lunes, 20 de septiembre de 2021

EL ÚLTIMO CIGARRILLO

 

Había llegado el día en que Nicotino –Nico para los amigos- decidió dejar de fumar.

 Pero antes compraría el último paquete de cigarrillos. Caminando por un barrio que no solía frecuentar, en un amenazante callejón con escabrosas escaleras, descubrió una insólita tienda. Por su chisporroteante neón pensó que se trataba de un bar pero no, era una tabaquería, y su escaparate mostraba extrañas cajetillas que nunca había visto antes. Un paquete le llamó la atención “El último cigarrillo” se leía en la envoltura  encima de una ilustración que mostraba a un hombre con los ojos vendados ante un piquete de fusilamiento. Nico pensó que sería un  irónico punto final para su despedida del tabaco. Compró una cajetilla al dependiente, un hombre torvo y de aspecto correoso.

Al llegar a casa se acomodó en un sillón y encendió un cigarrillo. El pequeño mechero Bic ardió como un soplete de bolsillo amenazando con quemarle las pestañas.

Nico saboreó en el cigarrillo siguiendo al humo con su estela. De repente, un tirón misterioso recorrió su piel. Se sintió violentamente succionado, absorbido. El cigarrillo lo estaba fumando con violencia lanzando espantosas bocanadas de carne humana que enseguida se convertían en humo.

Horrorizado, Nico contemplaba su cuerpo desmoronándose en cenizas hasta que una voluta quedó suspendida en el aire y en el sillón no quedó más que un montón de hollín azulado.

FIN

MÉTODO KARL PARA DEJAR DE FUMAR . Historia real.

 Una noche de sábado, cada dos meses, tenía en casa una timba de póquer que duraba hasta el amanecer. Uno de mis compañeros de juego se llamaba Karl, un corpulento danés de 105 kilos de peso.

Cuando se sentaba a jugar la silla crujía y repartía cartas haciendo resonar sus gruesos nudillos sobre la mesa, pero  percibí algo distinto: no veía el cenicero que durante las partidas Karl atiborraba de colillas. En mi casa se puede fumar, naturalmente ¿Qué es una timba sin humo?

Hacia las seis de la mañana hicimos una pausa. Karl y yo coincidimos en la cocina y le pregunté cómo logró dejar de fumar.

-Pues gracias a mi mujer -Dijo Karl mientras sacaba unos botellines de la nevera-. Montserrat, ya la conoces.

 La conozco. Una mujer imponente. Karl siempre se ha sentido atraído por mujeres recias y autoritarias. El hecho de compartir nombre con una montaña ya sugiere dureza e inaccesibilidad.

-Empezó como un juego privado entre nosotros -Karl se despachó una cerveza en dos tragos-, cuando Montserrat entraba en casa y notaba el olor a tabaco se ponía muy seria y me decía: "Karl, ven aquí" Me ordenaba bajarme los pantalones, agacharme... y entonces me metía un dedo en el ano.

Karl ha conseguido hacerme alucinar en colores.

-Me introducía el índice en el culo -precisó Karl.

-Gracias, Karl, pero ya lo había pillado a la primera.

-Y lo cierto es que ha funcionado -me confirmó Karl cogiendo otra cerveza.

Volvimos a la mesa para jugar al póker , pero no podía concentrarme en el juego. Es lógico imaginándome al armario de Karl con sus 105 kilos, agachado, con los pantalones en los tobillos y el dedo barrenador de Montserrat alojado en su esfínter. Una demoledora visión que no conseguía apartar de mi mente. Ese día perdí más que nunca. 

¡Ha vuelto Melmoth!!!  VALORES CÍVICOS. 

Mi enorme paraguas me protege de la intensa lluvia. Delante de mí una mujer camina empapada. Lo primero que se me ocurre es ofrecerle cobijo y acompañarla muy gustosamente al lugar de destino. Esto es lo correcto, pero desecho de inmediato la idea. La cosa ya no está para ejercer de caballero. Lo primero que pensaría de mí es que soy un perturbado. 

