sábado, 12 de octubre de 2019

DOS MICROS LITERARIOS. Y más cosas

KAFKA INTERACTIVO
VAMPIRA DE BIBLIOTECA
Como todas las noches, una vampira salió de su cubil y se dirigió a la biblioteca.
Ya en la biblioteca, el monstruo infernal prendió la pequeña lámpara del escritorio y sin mayores trámites tomó libros de Cervantes, Shakespeare, Poe, Joyce, Kafka, Borges, Faulkner, Hemingway… y se dispuso a beberles la tinta para poder escribir su gran novela.
MARC RIBOT. "EN LA MORGUE"
MELMOTH: "LA TRISTE HISTORIA DEL DESPERTADOR"

 Existe un gran malentendido entre el ser humano y el despertador. El primero lleva diciéndole todas las noches al segundo que lo despierte a tal hora porque teme quedarse dormido. El despertador cumple con su cometido, sin embargo, el ser humano, no hay mañana que no lo maldiga por haberlo despertado. Incluso lo golpea o lo tira contra la pared. A veces sucede que el ser humano se olvida de decirle que lo despierte, y el despertador, tan desmemoriado, no lo despierta por sí mismo porque también necesita que se lo recuerde. Entonces, el ser humano, se despierta abruptamente con la angustia ya metida el cuerpo por su olvido y eso le costará llegar tarde. Lo curioso del caso es que el pánico que siente no le hace golpear o tirar contra la pared al despertador. Sin ninguna duda, este círculo vicioso dura ya demasiado tiempo. Si algún día el ser humano llegara a despertar de verdad, ya no necesitaría nunca más el despertador.  El despertador sufriría una gran tristeza al saber que en el fondo nunca despertó de verdad al ser humano.
FIN
LA RECETA: STEAK TÁRTARO
Sólo para muy carnívoros, carne cruda pero bien condimentada. 
Para 2 personas: 300gr. de carne picada. Sobre un bol añadimos a la carne 1 cebolla mediana picada, 1 yema cruda de huevo, 1 cucharada sopera de mostaza, 1 puñado de alcaparras 1 chorrito de coñac y 1 cucharada de salsa Perrins (opcional) sal y pimienta. Mezclar todo con las manos, como los buenos  cocineros. 
Me gusta acompañarlo así, con champiñones crudos y una ensalada verde con mucha endivia y rábanos.



36 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

No está mal el texto de Melmoth.

Con la clonación, sería posible identificar el propio cuerpo, así que esa escena podría ser de una película de ciencia ficción, con algo de policial y de acción.

Muy original lo de la vampira de la biblioteca. Queda la duda si le importa la calidad de los libros, si necesita que sean clásicos. O la extensión, que permitiría absorber sagas comerciales.
Posible conflicto, que haya un Van Helsing como bibliotecario, molesto por el estado en que quedan los libros.

Yo podría marcar una X en la tercera opción.

Que buena entrada.
Saludos.

Frodo dijo...

hola Borgo, interesante la variedad en esta entrada.
Sin lugar a dudas marco la tercera opción.
Buena idea la de la vampira de biblioteca, siempre se habló de las "ratas de biblioteca", en mi caso hace un tiempo fue el "Atila de las bibliotecas" quien me saqueó. Voy a estar atento a los libros que tengan la marca de dos colmillos, así sabré que hay palabras o páginas borradas absorbidas por este bicho infernal.
Marc Ribot = Messi. La toca, la hace sencilla, y va adentro.
El de Melmoth, mucho más elaborado es un lujazo de historia, nos da vueltas en espiral en una paradoja en la que me veo envuelto cada día, y de la que aún no puedo despertar.
Steak tártaro no, gracias, prefiero deborar un Cortázar o un Unamuno.

Abrazo gigante, ya tendrás mayores novedades de mis planes

Macondo dijo...

Pobres despertadores. Encima, ahora, les ha salido el móvil como competencia desleal. Estuve hace unos meses en un gran almacén a comprar uno y apenas había una pequeña estantería. Parece ser que somos pocos los que seguimos haciendo uso de sus servicios.
Un abrazo.

María dijo...

Hoy empiezo por abajo, por la receta, aunque no soy muy carnívora, parece que la receta es rica, y también lleva champiñones.

