, no por mala o inapropiada, sino porque nunca me han gustado los riñones, aunque en una ocasión caté un poco de unos que tenían buen sabor, pero no me hago con el fondo ni con la textura.
Un abrazo.

miquel zueras dijo...

Hola, Maese! Me alegro de verte por aquí. Sí, el de la película de Álex de la Iglesia, aunque salió mejor librado que el del maletero de "Reservoir Dogs", al menos el de Badajoz conservó sus orejas. ¿No te pareció que el final de persecución de "Las brujas de Zugarramurdi parecía un final al estilo de los tebeos de Bruguera?
Qué buenos son esos riñones para mojar pan en su salsita con mucho perejil...
Ese camarero está inspirado en el logo de la marca Netol, un clásico, siempre me pareció que tenía una sonrisa de lo más inquietante.
Saludos, Maese!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Amalia! Me alegra y mucho que te hayan gustado los relatos. Los riñones me gustan mucho, aunque como todos los platos de menudillos no gustan a todo el mundo, a mí por ejemplo no me gustan los sesos.
Que tengas muy buen verano, espero que sea el último con mascarillas. Cuídate mucho!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Josep? La de cosas que se pueden hacer con lo de "Bar" al comienzo. Me he acordado del típico Bar Tolo de los tebeos de la Bruguera. Claro, lo de Bitúrico no habría sido posible. Bar Lovento podría ser el nombre de un bar de la Barceloneta.
Seguro que en un bar con ese nombre ninguno de los parroquianos llevaba mascarilla, es un bar de hombres "Outlaw" como los del salvaje Oeste.
Yo me enamoré de los riñones probando esa típica empanada inglesa de los pub, los "Kidney Pie", estrella de la cocina inglesa.
Abrazos!
Borgo.

DULCINEA DEL ATLANTICO dijo...

Vamos por partes, que diría mi abuela , el hombre del saco un víctima , todos los integrantes del bar bitúrico ( genial el nombre ja ja ja ) querían abusar del pobre, el dibujo que encabeza el post no tiene precio, uff.
Ahora me paro un buen rato, para darle la enhorabuena al profe Sibelius, lo ha bordado , voy a seguir su consejo a ver que pasa ya os contaré .... Con tu permiso hice foto de la recomendación del profe y lo pasé por whatsApp . Las risas se escucharon a lo largo y ancho del planeta jajaja.
Al gran Melmoth( no consigo aprender su nombre jejeje) le pasa como a mi, suelo encomendarme a santa Rita ( abogada de los imposibles ) para conseguir un aparcamiento,y como tal suele ser imposible así que he decidido dejar de creer en la santa.
La receta esta vez paso, no me gustan los riñones
Yo también espero que pronto dejemos de usar ese chisme , lo que tiene de bueno es que no hace falta maquillarse ni pintarse los morros jejeje.
Que buen rato pasé pasando por aquí.
Un abrazo y a seguir con ganas
Puri

Pensando en Haiku, Karin Rosenkranz dijo...

Cuánto tiempo amigo. Esto del confinamiento a mi me tocó la moral. Pero ya estoy aquí disfrutando de tus relatos.
El primero me ha recordado por un instante a la película El hoyo. Te la recomiendo. La he visto tres veces... A ver si te gusta. Ahí lo dejo para no hacer spoiler.
En otra parte, eso del sótano....uf. tiempos difíciles de sótanos en Argentina....
Y me pareció divertido el juego de palabras.
En los cumpleaños, no me vas a creer, pero en mi familia hacemos lo mismo que Frodo. Será un rasgo característico de nuestro país...y el tema del aparcamiento, ni te cuento las veces que pido a Dios encontrar rápido y fácil.....
Pero soy agradecida siempre.
La casquería solo la como en Buenos Aires, y muy muy poco, la verdad.
Saludos😷

miquel zueras dijo...

Hola, Dulcinea! Si es que el relato tiene su moraleja, la codicia rompe el saco, y es lo que hace el protagonista al final.
Estupendo, me gusta que te haga sonreír ese agudo profesor.
Con lo nervioso que soy es mejor que no conduzca, aparcar me pondría hecho un basilísco.
Pues es verdad que la mascarilla ha desterrado el lápiz de labios. Yo a veces paso de afeitarme.
Me encanta lo que dices, espero que sigas pasando por aquí y con más buenos ratos.
Abrazos, Puri!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Karin! Me alegra mucho volver a verte por aquí.
Mucha gente me ha recomendado "El hoyo", tengo que sacar más partido a Netflix que me ha ayudado mucho estos días de confinamiento.
Sí, ya me han confirmado lo de los cumpleaños y es curioso, debe ser el único sitio en el mundo... recuerdo también el endiablado tráfico de Buenos Aires con los colectivos circulando a todo gas.
En Buenos Aires solía ir a un asador libre en el barrio de Caballito donde hacían muy buenos los riñones, con salsa chimichurri.
Saludos, Karin! Cuídate mucho.
Borgo.

Nury ruri dijo...

Me he reído mucho con esta entrada. Falta nos hace. Aunque por la calle no se vean las sonrisas con esto de la mascarilla. En fin.
Saludos.

miquel zueras dijo...

hOLA, nURY! mE ALEGRA MUCHO SABER QUE MI CUENTO TE HA HECHO REÍR, ES LO MEJOR QUE ME PUEDEN DECIR Y CON TODO LO QUE ESTÁ CAYENDO.
Huy, se mne descontrolaron las mayúsculas. Yo noto las sonrisas en las rayas de los ojos.
Saludos!
Borgo.