 Subo a un autobús. Ocupo el último asiento que queda libre. En la próxima parada sube un achacoso anciano. De inmediato se apodera de mí el impulso de cederle el asiento, pero la experiencia me dice que ahora los ancianos son muy orgullosos y no les gusta sentirse humillados delante de todos los pasajeros, dejando en evidencia su vejez, y siguen demostrando empecinadamente de que todavía son jóvenes, capaces de aguantar de pie, aunque realmente no puedan. Bajo en la siguiente parada. Ha dejado de llover.  Me detengo en un paso de peatón. El semáforo está en rojo. Un ciego con bastón se detiene a mi lado. Tengo el impulso de ofrecerle mi brazo para ayudarle a cruzar la calzada, pero estoy escarmentado. A todos los ciegos que he intentado prestar mi ayuda la han desechado aduciendo airadamente que conocen muy bien su barrio. Antes de llegar a mi destino una vieja vagabunda me ofrece su vaso de cartón de Starbucks para que le eche unas monedas. De inmediato introduzco la mano en mi bolsillo pero me detengo bruscamente. He olvidado por un momento que ahora los mendigos tienen la desfachatez de contar las monedas delante de ti y como nunca quedan satisfechos de la cantidad ofrecida te insultan o te tachan de tacaño. Los actos cívicos y las buenas intenciones ya no cuentan. Todo ha cambiado y de momento no acabo de adaptarme a esta nueva situación de desconfianza, orgullo y rechazo por parte del necesitado. Llamo por el interfono. Le digo a ella que soy yo. Nos conocimos ayer por la noche en un bar musical. Hablamos y al final de la velada me dijo que era como si me conociera de toda la vida. Luego,  me invitó a cenar en su casa y aquí estoy. Ya en el ascensor me aseguro, por instinto, de llevar mi navaja de afeitar en el bolsillo del abrigo. No, no me conoce. Será mi décima víctima.

FIN

Un proyecto que me hace ilusión. Iván Valencia (derecha) director de cortos con el que trabajé en BLACK BOX, me ha pedido un cartel para una obra corta de teatro: Serendipia. 


LA RECETA: RIÑONES AL JEREZ. ¿Un poco de casquería? 

Poner los riñones en un escurridor y remojarlos en agua fría con el grifo a máxima potencia. Escurrir y dejarlos 1/2 hora en un plato con vinagre.
Pasar los riñones por un papel de cocina para que se sequen y saltearlos en una sartén con aceite. 
Cuando tomen color, rociar con jerez lo justo para que queden cubiertos. Añadir 1 hoja de laurel y dejarlos cocer con el fuego al mínimo durante 20 minutos. ¡Qué olorcillo...!
Aconsejo acompañarlos con arroz blanco y un buen tinto.





52 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Suerte con el proyecto.

Nicotino quería dejar de fumar. Un buen comienzo.
Pensó que había encontrado un lugar inesperadamente adecuado para fumar los últimos cigarrillos. Y fue así, pero de una manera inesperada. Siendo fumado, desintegrado.
Sospecho que en ese lugar tenían una feroz cruzada contra los fumadores.
Que un poco me recuerda a un segmento de Los ojos del gato, que se basa en relatos de Stephen King.

De acuerdo en que es para no sabe tanto. Aunque consiguió de fumar, por una mujer.

El relato es magistral. Es cierto que hay un pensamiento, ideologías, que se han llevado a un extremo, desalentando la amabilidad.
Y con un inquietante giro argumental. Planea asesinarla, tal vez luego de una intimidad.
Claro que podría llevarse una sorpresa. Ella podría ser una viuda negra, que planea dormirlo para robarle. Sin importar que una dosis mal calculada lleve a su víctima a la muerte.

Que buena entrada.

Macondo dijo...

Muy buena entrada.
Saludos.

Beauséant dijo...

Muy cortaziano el relato... el método de dejar de fumar no acabo de verlo claro, lo mismo le pilla el gusto y se fuma dos paquetes todos los días :)

Campirela_ dijo...

Bravo te aplaudo por las tres historietas que son a cual mejor. Pero me has dejado loca con Montserrat ajajjaja, será que en tal orificio hay algún nervio que vaya directo al cerebro ajjaja y sea la causa de que su marido haya dejado de fumar ajjaja, es genial, sé que has puesto que es real pero yo también visualizo al escena y es para morirse de risa, claro que el de gusto ajajajaj. Que bueno.
Darte la enhorabuena por tu cartel y espero que Ivan tenga mucho éxito.
Y la receta esta no me gusta tanto, la casquería como que no ...pero bueno se agradece siempre tus recetas que nos sirven y que sepas muy mucho. Un besote y te deseo una gran semana.

Clementine dijo...

Tu relato de Nicotino... jajaja
Y ¡bravo por ese nuevo proyecto de cartel para una obra, Miquel, me alegro infinito por ti! Muchos besos, Borgo.

DRACO dijo...

ambos relatos dejarán pensando a cualquier fumador empedernido que lea las historias. en el caso de karl, el mató dos pájaros de un sólo tiro: dejó de fumar y se deshizo de al menos un rival en el juego de cartas.

en cuanto a tu receta, a mi hermana le hago mención sobre un plato que lleva riñones, pues yo no recuerdo que en mi país se coman. ella me dice: "nunca me vayas a traer riñones, esa gente come cosas raras como las criadillas del toro." jajaja.