Es verdad, si despertáramos de verdad, ya no usaríamos despertador. Y ahora con tanto móvil ya casi no hace falta. Bueno yo utilizo las dos cosas. El despertador y el móvil con música. No sea que falle uno de los dos. Mejor prevenir que curar jajaaja.

Como siempre muy completa tu entrada, un placer estar en tu blog.

Besos.

Campirela_ dijo...

Muy buena esas viñeta donde se ve reflejado en su propio cadáver ..la vampira genial , es una idea inteligente y coherente si chupan la sangre para vivir pq no chupar la tinta para adquirir esos conocimientos para poder hacer después una gran novela ..
y bueno hoy la receta paso de ella , no me gusta nada la carne cruda no puedo con ella , lo siento pero hoy me quedo sin comer jajajaja...
Un beso amigo y te deseo una gran fin de semana .

DRACO dijo...

ah, yo tengo una relación más amable con mi despertador que es un antiguo blackberry que debe ser de la época de obama, totalmente desactualizado y cuya única función es despertarme.

como decía, el blackberry me despierta y yo ya decido si seguir unos minutos más en la cama o hacerle caso y levantarme después de desconectarlo. jamás lo he maldecido y mucho menos tirarlo contra algo.

saludos.

Clementine dijo...

Me encanta. Eres un as haciendo entradas así, tan variadas y geniales.
Tus dibujos. Ay.
Muchos besos, Borgo.

Doctora dijo...

Hay dos cosas que me arrepiento y me arrepentiré toda la vida de no haber comprado. La primera son unas gafas de sol redondas en plan John Lennon que vi en una tienda cuando viajé a Londres. Y la segunda, un despertador que era como una pelota de tenis. Lo regalaban hace muchos años con los paquetes grandes de Nesquik o Cola Cao. La gracia es que podías estamparlo contra la pared y no se rompía, rebotaba. Creo que es de los mejores inventos del mundo.

Tu vampira me ha recordado a Marceline, de Hora de aventuras, que no bebe sangre, sino el color rojo:

https://i.pinimg.com/originals/db/0e/88/db0e88997e01e97635b613bb196765db.gif

https://data.whicdn.com/images/31665637/original.gif

Saludos!

El Doctor dijo...

Muy bueno lo del pobre Gregorio Samsa. Cualquier cosa que elijamos la vamos a cagar por igual. Insecto, uno mismo, un ser humano. Nada de esto tiene sentido. Hay insectos que viven mejor que un ser humano, como insectos que son aplastados y dejan de existir sin saber cómo ha ocurrido… bueno, a los humanos les ocurre lo mismo. El ser humano siempre estará apocado al fracaso; para estas cosas es un genio. Somos muy poca cosa y estamos sobrevalorados. Me imagino penetrando a través de la capa de ozono una gigantesca mano con un insecticida enorme. Con el dedo índice aprieta el mecanismo de expulsión y sale un vapor de componentes nocivos y en pocos minutos toda la especie humana cae al suelo con las patas y los brazos hacia arriba agitándolos compulsivamente hasta detenerse y quedarse secos. Adiós a la especie. Tengo un relato donde Gregorio se levanta de la cama. No tiene pesadillas porque no duerme; padece de insomnio. Toda su familia son insectos y no acaba del todo a acostumbrarse a ello.

Genial esa vampirilla chupa tintas. Creo que hoy los escritores hacen un poco lo mismo. Todo se ha escrito ya y solo queda la posibilidad que ofrece la reelaboración de antiguos temas. Ya ves, ando ahora escribiendo una historia de un hombre invisible. Vaya originalidad. Me encanta tu dibujo.

Ribot en la morgue. Tiene su gracia. Hemos visto hasta la saciedad, en películas y series, personas que deben reconocer a un cadáver. El “muertero” (me gusta esta palabra), abre el cajón frío y metálico como si fuera un archivo y el testigo le echa un vistazo. Algunas veces lo reconoce y otras no. ¡Pero verse a él mismo! ¡Esto solo pasa en esa maravillosa serie de la cual siempre ando enganchado, El doctor Who!

Me gusta mucho la ilustración de ese hombre de aspecto gris que se ha convertido en un despertador.

