lunes, 22 de noviembre de 2010

LLAMADAS PERDIDAS


Permítanme que me ponga un poco sentimental: la semana pasada murió mi tío abuelo Joan, un ex oficial del Ejército de la República. Hace años me contó una anécdota de su último día de guerra. La trasladé en viñetas porque me pareció muy visual: un caserón vacío, cortinas agitándose al viento (habían roto todos los cristales de las ventanas)y decenas de teléfonos sonando a la vez. Me pareció muy del estilo de Poe... suponiendo que en tiempos de Poe hubieran teléfonos, claro.
En recuerdo de Joan aquí está el cómic Llamadas perdidas.

26 comentarios:

Fanny Riffel dijo...

Muy bueno el comic.Este tío abuelo,¿era el mismo que comentaste una vez que fue enviado a Leningrado después de la guerra?
En todo caso,que descanse en paz,y qué honor tener esta clase de familiares...Realmente un orgullo.

PEPE CAHIERS dijo...

Buen homenaje a su abuelo. Una casa abandonada y una llamada perdida... que susto.

miquel zueras dijo...

Hola, Fanny. El que fue a Leningrado era su hermano Gerard. La verdad es que entre mi padre y otros parientes tenemos una buena colección de historias de la guerra civil y la mundial. Ya comentaré alguna más en el blog. Saludos y hasta la vista. Borgo.

miquel zueras dijo...

Hola, Cahiers. Pues imagínese que en el momento en que me quedé mirando la casa hubiera sonado un teléfono, eso sí que hubiera sido un buen susto. Quizás usaré un "teléfono fantasma" en algún relato. ¡Saludos!. Borgo.

ethan dijo...

Felicidades por el cómic. Expresivo, con suspense y sentido por el homenaje.
Saludos!

Marcos Callau dijo...

Estupenda manera de homenajear a tu tío abuleo, Miquel. Me ha gustado mucho tu cómic, los dibujos de las viñewtas y el biuen humor del final. Enhorabuena Miquel.

miquel zueras dijo...

Muchas gracias, Ethan. Es de hace unos años, ahora lo hubiera hecho algo diferente pero me alegra de verdad que le haya gustado. Borgo.

miquel zueras dijo...

Gracias, Marcos. He intentado hacer un sincero homenaje. Al menos aquí puedo ir publicando mis cómics que el tema de las viñetas está muy complicado y más para una trama tan personal. Saludos. Borgo.

Licantropunk dijo...

Recibe mi pésame. Ya van quedando pocos de esa generación de combatientes, que no va a quedar en el olvido, ni mucho menos. Para eso estamos los nietos.
Saludos.

miquel zueras dijo...

Saludos, Licantropunk y gracias. Fue una generación fantástica que vivió tiempos durísimos y creo que es justo que hagamos conocer sus experiencias. Borgo.

RAFA V dijo...

Grande, enhorabuena por el cómic!

miquel zueras dijo...

Muchísimas gracias, RAFA V. Saludos y a seguir con tu blog. Borgo.

Quimérico Inquilino dijo...

Mis condolencias por la pérdida de tu tío abuelo. Mi abuelo fue teniente republicano salvado en el último minuto del pelotón de fusilamiento por una orden de ultimísma hora.
Como bien dices una generación que despuès de dar su vida por lo que consideraban justo y legal tuvieron que vivir la dura vida de los que perdieron la guerra.

miquel zueras dijo...

Gracias y saludos, Quimérico. Tu abuelo sí que pasó una horrible experiencia. Tremendo lo de toda una generación que tuvo que llevar el estigma de ser "los vencidos" aunque al menos pueden decir que lucharon por lo que creían justo. Borgo..

Marga dijo...

Me gusta, esas llamadas perdidas pueden resultar una metáfora perfecta de aquella derrota... y me gusta la línea de tu dibujo.

Aquella generación lo tuvo crudo y me causa mucha tristeza que nada les haya resarcido... un abrazo.

joanbcn dijo...

Miquel, un record pel teu oncle-avi. Cuando alguien discute el recuperar la memoria histórica de esas generaciones se me revuelven las tripas...Lastima que hayan llegado tarde y muchos no disfrutarán del reconocimiento en vida.
La imagen del caseron con los telefonos sonando da que pensar. Quien habría al otro lado de los teléfonos? Quizás soldados resistiendo y esperando ordenes, mientras sus jefes se retiraban en coche hacia la frontera?

miquel zueras dijo...

Bienvenida a Borgo, Marga. Sí, lo has captado muy bien, esas llamadas perdidas pueden ser una forma de reflejar la derrota. Llamadas que se pierden y nadie las escucha como esta generación que vivió tiempos tan difíciles. Saludos. Borgo.

miquel zueras dijo...

Saludos, Joan y gracias. Es muy posible que así fuera, llamadas desesperadas de soldados que no sabían que hacer ni a dónde ir y que nadie les escuchaba mientras que sus mandos seguramente estaban ya muy lejos. Bueno, un cómic también puede recuperar algo de esa memoria perdida. Borgo.

Alimaña dijo...

Lo siento por la pérdida, mi abuelo materno falleció cuando yo tenia poco más de 3 años, fue comisario político, desgraciadamente no recuerdo nada de él excepto una imagen borrosa, un leve retazo de la memoria.
Mi madre me decía que para dormirme me contaba sus "batallitas"; muy reales por otra parte, de cuando estuvo en la batalla de Brunete y de cuando estuvo preso por un chivatazo de uno al que creía su amigo. Consuélate porque al menos te quedará el recuerdo, yo tengo el pesar de no recordar a mi querido abuelo

miquel zueras dijo...

Gracias, Alimaña. Joan era en realidad mi tío abuelo (tampoco conocí al mío) pero siempre le llamé "yayo". Por lo que he leído Brunete fue terrible. Hay que recuperar esas historias para que los recuerdos no se los lleve el tiempo como decía el célebre parlamento final de Blade Runner. Borgo.

joanbcn dijo...

"Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad, cerca de la puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir".
Magnifico final de Blade Runner sobre la volatidad de los recuerdos y la memoria.

Alimaña dijo...

Miquel, no soy una persona de lágrima fácil, pero te confieso que precisamente se me escaparon dos lagrimones con el discurso del Rutger Hauer, (mi película favorita de sci-fi) y con tu relato porque me tocó la fibra en lo personal.
Seguiré leyendo tus cosas como fan incondicional.

miquel zueras dijo...

Sí, Joan, es uno de los mejores parlamentos que he visto en el cine. Rutger Hauer cayó luego en una depresión y en los abismos de la sere B. Dijo que ningún momento que había rodado después se podía comparar al de aquella película. Por suerte ahora Hauer se ha convertido en "secundario de lujo" (Batman Beguins, Sin City...) Borgo.

miquel zueras dijo...

Encantado de tenerte por aquí, Alimaña. También se me hizo un nudo en la garganta al volver a leer ese cómic sobre mi tío abuelo, y que gran final para una película tan grande; el dibujante Calpurnio también lo homenajeó en una de sus páginas de "Cuttlas". Saludos. Borgo.

Sr Nocivo dijo...

Permiteme darte el pésame y decirte que este es un bonito homenaje.

miquel zueras dijo...

Gracias, Sr. Nocivo y encantado de verle de nuevo por Borgo. Saludos. Borgo.