-y tú, cómo quieres que traiga lengua de vaca para cocinarla. -le digo.

-eso es otra cosa. -me dice, jajaja.

un abrazo.

manolo.dj dijo...

Excelente como siempre amigo Borgo!!!! El cartel de Serendepia me fascina, y respecto al tabaco... ¡prefiero el primer método para dejar de fumar, además es definitivo, jajaja!!! Fuerte abrazo!!

El Doctor dijo...

Genial tus dos cuentos más el añadido de magníficas ilustraciones. Dejé de fumar hace unos años pero me gustaría morir difuminándome, desapareciendo o volatizándome como Nico. Es una manera muy poética de irte de este perro mundo. También es muy filosófico que todo el mundo (aunque no sea fumador) empezara en cualquier momento, sin avisar y en cualquier lugar a desmoronarse en cenizas y de cuyas volutas ascendieran por los aires. A los que más les cabrearía esto serían a las malditas funerarias. Adiós a los ataúdes, a las incineraciones y a las urnas de todo tipo. Es más que suficiente con los tipos que trabajan de limpieza utilizando sopladores para arrastrar la suciedad a otro sitio. Por ejemplo, un maldito político está dando la tabarra detrás de un micro y de repente se desmorona en cenizas. En una entrevista de trabajo, tanto el entrevistado como el entrevistador de repente quedan en dos montoncitos de ceniza azulada. El tipo que está haciendo el amor le da un infarto y de repente a la mujer se que queda una montañita de ceniza sobre el ombligo. Incluso el mismo tipo de la limpieza que utiliza el soplador se desmorona y el que va detrás con el tubo soplador lo esparce y el humo azulado asciende hacia la nube de smog de la ciudad.

Pues vaya método que tiene Montserrat. Hay tipos que pagan para que se lo hagan en las casas de lenocinio, sean o no fumadores. Creo que ahora lo llaman “punto G”. Me lo dijo mi nuera no hace mucho. Mi hijo sonreía socarronamente. Yo no sabía de qué iba eso y me hice el longi. Luego busqué por internet: “¿Dónde está el punto G en el hombre? El punto G de los hombres está dentro del recto, a unos 5 cm del ano y en la pared que da hacia el frente, hacia la vejiga. Se puede acceder a la próstata por medio del ano, introduciendo un dedo. Traspasado el esfínter anal, se llega al recto”. Lo que uno aprende hablando con la nuera. Me parece que voy a escribir un cuento titulado “Punto G”. Como título suena genial.

Me ha encantado el dibujo del hombre con el paraguas en llamas. Los surrealistas te hubieran aplaudido. Ya lo hago yo por ellos.
Me encanta el cartel de “Serendipia”.

Ay, no soy muy devoto de la casquería culinaria. Sé que cualquier cosa bien cocinada es un manjar, pero como he visto tanto cine “giallo” y de zombi en mi adolescencia…

¡Un fuerte abrazo!

miquel zueras dijo...

Hola, Demiurgo!
Muchos hemos pasado por ese trance. Acá decimos "hacerse un homenaje" cuando uno decide comprar el último atado de cigarrillos.
"El fumador fumado" se podría llamar el cuento. Ese relato de King al que te refieres lo recuerdo de una película "Los ojos del gato" y el protagonista se llamaba irónicamente Morris.
Yo creo que la amabilidad es una hipocresía necesaria. Sí, muy inquietante el relato y muy sugestivo ese final alternativo que has planteado. Quizá Melmoth haga con él una secuela.
Gracias, Demiurgo y saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Macondo!
Gracias, me alegra verte como siempre y también que hayas renovado tu blog. Luego me pasaré.
Saludos!
Borgo.

Jose Casagrande dijo...

Buen metodo que en cierta forma ya es un estilo de este blog, los relatos, las ilustraciones y las recetas vienen en un solo "paquetito"

Y vaya paquetito, esta vez les toco a los fumadores pasar al paredon de fusilamiento, tanto que un cigarro se fuma a un fumador, creo es justicia divina, porque nadie defiende a los cigarrillos, por fin les dan un escarmiento a los fumadores.

El Metodo de monserrar puede ser contraproducente, porque el caballero puede ahora intensionalmente estar fumando buscando ese castigo tan indignante: El caballero ahora queda con dos vicios muy malos.

Y estos asesinos seriales, que son siempre tan atractivos, me doy cuenta que muchos estan haciendo un "arte" con cada victima, pero tambien son fuertes criticos de un sistema social asfixiante

miquel zueras dijo...