Tiene buena pinta ese plato, pero lo que más me atrae es el nombre: Steak Tártaro. Parece el nombre de un superhéroe de cómic surgido de la imaginación de Robert E. Howard.

¡Un fuerte abrazo!

JLO dijo...

Mucho Kafka, eso me gusta. La opcion es quw siempre sea un insecto! Eso no se discute.

Carne por favor. Soy argentino...

Y otra pregunta: Y JOker?? Abrazo

Julia dijo...

Tus publicaciones me tienen totalmente atrapada, es el blog más original que conozco y me encantan tus dibujos y textos.
Un abrazo

DULCINEA DEL ATLANTICO dijo...

Hola Miquel me reafirmo en que pasar por tu blog es como ir de compras a una gran superficie, encuentras de todo.Compruebo que tienes mas colaboradores mira que lujos te gastas je je je
Vamos por orden
La vampira que se come los libros para conseguir tinta no tiene igual .El chiste de Ribot, muy acertado jajaja y la historia de Melmoth del despertador real como la vida misma. En mi mesa de noche antes de que hubiera móviles, tenía dos despertadores y el que primero sonaba ese iba al suelo directamente mientras el otro empezaba a sonar.
Ahora con los móviles tengo uno solo y el móvil. El que siempre acaba en el suelo es el despertador, es invencible ja ja ja .
La receta no soy muy carnívora, soy mas de pescado y verduritas.
Besos y feliz semana
Puri

miquel zueras dijo...

Hola, Demiurgo! Pues es muy interesante lo que dices de la clonación. Me pregunto si cada vez saldrán más imperfectos como las fotocopias, o como aquel episodio en que Homero se clona a sí mismo.
La vampira parece tener buen gusto, pero seguro que la biblioteca ya ha solicitado los servicios de Van Helsing para resolver el caso de los libros que se quedan en blanco.
¿La número tres? no es mala opción. A ver si alguien se anima a continuar el relato por su cuenta.
Muchas gracias y saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Frodo! Curioso, tu paisano Demiurgo ha elegido esa misma opción.
En mi caso tengo un ejemplar del libro "Las piadosas" de Federico Andahazi con dos páginas en blanco: 122-123. Supongo que será un fallo de reproducción pero por si acaso buscaré marcas de colmillos.
Melmoth se sentirá muy halagado y también Ribot -barcelonista fanático- de que lo compares con Messi.
Pues nada, el steak te lo pasas a la plancha en plan hamburguesa tártara muy hecha.
Abrazos y espero ansioso tus planes!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Macondo! Sí, parece que la gente prefiere ser despertado por el móvil. Yo lo que estoy buscando es un despertador como el de la Pantera Rosa del que salía un cuco y si a la tercera no te despertabas te daba con un mazo en la cabeza, de momento no encuentro ninguno.
Abrazos, Macondo!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, María? Me gustan los champiñones crudos, y suelo acompañar el steak con una esnsalada con muchas endivias y berros, me gustan con un toque amargo.
Ha salido al mercado un móvil que se mueve cuando suena y no puedes apagarlo desde la cama, como aquellos despertadores con patitas de los dibujos animados.
Besos y muchas gracias por pasarte.
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Campirela! Ese relato viene a ser como un complemento a uno que publiqué sobre una musa que se alimentaba de letras. Por si quieres echarle un vistazo aquí lo tienes:
miquel-zueras.blogspot.com › 2016/09 › poti-poti-de-septiembre_14
Bueno, puedes preparar el steak y pasarlo por la plancha a tu gusto, pero que no se te olviden las alcaparras, le dan un toque muy bueno.
Besos, Campirela y muy feliz semana.
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Draco! Claro, es que esa es la función del despertador (como su propio nombre indica) eso de que al levantarte un despertador te de los buenos dias y te informe de la temperatura me suena a Blade Runner.
La gente sólo tira su despertador en los dibujos animados, yo lo dejo en el punto más alejado de la mesilla donde no llega mi mano, para evitar esos "cinco minutos más..."
Saludos, Draco!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Clementine! Siempre es un placer que te pases por aquí. Te agradezco mucho tus comentarios, ya lo sabes.
Muchos besos y que tengas una muy feliz semana.
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Doctora! Huy, unas gafas de John Lennon... quien las pillara...
recuerdo ese despertador, te podías permitir tirarlo contra la pared como hacía la Pantera Rosa, ahora deben ser pieza de coleccionista, como los llaveros de Naranjito.
Me encanta Marceline, aquí succionando el rojo de una fresa. De esa serie era el personaje preferido de mi hijo Dani y me decía que quería una novia como ella cuando fuese mayor, creo que ya sé a quien ha salido ese chico.
Saludos y gracias por el enlace!
Borgo.

ethan dijo...