Hola, Beauséant!
Bueno, me encanta Cortázar que además era un empedernido fumador de pipa.
Sí, hay ese riesgo, yo creo que a Karl no le debía disgustar del todo ese sistema anti-tabaco. Hay un relato de Roald Dahl sobre un internado inglés en el que un alumno no entrega expresamente los deberes para recibir unos azotes.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Campirela!
Me alegra mucho que te haya gustado la entrada. Parece que el sistema Montserrat para dejar el tabaco funciona y puede que tenga algo que ver con pulsar algún nervio como la acupuntura (en mi caso lo de las agujitas funcionó) pero después no conseguía concentrarme en el juego, me quedé en estado de shock.
Me ha hecho ilusión ese encargo. Iván es un director muy bueno.
Ya sabes lo que pasa con la casquería, o te encanta o te repele. No hay término medio.
Besos, Campi y muy feliz semana!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Clementine!
Nicotino Sinfiltro, es su nombre completo.
Muchas gracias, este cartel es para un local de Barcelona que se llama "Microteatre" donde se representan obras muy cortas, de no más de 15 minutos, como este Serendipia.
Gracias y muchos besos, Clementine!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, DRACO?
Con su método para dejar de fumar Karl acabó con la buena racha que yo tenía por entonces, me desplumaron...
¡Hummm! ya me gustaría volver a comer lengua a la vinagreta al estilo uruguayo o los riñones a la parrilla con chimichurri. En México con unos amigos probé los chapulines (saltamontes con chile) para ellos era algo muy normal -y estaban buenos- pero cuando les dije que comía caracoles me miraron horrorizados.
Abrazos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hombre, Manolo dj. me alegra verte de nuevo!
Gracias por lo del cartel -rojo y negro, mi combinación favorita- y el primer método para dejar de fumar es muy eficaz pero te deja definitivamente hecho polvo.
Gracias por visitarme.
Borgo.

Clementine dijo...

Ah, vale, Nicotino Sinfiltro, jajajaja Me estoy leyendo ahora una recopilación de "13, Rue del Percebe", ese nombre encajaría perfectamente como personaje de los tebeos de antes :)
Me alegro infinito por ese cartel tuyo, Miquel, bien lo sabes. ¡Muchos besos, Borgo!

Ana Bohemia dijo...

En realidad siempre pasa así, pero no tan rápido, cada calada al cigarro es fumarse la vida lentamente, hasta que que te consume de verdad. Muy bueno.
Ay, que método mas violento para dejar de fumar, me suena esa técnica pero no logro recordar de qué, pero creo que está relacionado con una pelúcla, la verdad sobre perros y gatos, pero no sé si estoy desvariando.
Una mente muy perturbada el del último relato, parecía que era empático pero que no tenía motivos para serlo porque no se lo iban a agradecer ni valorar, y él sólo quería usar su cuchillito con su décima victima, ayy.
Saludos Borgo
:)

José A. García dijo...

Cada uno tiene su método para dejar de fumar.
Yo por ejemplo nunca empecé a hacerlo, por lo que me fue muy fácil.
Al menos más fácil que al tal Karl

Saludos!
J.

miquel zueras dijo...

Hola, Melmoth!
Volatilizarse es una manera poética, elegante y muy "sostenible" -como se diría ahora- de diñarla. Ya les estaría bien a las funerarias con lo caro que sale morirse. Con eso de las cenizas estoy pensando en aquella descacharrante escena de "El gran Lebowski" cuando esparcen los restos de Steve Buscemi, o en Keith Richards esnifando a su padre.
Algo había visto en anuncios de periódico sobre "Masajes prostáticos" que me sonaban a examen urólogo. Así que para encontrar nuestro Punto-G hay que ir hacia el esfínter y luego "todo recto", me lo apunto.
Me alegra que te guste el dibujo del paraguas. Es una de las dos ilustraciones que hice para un artículo sobre el calentamiento global. Eligieron la otra pero esa me gusta más, así la aprovecho.
Pues un día de estos pienso preparar sesos a la romana ¡ese sí es un plato zombi! me haré una noche temática viendo la película "Zombis obsesos buscan sabrosos sesos" (Return of the Living Dead" -2, 1988)
Abrazos!!!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Jose Casagrande!
Todo en un paquetito, en el mismo kit, es una de esas entradas que me gustan con un poco de esto y de aquello.
Exacto, nadie piensa en los derechos de los cigarrillos. Incinerados, succionados y abandonados en un cenicero. No es extraño que se tomen su venganza.
Yo también pienso que "Gran Danés" (así llamábamos a Karl) no le disgustaba ese método, y encima dejó el tabaco.
¿Asesinos en serie? "Vamos por partes", como decía Jack el Destripador.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola de nuevo, Clementine!
Sí, creo que ese nombre ha sido un homenaje inconsciente a los tebeos Bruguera, como Don Pitillo Picadura o Lucky Ideales.
Muchas gracias, Clementine. Creo que la obra la estrenan en noviembre.
Besos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Ana?
"Un cigarrillo, un día menos de vida" o algo así era el lema de la primera campaña de prevención.
No he visto esa película, me la apunto porque de vez en cuando me apetece ver una comedia romántica y además me gustaba el trabajo de esa actriz, Janeane Garofalo. Creo que el argumento se basa libremente en Cyrano de Bergerac.
Sí, la décima víctima, hay una película muy buena con ese título y esa la he visto: "La víctima número diez" con Marcello Mastroianni. En un mundo futuro, ciertas personas que adoran la violencia practican "La Gran Caza": diez jugadores se matan entre sí alternando los papeles de cazador y presa. Quien sobrevive, gana.
Saludos, Ana!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, José A. García!
Buena elección, José. Lo que te ahorraste en tabaco y luego en parches de nicotina. En mi caso funcionó la acupuntura, ocho sesiones y los cigarrillos me sabían a rayos. Tampoco probé el método de Karl, aunque en esa época tenía una novia que se llamaba Montserrat.
Saludos, José!
Borgo.

Folk dijo...

Una de las cosas mas efectivas para dejar de fumar puede ser cuando uno va a encender un cigarro ver que viene cabreadisima Mercedes Milá a recriminar tal hecho,ja..ja...
esta periodista parece haber convertido el tema del fumeteo en una especie de causa abanderada por la que luchar como si fuese Davy Crockett en la defensa de el Alamo...

yo no soy fumador, pero esa obsesión que hay en el asunto sobre algo que se vende legalmente pues me parece exagerada ...

como las fotografias de las cajetillas, imaginemos que en una cerveza viniesen fotografias de las consecuencias de el consumo de alcohol sobre el higado, pues bueno todo dependerá de la cantidad que cada cual se tome o la naturaleza de cada persona...
tambien perjudican la salud las listas de espera, o el que para visitar un especialista te den la visita a meses vista, y cosas así...

Leonard Cohen dejó de fumar a los setentaypico, pero anunció que a los ochenta volveria a fumar, y así fué, sabido es que pasó una etapa de monje, pero a partir de los ochenta debió pensar que si le apetecia por que no fumarse un cigarro cuando le viniese en gana...

supongo que todos habremos escuchado en el típico debate: "tabaco si o tabaco no", que uno de los contertulios explica que conoció a un tipo que fumando como un carretero llegó a los cien años...

veo bien la prohibición de fumar en bares y lugares de trabajo, ya que el no fumador antaño había de tragarse el humo del fumador le gustase o no, lo que ya no me parece tan bien es esa tonteria en determinadas peliculas que protagoniza Bogart y en otras clasicas de suprimir el cigarro con un software para que no se vea en la escena, si el director puso cigarro pues ha de verse cigarro...digo yo, ahora parece que por que cualquier colectivo proteste se puedan retocar obras de arte como ha sucedido en Canada con los comics de Tintin o Asterix...

El nombre de Nicotino Sinfiltro está genial, parece el nombre de un personaje que siempre haya existido, aunque evidentemente es la primera vez que lo he leido, pero podría encajar perfectamente al lado de nombres míticos de personajes patrios como Doña Lio Portapartes, Rigoberto Picaporte, Don Furcio Buscabollos, etc...

Me gusta el cartel que has hecho para esa obra ,con la idea del humo recortando las siluetas, y esa mujer con pocos trazos pero muy expresiva...

Saludos!

AMALIA dijo...

Felicidades por el cartel!!.
Y por esos relatos buenísimos.
Yo no he fumado nunca. Casi me alegro...
Te deseo un excelente otoño. Por fin se fue el calor!.
Un abrazo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Folk?
No me extraña desde que supe que Mercedes Milà se dedicaba a hacer esas cosas raras cuando se baña en el mar. Hice una entrada sobre el último día en que se permitió fumar en los bares de Barcelona, 1 de enero del 2011. Por si quieres echar un vistazo:
http://miquel-zueras.blogspot.com/2011/01/last-cigarette-show.html
En los temas de salud pública hay mucho talibán por ahí. Genio y figura, Cohen, a partir de los ochenta ya es peligroso hasta tomarse un carajillo de coñac, así que...
En una portada que hice para una novela de Maigret lo dibujé con su sempiterna pipa. Me la encargó la agencia para una editorial de Estados Unidos y éstos querían suprimir la pipa. "¡Pero entonces no se reconocerá a Maigret -le dije a mi agente- es como dibujar a Superman sin capa!" Mi agente les consultó y me dijo: "Puedes dejar la pipa. Me han dicho que Maigret es un ícono y que la pipa forma parte de su iconografía". O sea que en los USA sólo pueden fumar de los íconos para arriba.
Me alegra que te guste el cartel.
Saludos, Folk!
Borgo.