Podríamos hasta enlazar todo el poti poti: el despertador que despierta a Samsa porque le toca comerse el Steak Tartaro, justo antes de chuparle la tinta a unos cuantos libros; por cierto, cuando se despierta ve que Samsa es Samsa (igual que el muerto que se ve a sí mismo en la morgue).
Saludos!

miquel zueras dijo...

Hola, Melmoth! Samsa es uno de mis personajes de ficción preferidos, hasta se me pasó por la cabeza ponerle Gregorio de nombre a mi hijo pero su madre me dijo que por encima de su cadáver lo de Gregorio. Anda que si llego a proponer Drácula... Lo de la mano gigante con aerosol me ha recordado a las animaciones de Terry Gillian.
Promete ese relato tuyo sobre el hombre invisible. Apúrate para publicarlo aquí si te parece bien. Me pregunto: si esa vampira muerde a alguien y le transmite lo que ha leído-escrito, ¿la víctima cometería plagio literario?
Me habría gustado poner en la morgue de la viñeta de Ribot un fluorescente que se apaga y chirría y echa chispas, a lo David Lynch.
Sí que es un nombre muy de superhéroe, de hecho los tártaros ya parecen personajes de Robert E. Howard.
Abrazos, amigo!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, JLO? Sí, yo soy más de la segunda opción, hay que respetar el texto de un genio como era Kafka.
Ese plato de carne tan poco hecha se lo pienso servir a Frodo cuando visite Barcelona.
¿Joker? He intentado verlo dos veces pero la proyectan en uno de esos odiosos centros comerciales y en las taquillas siempre se amontonan un grupo de extraños chavales en pantalón corto a los que llamo "Short Pants Gang" (sí, las dos veces, parece un relato de Melmoth. Me persiguen) no sé que problema tienen pero se están la tira de rato bloqueando la taquilla. Cuando se van se oye por megáfono "sólo quedan entradas para primera fila" y no tengo la espalda para ver así una película de 2 horas. Lo intentaré la última sesión del domingo -la menos frecuentada- y me llevaré un crucifijo por si veo a los Short Pants.
Abrazos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Julia! Muchísimas gracias, me ha encantado que me digas eso y para mí es un gran placer que me visites.
Abrazos y feliz semana!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Dulcinea! Espero que siempre encuentres por aquí algo que te guste. Es algo muy grande tener a dos colaboradores de la talla de Ribot y Melmoth.
Buena idea lo de los dos despertadores. Ahora han sacado al mercado uno que da vueltas por la habitación cuando suena (como aquellos con patitas de los dibujos animados) y hace imposible silenciarlo pero ya es tarde, esos artilugios han sido sustituidos por los móviles. Yo aún sigo usando el clásico, con su esfera con manecillas y números luminosos.
Es verdad, hace tiempo que no pongo una receta de pescado, lo corregiré.
Muchos besos y feliz semana!
Borgo.

A do outro lado da xanela dijo...

Lo de los despertadores y el ser humano es un magnífico ejemplo de relación tóxica: los odiamos pero no sabemos vivir sin ellos.

(Ah, maldito sea el mío, que siempre me despierta en lo mejor del sueño...)

Besos somnolientos

miquel zueras dijo...

Bravo, Ethan! Has conseguido en con buena filigrana entretejer un "Crossover" con todos los personajes empezando por el despertador hasta el cadáver de la morgue pasando por Samsa y hasta el steak. Muy bueno.
Saludos, Ethan!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, A do outro lado da xanela! y muy bienvenida a Borgo.
Despertadores y humanos, conflictiva relación, yo me llevo bien con el mío, que me despierta con un ruido de oleaje.
He pasado por tu blog y es muy ameno, me ha encantado la frase: "me dijo que nunca me fiara de alguien que sigue siendo fan de Bukowski teniendo más de 25 años."
Somnolientos besos y espero que estemos en contacto.
Borgo.

abril en paris dijo...