Cinefilia dijo...

Todo cigarrillo es potencialmente el último (de momento). Sobre el índice en el recto me abstengo de opinar: yo, todo lo más, he metido los dedos en un enchufe.

Saludos.

miquel zueras dijo...

Hola, Amalia!
Muchas gracias, además es una obra muy buena.
Haces bien en no fumar, y todo lo que te ahorras, no solo dinero. ¡La salud es lo que importa! y la comida te sabe mejor.
Yo también agradezco el fin del calor y volver a dormir bien por la noche. Me gusta el otoño y su gama de colores en los árboles.
Abrazos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Cinefilia!
Yo he pasado por unos cuantos "últimos cigarrillos" de Año Nuevo, pero volvía a recaer por Semana Santa. "Lo mejor de los propósitos de Año Nuevo es que se olvidan con la resaca del día siguiente" (Marlon Brando en "La jauría humana")
Huy, los dedos en un enchufe... ¡esto sí tiene peligro!
Saludos!
Borgo.

Gra! dijo...

Hola Miquel como estas!! Feliz otoño para ustedes!! por acá Ya empezamos a sentir la Prmavera!! Ƹ̴Ӂ̴Ʒ

Que buenas historias las tres son magnificas, para Nicotino si fue su "Ultimo Cigarrillo" es el colmo del fumador, "el fumador, fumado" jajjja.
Menos mal que me marido dejo de fumar hace 12 años, sino tendría que practicarle la técnica de Monserrat jajjajja. Yo no fumo!!!
Melmouth sorprendente con esa clase de como ser solidario y amable sin serlo jajjja. Me paso una vez de ayudar a una abuelita que se resbalaba, en un dia lluvioso se enojo y me saco la mano de su brazo con agresividad.... ahora dudo en ayudar a los ancianos!!
Mi marido dejo de fumar gracias a Sandro, un cantante popular argentino, que murió después de sufrir EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) murió después que le hicieron una operación de trasplante de corazón y sus pulmones, era fan de el, y verlo sufrir tanto lo hizo tomar conciencia.
Que lindos todos tus dibujos en especial el de Serendipia esa mujer fumando... y los colores, me encantan!! sabes que Ivan Valencia tiene un aire a Ricky Martin jaja.
Y tu plato es una verdadera Obra de Arte, da pena comerlo :)

Melmouth lei su comentario y mori de risa con sus conjetura de convertirse en cenizas y después volatilizarse por los aires jajjaja genial.
Te mando un fuerte abrazo para vos y Melmouth!!

ricard dijo...

Sin duda el tabaco es malo para la salud.

Por cierto, yo lo dejé de un día para otro, sin ni siquiera acabar el paquete que tenía empezado. Y llevaba años fumando más de un paquete al día.

Saludos.

miquel zueras dijo...

Hola, Gra y muy feliz primavera! Por acá ya estamos recogiendo setas en el bosque.
Nicotino Sinfiltro, el fumador fumado. Moraleja: no fumes.
Hacen muy bien los dos de no fumar, lo sé por experiencia. No sé si el Método Montserrat será muy efectivo.
Eso me pasó cuando quise cederle el asiento a un anciano en el bus. "¿Que yo hice la guerra!" -me dijo.
Por acá piensan poner en los paquetes de tabaco fotos de famosos que murieron por fumar, han empezado por Steve MacQueen.
Pues es verdad lo de Valencia. A mí me sugiere un director de cine de esos del Hollywood clásico con su bigotillo.
Creo que la comida ha de entrar un poco por las ojos ¿verdad?
Melmoth es tan agudo en sus comentarios como en sus relatos.
Abrazos, Gra, de mi parte y Melmoth. ¡Y gracias por visitarme!
Borgo.

Shaun dijo...

Hola, Miquel! Muy buen post, como siempre !!!

Muy buen relato el de Nicotino, yo hace años era fumador social (los fines de semana), pero después ya lo dejé definitivamente. Por cierto, se dice que los vampiros eran alérgicos al tabaco, recuerdo haberlo leído hace muchos años.

Tengo pendiente responderte al mail que me enviaste, te reenvié el anterior mail que se te olvidó contestarme... espero tu respuesta, amigo!

Buen finde... y feliz otoño, Borgo !!!

miquel zueras dijo...

Hola, Ricard! Eso seguro.
Muy bien, sin acupuntura ni parches de nicotina, solo fuerza de voluntad. Antes con Demiurgo hablábamos de la película "Eyes of the Cat" con unos métodos muy radicales para dejar de fumar.
Saludos!
Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Shaun! Bienvenido como siempre.
Puede que los vampiros sean alérgicos al tabaco, en cualquier caso no creo que les guste a los chupasangres una picadura para pipa que vi en México, con aroma de ajo; eso seguro.
Te respondí el mail, aunque últimamente el correo me hace cosas raras. En todo caso estoy preparando uno y con relato incluido.
Muy feliz otoño, Shaun!
Borgo.

Fran dijo...

Que tal Miquel!
Me traía lejanos recuerdos ese relato. Empezó muy niño con el tabaco (eran otros tiempos...) y fume todo lo que tenia que fumar y mas, creo que debí dejarlo hace mas o menos 15 años, de las mejores decisiones que he tomado.
Si bien la receta tiene muy buena pinta los riñones no son santo de mi devoción.
Estupendo ese cartel!!!
Saludos y feliz semana!

miquel zueras dijo...

Hola, Fran! Me alegra verte por aquí.
En mis tiempos hasta los médicos te recibían fumando puros en su consulta. Lo veíamos normal.
Lo entiendo, la casquería o te encanta (como es mi caso) o te repele. Puedes hacer esa receta con albóndigas, con esa salsa queda muy bien.
Gracias, es un cartel para una obra de 15m. microteatro, lo llaman ahora.
Saludos y muy feliz semana!
Borgo.



Shaun dijo...

Miquel! Una vampira fumando puede ser algo sensual... eso sí, hasta que te acercas y le hueles la boca, ahí se acaba toda pizca de sensualidad. Esa pipa de ajo que comentas, no se si sería una buena idea para que la fume una vampira, seguro que le deja un aliento aún más asqueroso y repulsivo.

Espero con ansia tu relato vampírico, a lo mejor yo también me animo a escribir uno, jejeje. Seguimos en contacto, amigo.

Feliz semana. Un abrazo, Borgo.

Josep dijo...

Fumar o no fumar, ésa es la cuestión: el último pitillo lo tengo desde 2010 en un cenicero ya polvoriento que alberga no ceniza pero sí un bic que estará ya desgasado, tres elementos que usaba a diario al regresar por la noche de pasear a mi amigo Llamp, que ya no está.

Un infarto rompió la costumbre y decidí no tocar la reliquia que me recuerda que no debo fumar y que si no fumo no es por falta de tabaco, sino por voluntad propia.

Lo de tu amigo Karl, mira, me hace pensar que igual su esposa es proctóloga....

Un abrazo.

miquel zueras dijo...

Hola de nuevo, Shaun!
Sí que debe ser muy sensual una vampira fumando uno de esos cigarrillos con boquilla como la Audrey Hepburn de "Desayuno con diamantes". Lo del aliento repulsivo está asegurado.
Podríamos intentar escribir uno a cuatro manos ¿porqué no?
Abrazos y muy feliz semana, Shaun!
Borgo.

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Josep?
Pues eso lo pones en un marco y seguro que te lo compran en una galería, como aquella artista Tracey Emin, que vendió su cama -desecha- por 4 millones de dólares. "My Bed" (no se mató para el título) así que te ofrezco el título: cenicero, bic y último cigarrillo.
Podría ser eso, Montserrat aprovecha para traerse trabajo a casa.
Abrazos y un placer que me visites.
Borgo.

ethan dijo...

Muy buenos relatos, ¿te has planteado proponerle a la tabacalera que los imprima en los paquetes de tabaco en lugar de esas horribles imágenes para dejar de fumar?
Abrazos!

miquel zueras dijo...

Hola, Ethan!
Pues ya me gustaría, sobre todo por lo que me pagarían por eso. La verdad es que se pasan un poco mostrando esas laringes gangrenadas. En Estados Unidos exhibieron fotos de famosos muertos por el tabaquismo en las cajetillas, el primero fue Steve MacQueen con el permiso de sus herederos.
Abrazos, Ethan!
Borgo.

Juan El Portoventolero dijo...

¡Doy Gracias a San Lucky Strike que dejé de fumar la nochevieja del 2002! No sé ni el tiempo que hace que no hablo de este asunto. La verdad es que me gustaba y yo era un vicioso cabrÓn:¡¡¡estaba en dos cajetillas diarias de Camel!!! Así que antes de que algún galeno o un alienista me dijera que abandonara el mundo del humo, hice un esfuerzo sobrehumano y lo mandé a la mi.....¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Y ni uno más nunca!!!!!!!
Así que me ha gustado mucho tu relato del callejoncito ¡y el dibujo de la chica! y también el otro de la timba (con miedo, por las costumbres de Montsina -tu viñeta sobre ella también amartela-) Y luego el asunto del psicópata tiquismiquis, también aporta gracejo a todo el conjunto.
Sin embargo, al igual que rompí mi romance con Tabacalera S. A. , no así con el mundo de la casquería ¡¡¡¡la adoro!!! y no me supone desastres en mi apolínea línea, valga la redundancia y aunque en casa no la cocino, es sobre todo en mis escapadas a Madrid donde me pongo morao.
¡ B o r g o, A m i g o . . . .A Por el último trimestre de este sensacional año !...