Menudo embrollo si en vez de Samsa hubiera sido un insecto intentado apagar el despertador, lo de la carne desde luego "está hecho" ;)

Y me parece genial que la Vampira "se inspire" en los clásicos, menudas referencias...eso es llevarlo en vena..XD

Como siempre, tan amena y divertida, Miquel.

Un abrazo, amigo

P.D. ¿Tienes una receta netamente otoñal y no me refiero a las castañas aunque incluirlas estaría bien? Ahora como se acerca el Dia de Acción de Gracias lo mismo el pavo..;)

Amalia dijo...

Yo ahora, cuando lo necesito , programo el móvil para que me avise. Durante bastantes años, tuve una buena relación con el despertador. Siempre se portó bien.
Me gusta mucho Kafka. Genial.
Todo un placer visitarte.
Un beso.

miquel zueras dijo...

Hola, Abril! Habría estado bien otra opción: Samsa se ha convertido en insecto pero no se da cuenta porque no se ha visto en el espejo y al llegar al trabajo le dicen: "¿Te has afeitado el bigote?"
Con este bagaje cultura la vampira tendrá más éxito que Stephen King.
Me alegra mucho que la entrada te haya divertido, Abril, es estupendo.
Y sí, en mi próxima entrada verás una receta otoñal: pollo asado relleno de ciruelas y castañas. Puedes sustituir el pollo por pavo si quieres hacerlo en plan Día de Acción de Gracias, con Gene Kelly evolucionando en torno a la mesa.
Abrazos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, AMALIA! Yo también siento cierto cariño por mi despertador (bueno, más bien amor-odio) y sigue en mi mesita de noche, confío en él más que el móvil que se puede quedar sin batería.
Kafka me cautivó desde que leí una novela corta poco conocida: "El fogonero", te la recomiendo si no la has leído.
Un placer que visites Borgo que es tu casa.
Besos!
Borgo.

Shaun dijo...

Hola Miquel !!! Que gran relato el de la vampira.

Imagínate que estás en esa biblioteca, y te aparece esa vampira, pálida y cadavérica, vestida con un harapiento traje negro, mocasines de hombre tipo Oxford, y ataviada con una enorme capa. Se va acercando lentamente, notas su olor a muerto. De repente ella se abalanza sobre tí, ruge y te muestra sus enormes colmillos, y notas como su cálido y asqueroso aliento inunda tus fosas nasales. Pero en el momento que ya estás sientiendo su aliento fétido en tu cuello, logras meter un libro (de Kafka, por ejemplo) en su maloliente boca, acaba devorándoselo, y por tanto, salvándote de las sucias garras de esa apestosa vampira.

Encantado de leerte, me encantan tus relatos sobre vampiras. Un saludo Miquel !!!

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Shaun? Cuando oscurece las bibliotecas se vuelven algo siniestras con esas lámparas de pantalla y el silencio sepulcral. Pues me gusta mucho esa escena que has descrito. Me ha recordado a "El baile de los vampiros", cuando el chupasangres intenta morder a Roman Polanski y éste se lo impide metiendole un libro en la boca. Me divirtió mucho ese momento. Me pregunto cómo habría reaccionado con un libro de Reverte.
Y yo encantado de que pases por aquí. Te prometo más relatos de vampiras.
Saludos, Shaun!
Borgo.

Josep dijo...

Hola Borgo:

Que idea más pavorosa la de una vampira chupando la tinta de los libros buenos:como la idea animista del alma empequeñecida por la fotografías, esa tinta de la buena literatura podría alimentar una nueva gran novela pero a costa de perder lo que ya es seguro. Supongo que chupar libros de Dan Brown no será lo mismo...

Un abrazo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Josep? A saber lo que podría hacer esa vampira con todo este material corriendo por sus venas. Yo en su lugar chuparía al Stephen King de los primeros 15 años, de cuando escribía "Salem´s Lot" y "El resplandor". Ya se sabe que "de lo que se come o bebe se cría..."
Abrazos, Josep!
Borgo.