¡¡¡¡¡¡¡Arabescos con mi chistera portoventolera !!!!!!!!!!! 🍁

miquel zueras dijo...

Hola, Portoventolero! Gracias por echar viento fresco a mi blog.
Nochevieja del 2002! Yo era de los que dejaban de fumar por Año Nuevo pero volvían a recaer por Semana Santa. Dos cajetillas diarias es algo serio (yo nunca pasé de una) esperaba al menos tener una voz cazallosa a lo Lola Gaos.
Me alegra que te haya gustado la entrada. Supongo que tus escapadas a Madrid incluyen una buena ingesta de callos. En el callejón Arco de los cuchilleros, tocando a la Plaza Mayor, hay un bar donde los hacen buenísimos.
¡Saludos, abrazos y hacia el próximo trimestre!
Borgo.

Frodo dijo...

Hola Borgo! Esta vez todos los relatos han sido perturbadores. El del cigarrillo es de terror. El de Karl nos deja pensando si realmente fue un truco astuto o si el mundo es tan extraño que no podemos hacernos a la idea de que un armario danés pueda también tener los pantalones en los tobillos y un dedo barrenador.
Y el de Melmoth, qué decirte (Hola Melmoth!) es una historia para venderle a David Lynch.

Buen cartel "Serendipia". Me gusta como has jugado con las formas y las contraformas. Un cruce entre los estilos de Saul Bass y de Cassandre.
Espero el proyecto marche bien.

Con los riñones sólo me anoto si hay parrillada completa y "pico" uno entre todo el resto

abrazo gigante, querido amigo!

miquel zueras dijo...

Hola, Frodo!
Sí, un poco inquietantes, nos han quedado a Melmoth y a mi un poco como aquella serie "Zona entre dos luces" ¿Se llamaba así en Argentina? Lo del danés me dejó muy impresionado esa noche, te lo aseguro.
Gracias, me alegra que te guste el cartel.
Me gustan también los riñones a la plancha, esos me los como con salsa chimichurri. ¡Qué ricos!
Abrazos, amigo Frodo!
Borgo.

María dijo...

Pues sí que fue su ultimo cigarrillo, él fue fumado jajaja. Muy buen relato.

Yo he sido una fumadora empedernida, casi 2 paquetes diarios, tiraba uno y ya estaba con otro. Hasta que decidí dejarlo por voluntad propia, sin necesidad de métodos, solo concienciandome de que el tabaco mata. De esa manera dejé de fumar. Al principio llevaba en el bolso el tabaco como si fuera un talisman jajaja, me daba miedo deshacerme de ello. Pero solo lo guardaba cerca, no lo fumaba. Luego lo iba alejando y lo guardaba en en cajón. Hasta que me deshice de ello por completo.

Ya de ello muchos años. Sin fumar.

Buen cartel. Enhorabuena.

Y la receta para tener en cuenta.

Un placer visitarte.

Besos.

miquel zueras dijo...

Hola, María!
Me alegra mucho verte por aquí de nuevo.
El fumador fumado. Yo no pasaba de un paquete al día y me ayudó mucho la acupuntura, y eso que me decían todos que no funcionaría. Iba a un consultorio de un especialista tibetano con mucho incienso, y hierbas colgando, parecía la tienda de los Gremlins. Hiciste, no, hicimos bien en dejarlo. Estoy seguro.
Muchas gracias. Un placer que me visites.
Hasta la próxima y besos.
Borgo.

DULCINEA DEL ATLANTICO dijo...

Hola Miquel muy buenas las tres historias
Nicotino convertido en humo
El método Karl para dejar de fumar mejor no imaginar la escena
Melmoth y sus cosas con ese final escalofriante.
La receta de cocina tiene buena pinta
Un gusto pasar por aquí
Un abrazo
Puri

miquel zueras dijo...

¿Qué tal, Dulcinea?!
Gracias, Nico se ha convertido en el fumador fumado, y como humo se fue.
Imaginarme esa escena con Karl me costó perder durante el resto de la noche. ¡Vaya racha!
Melmoth sigue en forma y me alegra que te guste esa receta, los menudillos no son plato de gusto para muchos.
Un gusto que me visites. ¡Muchos besos, Puri!
Borgo.